Una menor de 16 años que se encontraba retenida en Francia para su casamiento forzoso con un joven mayor de edad ha sido rescatada por la Policía Nacional, con la ayuda de la Policía francesa. La madre de la menor denunció que su hija había desaparecido de su domicilio en compañía de un joven de nacionalidad rumana, mayor de edad, con el que había mantenido una relación a través de las redes sociales.

La menor le comunicó a su madre que se encontraba en el país galo en contra de su voluntad

El joven viajó desde Francia, país en el que residía con su familia, con la intención de sustraer a la menor y llevársela para casarse con ella de acuerdo a sus costumbres familiares y culturales. La menor le comunicó a su madre que se encontraba en el país galo en contra de su voluntad y que estaba atemorizada por las represalias que la familia del joven pudiera tomar contra ella o sus familiares si se negaba al matrimonio o huía.

La madre de la menor viajó a Francia

La investigación se inició cuando la madre de la menor denunció en la Comisaría de Leganés (Madrid) que su hija de 16 años había desaparecido de su domicilio en compañía de un joven de nacionalidad rumana, mayor de edad, que había conocido a través de las redes sociales.

Con las primeras pesquisas, los agentes averiguaron que ambos jóvenes se habían citado el pasado mes de agosto para conocerse en persona, momento que él aprovechó para llevarla con él. Tras pasar una primera noche en un hotel de Benidorm, continuaron el viaje hasta Francia. Una vez cruzada la frontera, la familia del joven contactó de manera telefónica con la madre de la menor en repetidas ocasiones para hablar de la boda de los jóvenes, negándose ésta al ser su hija menor de edad.

Finalmente, la madre de la menor viajó a Francia con el fin de ver a su hija. Tras mantener una conversación con la familia del joven, en la que insistían en el matrimonio de los jóvenes, madre e hija consiguieron verse en privado, y es cuando la menor aprovechó para contarle a su progenitora que estaba en Francia en contra de su voluntad y que su deseo era regresar a España con su familia. Igualmente le explicó que tenía mucho miedo a la reacción de la familia del joven, y a lo que le pudieran hacerle a ella y a su familia si se enterasen de que no quería estar allí.

Orden Europea de Investigación a las autoridades francesas

Cuando la madre regresó a España, relató ante los agentes todo lo sucedido y aportó conversaciones que había mantenido con su hija a través de WhatsApp. En ellas le pedía que no le respondiera ya que no la dejaban hablar con ella y manifestaba su intención de escaparse en cuanto le fuera posible. Además, la menor le facilitó a su madre el lugar donde se encontraba mediante la geolocalización de su teléfono móvil, ya que no conocía la dirección de los lugares donde se encontraba.

En el transcurso de la investigación, se emitió una Orden Europea de Investigación (O.E.I) dirigida a las autoridades francesas para la localización y protección de la menor, así como la identificación de las personas que la tenían retenida. Tras varias gestiones en las que los agentes trabajaron de manera coordinada con la Policía Francesa, la menor fue finalmente localizada en Francia en perfecto estado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − dos =