martes, 27julio, 2021
35.7 C
Seville

Sahara: El Guergarat y la “guerra” unilateral imposible

Bachir Edkhil
Presidente del Instituto Alter Forum de Estudios Saharianos. Al Andalus. (IFAES).
- Publicidad -

análisis

Luis Miguel Salvador García, el histriónico ya exalcalde de Granada, lo peor de la política

Luis Miguel Salvador García el histriónicamente célebre ya exalcalde de Granada, se inició en el mundo de la política a principios de los 90...

El Repaso del 27 de julio: Tribunal de Cuentas, Saracho y la independencia judicial

Como cada día en El Repaso hemos analizado brevemente las noticias de actualidad más destacadas. Aquí te dejamos el video de hoy. Ver esta...

Vox, de feroz partido antisistema a muleta sumisa del PP

El sainetillo que han montado PP y Vox a cuenta de la declaración de persona non grata en Ceuta contra Santiago Abascal va camino...

Teatrillo de PP y Vox tras la declaración de Abascal como ‘persona non grata’ en Ceuta

A Abascal lo han declarado persona non grata en Ceuta. Qué se podía esperar de un señor que acudió a la ciudad autónoma, en...
- Publicidad-

Desde el cese de hostilidades, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, entre Marruecos y el Frente Polisario, el año 1991, por el diferendo del Sahara, ex provincia española, el proceso  de resolución definitivo  se estanca. Se convierte enseguida  en un problema endémico, permanente, en manos de la ONU. Se instala la MINURSO en el AAIUN, con una antena en Tindouf (territorio argelino).  En principio,  la comisión objetiva velar por la paz, y organizar un referéndum bajo los auspicios del organismo internacional para dar fin al complicado y espinoso  conflicto. 

Sin embargo, tan loado propósito tropieza con un problema capital: la imposibilidad de determinar un cuerpo electoral, habilitado, para zanjar el problema a través de las urnas. Lo que descarta   la vía refrendaría como opción de resolución.

¿Qué queda entonces para salir de ese estatus quo? ¿Cómo hallar alguna solución satisfactoria y consensuada entre todas las partes? ¿Una solución que garantice dignidad y estabilidad definitiva en toda la región?

La búsqueda de tan deseada solución, por suerte, sigue vigente. La ONU se mantiene firme en el empeño de hallar  una solución duradera del diferendo. El cual ya dura ya cuarenta y cinco años, con la  consiguiente precariedad de vida en los campos de Tindouf, gestionados, unilateralmente, por la cúpula del Frente Polisario.

- Publicidad-

Cada año, se examina  el problema en las instancias internacionales, y se buscan soluciones, pero siempre se insiste sobre el mantenimiento de  la paz. La vía pacifica es  la menos costosa y la mas viable  y rentable que pueda conducir a una  resolución aceptable por todos, como plantea el Consejo de Seguridad. Negociando se solucionan problemas por muy mayores que sean. Mientras tanto, ha nacido y crecido mucha juventud, desorientada por la no resolución del conflicto, en esencia en  los campos de Tindouf.

Esa juventud se encuentra atrapada en ningún sitio, frustradas  sus  ansias, y pretensiones, enaltecidas por un nacionalismo excluyente, asentado sobre la raíz tribal , argumentado por pequeñas  diferencias folklóricas y otras no muy del todo claras, en esas escuelas del desierto. No se ha educado para  la paz sino para  la guerra, al modo de la vieja usanza. Crecidos bajo el lema “ con el fusil arrebataremos la libertad”, jóvenes siguen pensando en la guerra como la única vía de resolución, debido al empeño de Los ideólogos de ese sistema totalitario en pretender en llegar a una solución solo con la violencia, no pensaron nunca en formar las gentes para vivir en paz  y que aprendan a dialogar en paz por  la paz.

Es triste y doloroso ver jóvenes, casi niños, armados y cubiertos de polvo como si se salen de alguna películas de esas de horror. Esa Juventud es victima de todos y mas de los que la manipulan, los que la utilizan eternamente para conseguir objetivos  muchas veces narcisistas y personales,  en un mundo globalizado y frágil y cada vez mas entremezclado.

Esa estrambótica situación alberga en su seno todo tipo de frustraciones, y semillas de odio por falta de visibilidad de un futuro cierto, y por la manipulación ideológica. Es una bomba que puede estallar en cualquier momento y de difícil cuantificación.

Lo mas duro es la pérdida de la esperanza y el sentimiento de asfixia que produce. Corre los años y no se vislumbra nada palpable que pueda mantener la calma. Perspectivas cerradas y sin medios para sobrevivir en tan precaria situación.

A esa extraña situación se añade la triste y larga espera, la asfixia que se genera allí . Corren los años y una multitud de personas, de todas las edades y procedencias, se encuentra  confinada, en unos campos, rodeados por muros militares argelinos y de intransigencias ideológicas que solo ven la redención en las guerras. Sobre todo por parte de los beneficiados, que siguen enarbolando los mismos discursos de vidas pasadas y de falsos triunfalismos. Siguen en la inopia. Aunque para sus intereses propios si que tienen los pies bien sentados, y mas cuando se examinan sus propiedades y la situación de sus propios hijos. Esos que convirtieron la causa en un fondo de comercio sin igual, están muy cómodos en esa situación, lógicamente. No corren ningún tipo de prisa. Su futuro esta garantizado. Y que el barco se hunda para los demás.

De este modo  la  vitalicia dirección del Frente Polisario, sostenida por los militares argelinos, no se renueva ni en sus métodos, ni evoluciona,  y se mantiene con el mismo  pensamiento de la época de la guerra fría. Sin imaginación aparente. Se encuentra incapacitada para dar respuestas a las demandas de los jóvenes, formados en muchos países del mundo y con ansias de vivir la vida como corresponde. Algunos de ellos viven en la diáspora en el mundo occidental. Y no pueden nunca más volver a las jaimas de siglos pasados. Ya no les convence el viejo discurso armado en otras épocas. Necesitan sus libertades. Y su cota de gestión de sus propios destinos.

Ante lamentable  y deplorable situación, de no guerra, de no paz, el tan  ambicionado y rentable inmovilismo ya no es posible.   Ya no puede mantearse con las  arengas de siempre, ni justificar   sus fracasos en cuantos a resultados tangibles.  Nacen nuevas elites que no quieren perder el futuro. Buscan soluciones y salidas.

La inevitable lucha generacional no se detiene y empieza a dar muchos problemas en esos campos. Algunos de cortes tribales; otros de índole regional, y otros productos de la pésima gestión e injusticias que ocurren a diario. Todo eso desviste lo oculto. La cruda realidad se impone, oculta desde mucho tiempo y justificada por “acciones del enemigo”, y la eterna espera.  Ese enemigo se le echa la culpa de todo. El sueño se desvanece. En su lugar surge el descontento de modo abierto, a tal grado que esa dirección ya no puede controlar la situación en esos campos, amen de la galopante y crecida crisis de identidad.

Y para calmar tal  situación, se echa mano a la violencia como una salida posible al impase, a la apología de la guerra como rescate; al fanatismo obcecado por el rencor y el deseo de ver correr la sangre. La dirección de Rabuni recurre, sin medir con precisión su decisión, de llevar gente supuesta  civil al Gargarat para su bloqueo y cierra del  transito comercial internacional. Se movilizan todos los medios con el fin de la explotación máxima del “ yo tribal” latente, soterrado pero fácil de sacar. Éste “ yo tribal reacciona en manada incluso cuando recibe informaciones contrarias a su forma de pensar”(Gómez de Ágeda,2019). Se olvidan los problemas  y se pide la guerra. Una “guerra” unilateral y desesperada, desaprobada por toda la comunidad internacional, inclusive Argelia, el principal valedor del Polisario.

Ante tan sombría situación, se añaden los efectos de la Resolución 2548 (2020), Adoptada por el Consejo de Seguridad el 30 de octubre de 2020, que subraya la búsqueda de una resolución pacifica y sin condiciones. Aporta una nueva terminología   como reconocimiento a un acercamiento a la nueva realidad. Ya no se habla ni de referéndum,  ni Guergart, etc. Se insiste sobre la Carta de la ONU garante del derecho de las personas primero, a expresarse libremente, y a elegir su propio destino.

La resolución  pide encarecidamente  el cumplimiento del acuerdo de Paz, sobre todo el acuerdo Militar numero 1, con miras a respetar las zonas tampón ( que no son zonas liberadas, como pretende el Polisario); insiste en  permitir el paso de las mercancías y transito de ciudadanos. La ONU da  un paso extraordinario. Rompe con la dicotomía del bueno y el malo. Y la misión de la Minurso se convierte en misión para la paz, y no de celebración de una consulta. Es un salto cualitativo que merece subrayarse.

El Frente Polisario desoye las razones de se creciente malestar y el rechazo a esa vieja dirección y sus métodos. Recurre a la estratagema de encauzar  el descontento popular para alejarlo de los campos. Monta un show en Guergarat, con selfies  inclusive, con el propósito de enardecer y manipular a los más  los jóvenes para la guerra. El entusiasmo  no se deja esperar, propia de una sociedad muy emotiva y pasional y en espera eterna. Se deja atrás la razón y se retorna al mas viejo de los sentimientos humanos: la pasión convertida en nacionalismo.

En  esa acción del Guergarat, el Polisario  pretendía también provocar a Marruecos para que diera un paso en falso que le descalificaría y supondría una ruptura del espiritu  del acuerdo de paz; sin embargo, Marruecos se limita a un trabajo de ingeniería y de seguridad rápido para destaponar el paso. La acción marroquí no la esperaba el Polisario, ni tampoco el mal estar de muchos mauritanos que ven esas medias, de corte de suministro,  hostilidad hacia su pueblo y país. Ante tal estrepitoso fracaso la dirección del movimiento declara una “guerra” unilateral, que tampoco es guerra sin siquiera el beneplácito de su país valedor. Es más guerra de redes que guerra efectiva por el momento.

A nivel internacional  el Polisario van perdiendo vuelo. Ya los países no se rigen por las ideologías pero si por el pragmatismo, garante de sus intereses. Por ejemplo, la republica del Frente Polisario (RASD) se reconocía por 19 países de América Latina, ahora solo quedan cinco. La ultima en renunciar ayer  mismo es Guayana.

Por el lado marroquí, la situación es distinta. Se progresa en un plan preestablecido no solo nacional sino internacional. Las ultimas aperturas de consulados de cerca de 17 consulados en el Aaiún y Dajla, es un reconocimiento inequívoco  del apoyo internacional a la tesis marroquí. Tiene seguro sus consecuencias jurídicas. También es la traducción  de una diplomacia agresiva y objetiva que deja atrás la silla vacía. Emprende el camino de la presencia permanente  basada sobre cooperación mutua. Marruecos, en África,  tiene mas de mil acuerdos bilaterales. Eso no es teoría. Son proyectos tangibles.

A nivel interno, hay saharauis que piensan de otro modo y merecen ser escuchados y respetados. Marruecos tiene mas de 1600 electos saharauis en sus ciudades de origen. Participan en los comicios nacionales. Están representados en el parlamento marroquí. Representa a 73% de los saharauis cuantificados en el ultimo censo llevado acabo por la ONU en 1998. Hay mas tres mil quinientas  asociaciones activas solo en la ciudad del Aaiún. Algunas de ellas son brazos políticos del Polisario. Viajan con pasaportes marroquíes, lo cual sin saberlo corroboran mas la apertura marroquí aunque los amigos del Polisario y sus ‘expertos”  solo ven atropellos  siempre de un lado.

La permisibilidad de Marruecos antes esos grupos demuestra que se puede organizarse, con opiniones diferentes, siempre y cuando no se utiliza la violencia.  Y es una garantía de la diversidad de opiniones. Y un comienzo de una posible convivencia plural. Es posible si no se pierde la oportunidad presente.

En definitiva y a modo de cerrar este articulo, huelga recordar que la  historia del saharaui esta repleta de   muchas guerras, en el pasado, que  casi nunca  arrojaron algún  resultado positivo, se incluyen las guerras y escaramuzas inter tribales, por un pozo de agua o el dominio de pastos, detenidas, por fin,  gracias a la presencia colonial de los “infieles”. Esas guerras han se han saldado siempre con muertes y desolación e inestabilidad. Se que los radicales y los beneficiados de las aguas turbias me tildarán- hace tiempo que lo hacen-  de traidor, “enemigo del pueblo”. Estoy acostumbrado a llevar esos sambenitos de acoso y derribo por pensar de otro modo, o preferir pensar lejos de la manada. Prefiero mi libertad personal  y la asumo, así como mi derecho de opinar y elegir al país que me guste. Asumo, pues, mi traición ante el dogmatismo y el pensamiento único y el robo de ayuda humanitaria etc.

Estoy seguro que el pragmatismo es la única puerta posible que pueda beneficiar no solo a  saharauis,  sino a  todos los pueblos del Magreb.

Nadie necesita una guerra y menos los saharauis. Lo que si se necesita es una paz  duradera y programas que garanticen la dignidad de las personas, de todas las personas, independientemente de sus ideas, con miras a un Magreb Unido de todos, en un grandioso y rico espacio, en el que todos son ganadores. Para eso se necesita una elite muy bien preparada que obra sin perjuicios y con sinceridad. La carencia de una elite responsable  quizás  sea el problema actual mas importante.

No hay dignidad sin paz.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

3 Comentarios

  1. La cosa es sencilla, el Sahara Occidental era una provincia española que fue invadida por un Estado extranjero, y que los distintos gobiernos «democráticos» españoles entregaron a ciudadanos españoles al sátrapa de Marruecos. Esto es simplemente traición a la patria. Es curioso que los «patriotas» de bandera en los balcones y en las muñecas apoyen a los partidos que perpetraron unas de las mayores felonías de la historia de España. Ah! y el viejo borbón llamaba hermano al tirano ladrón y torturador: Hassan II.

  2. Artículo vomitivo sobre el pueblo saharaui y sus derechos reconocidos por la propia ONU. Asqueroso artículo que miente y poner de manifiesto a los joves saharaui y los saharauis en general por tontos y borregos.
    Mis mas deseo que te bajes de tu sillon de cobarde y acomodado y tengas algo de dignidad, respeto y HUMANIDAD

  3. Estâ claro que la direccion del Polisario estâ completamente indiferente ante el sufrimiento de parte del pueblo saharaui. Las moquetas de embajadas y organizaciones internacionales deben gustarles mucho a esos «señores» dirigentes del Polisario. Esto dura desde 45 años, mâs tiempo que el asqueroso Franco!!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La superioridad de Telegram sobre WhatsApp (GUASAP)

Cada vez hay más gente que tiene Telegram, pero lo cierto es que se sigue utilizando con mucha mayor frecuencia el whatsapp, GUASAP como...

Así son las marcas de muebles que triunfan hoy en día

El alto nivel de competencia está presente en todos los sectores. El ámbito del mobiliario lo ejemplifica a la perfección. Aun así, hay algunas...

Derecho a la vivienda

Uno de los compromisos de este gobierno es dar solución a los problemas de acceso a una vivienda digna. Hay demasiadas viviendas que no...

Bilderberg: la peor pandemia (epílogo)

Una declaración en 1991 de David Rockefeller, durante una reunión secreta del Grupo Bilderberg, dice: “Estamos agradecidos con el “Washington Post”, el “New York...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La superioridad de Telegram sobre WhatsApp (GUASAP)

Cada vez hay más gente que tiene Telegram, pero lo cierto es que se sigue utilizando con mucha mayor frecuencia el whatsapp, GUASAP como...

Así son las marcas de muebles que triunfan hoy en día

El alto nivel de competencia está presente en todos los sectores. El ámbito del mobiliario lo ejemplifica a la perfección. Aun así, hay algunas...

Derecho a la vivienda

Uno de los compromisos de este gobierno es dar solución a los problemas de acceso a una vivienda digna. Hay demasiadas viviendas que no...

Bilderberg: la peor pandemia (epílogo)

Una declaración en 1991 de David Rockefeller, durante una reunión secreta del Grupo Bilderberg, dice: “Estamos agradecidos con el “Washington Post”, el “New York...