Mapa autonómico de España. Junto a EE.UU. y Alemania, ejemplos de amplísimas autonomías.

España es un Estado autonómico, esto aunque solo sea a fuerza de oírlo y leerlo lo tiene todo el mundo claro pero… ¿Sabemos qué significa exactamente eso?

Descubre uno charlando de vez en cuando que se conoce menos de lo que podría pensarse, y con razón. Nuestro Estado de las autonomías es complejo y asimétrico. No todas las comunidades son igual de autónomas y hay mucha confusión interesada al respecto. Vamos a hacer una foto con unas pequeñas píldoras para saber qué es un Estado autonómico. Quizás para la próxima cena de navidad o conversación… nos sean de utilidad.

¿Qué es exactamente un Estado autonómico?

Es un Estado que, a través de los mecanismos de toma de decisiones legales, referéndums, votaciones en el Congreso etc. que tienen en ese Estado y que suelen estar descritos en las constituciones, ha decidido que, en vez de tener todo el poder de toma de decisiones y de ejecución de estas en manos de un único gobierno, lo va a repartir entre partes más pequeñas de su Estado.

Esas partes son autónomas, tienen autonomía para hacer cosas por su cuenta. En España esto es así y esas partes más pequeñas se llaman Comunidades Autónomas. (CC.AA.) porque son precisamente eso, autónomas, para decidir y hacer algunas cosas.

¿Hay más Estados “autonómicos” en el mundo?

Sí, muchísimos, aunque no se usa necesariamente ese nombre. En España es ese por la palabra “autonomía” pero en cada país se le pone su propio nombre. Hay muchos Estados que han decidido, por los motivos más variopintos que se pueda uno imaginar, que iban a repartir el poder en vez de dejarlo en unas únicas manos.

Un ejemplo importante es los Estados Unidos de América. En ese país existe el gobierno Federal central que actualmente preside Donald Trump, y luego los estados como California, Florida o Nevada. Otro caso, aquí más cerca, es el de Alemania, que tiene su gobierno Federal central presidido por Angela Merkel y luego los Länders, que es como se llama allí al equivalente de nuestras comunidades autónomas.

¿Y los hay que no lo son?

Sí, también, hay muchísimos que en vez de decidir esa des-centralización… decidieron lo contrario, pero en todos los países hay ciertos niveles de descentralización, en casi ningún sitio (salvo alguna aberrante dictadura) el poder esta totalmente concentrado en un único gobierno. Obviamente, cada cual decide dónde pone la línea y, dependiendo de dónde caiga esta, se puede decir que es un Estado descentralizado o centralizado.

Un ejemplo cercano de país muy centralista es Francia. Más adelante lo usaré de ejemplo.

Entonces, ¿las autonomías lo deciden todo y el gobierno central nada?

No. Obviamente no.

Cada parte de ese poder total que se decide descentralizar se llama “competencia”, es decir, quién es –según la ley en ese país y esas decisiones de las que hablamos antes– competente para decidir sobre ese tema, o sea, a quién le compete hacerlo.

Las competencias son TODO lo que un gobierno debe de hacer. Todas y cada una de las materias sobre la que deben de tomar una decisión. Por ejemplo, tener o no un ejército y dotarlo de muchos aviones de combate o pocos. Tener más o menos colegios y si van a ser muy buenos y caros o lo contrario. Tener una sanidad pública muy potente o que sea mejor privada. Recaudar un porcentaje mayor o menor de impuestos y a quiénes recaudárselo.

Todos los gobiernos del mundo tienen básicamente las mismas competencias, porque en casi todos los lados la vida se organiza de manera parecida y los problemas son los mismos. Por tanto, las cosas sobre las que tiene que decidir un Estado son las mismas.

Obvio que no es la misma cosa lidiar conque en Finlandia las carreteras se cubran de nieve a que en Madagascar los lémures invadan las calzadas… pero la competencia “Hacer que se pueda circular bien por las carreteras” es común.

No en todos los países, se re-parten igual esas competencias. Son paquetes de cosas y en cada país se ha decidido cuáles se reparten, cuáles no, o si hacer trozos aún más pequeños y distribuirlos de esta o aquella manera.  

Si los paquetes que se reparten son muchos y muy importantes, estamos ante un país descentralizado (España, EE.UU., Alemania); si son pocos o no demasiado importantes, es un país centralizado (Francia).

España es un país muy descentralizado porque a esas partes mas pequeñas del Estado se les han dado muchos paquetes de los que hablamos. Es decir, las comunidades AUTÓNOMAS tienen muchas COMPETENCIAS.

En el caso de España, entonces, ¿que competencias tiene cada cual?

No todas las comunidades tienen las mismas competencias. Hay diferencias entre unas y otras. Pero hay algunas que están descentralizadas en todas las comunidades y que se pueden reseñar por su importancia.

En España, algunos de esos paquetes repartidos son por ejemplo la Sanidad y la Educación, por citar dos extremadamente importantes. Es decir, cada CC.AA. decide de forma totalmente autónoma (o prácticamente) cómo se gasta el dinero que tiene para estas materias y qué se hace en su territorio. Cada cual decide si quiere hospitales públicos o los quiere privados. Si quiere clases de 40 alumnos o de 20. Si quiere invertir más y darle más importancia a la educación primaria, a la universitaria, o a la formación profesional. Y así casi todo cuanto tiene que ver con esas competencias.

Y también hay otras competencias que en España tiene el gobierno central. Paquetes que no se han repartido. Por ejemplo, la defensa del país. Tener o no un ejército y que este sea así o asá. Eso no compete a ninguna C.A. Tampoco la política migratoria, ni la administración de justicia, ni la red nacional de ferrocarriles y carreteras (Sin embargo, los trenes y carreteras dentro de una comunidad autonoma si son competencia de dicha comunidad) Ni tampoco y, sobre todo, la hacienda. Es decir, cuantos impuestos se ponen, a quienes, y como recaudarlos.

Y ojo con esto, por que en realidad en España no hay una unica hacienda. Hay cinco. Si, como suena, una de ellas la central. Aquí esta parte de la cabeza del leon de nuestro sistema. Este es como casi siempre, el quid de la cuestión, el dinero. Esta es una de las asimetrias de nuestro sistema autonomico. Por que la hacienda esta centralizada solo en parte, en algunos sitios si y en otros no. Y en donde no, no es una unica forma sino tambien de forma diferente según la comunidad. Es decir, todo con muchos asteriscos y salvedades. Pero de eso hablaremos en otro momento.

Otro día hablaremos de cómo y quién recauda el dinero que hace falta para llevar a cabo todas esas competencias. Y por que España tiene un modelo asimétrico y no todas las CC.AA. son iguales. Y también explicaré por ha acabado siendo así en nuestro caso particular. Si no conocemos esto, no conocemos nada.

Esta es una mínima foto inicial, que tengo intención de ampliar en sucesivos artículos, sobre qué es eso del Estado de las autonomías en España.

Somos un Estado que ha decidido trocear decisiones muy importantes que alguien ha de tomar y repartirlas entre partes más pequeñas de este país. (las Comunidades autónomas en España, los Estados en EE.UU. o los Länders en Alemania). Modelo distinto al de países como Francia donde, en comparación, los paquetes que se reparten son pocos y pequeños.

Cada país elige su modelo y son todos diferentes. Ninguno está grabado en piedra y las constituciones y leyes de cada país dicen cómo puede cambiarse.

Se dice de España, y con razón, que es un Estado muy descentralizado porque la cantidad de paquetes que lleva cada CC.AA. –y la importancia de estos– es mucha.

Los Estados descentralizados son enormemente complejos y están compuestos por miles de aspectos distintos. No existe un único modelo en el mundo. No hay dos iguales, de hecho. Y no son per se ni malos ni buenos. Depende de pequeños aspectos de cada sistema que hacen que a la postre funcionen bien o funcionen mal. O mejor dicho, provoquen unos efectos u otros. Porque lo de bien o mal dependerá de a quién se le pregunte y a quién le vaya bien con ese modelo o le vaya mal.

Sobre lo que creo yo humildemente que hay que pensar en España no es si queremos o no un Estado de las autonomías con paquetes descentralizados, sino definir cuáles sí, cuáles no o en qué medida. Porque el debate autonomía si-autonomía no es una estupidez. Todos los países del mundo tienen parte de su poder descentralizado. Lo que hay que ver es qué sí, qué no, y cuánto de cada.

Pero para pensar en eso, primero hay que hacer la foto para ver de que hablamos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Artículo muy interesante, pues a ver si me entero de una vez de por qué los español@s somos distint@s según en donde vivamos, a parte del nivel económico que tengamos!!.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre