Durante el fin de semana el viento ha mantenido en alerta a gran parte de España. En Madrid, varios árboles han sido derribados a causa de las fuertes rachas de viento. El temporal provocó que uno de los árboles cayera el sábado en el parque del Retiro causando la muerte de un niño de cuatro años. Este trágico acontecimiento, pone de manifiesto la necesidad de tratar el asunto, analizar las acciones que se pusieron en práctica y tomar medidas para que se convierta en un caso aislado. Por ello, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, y el concejal del distrito de Retiro y delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, se muestran abiertos a revisar el protocolo en caso de emergencia meteorológica de 2016 de actuación en El Retiro.

En una rueda de prensa junto a la la directora general de Gestión de Agua y Zonas Verdes, Beatriz García, se han reunido para hacer balance de la situación del Retiro y del arbolado de la ciudad. Cabe destacar que Madrid es la primera ciudad europea y la segunda del mundo después de Tokio con más árboles en la ciudad, ya que más del 55% de sus calles están arboladas. 

«No descartamos ninguna posibilidad. Estamos hablando ya con técnicos, profesionales y trabajadores», ha asegurado Sabanés, en relación a la revisión del protocolo. «No estamos cerrados en absoluto, sino todo lo contrario. Estamos abiertos a las alternativas que ofrezcan profesionales y técnicos».Una modificación y un protocolo intensificado significará el cierre de más parques así como medidas más drásticas, según ha destacado la delegada de Medio Ambiente. A lo largo de su intervención, se ha mostrado decidida a tomar las medidas que se consideren necesarias.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre