Cerca de 200 pasajeros, la mayoría españoles, permanecieron atrapados ayer en un avión de Ryanair durante más de seis horas debido, aparentemente, a las malas condiciones meteorológicas. La aerolínea, una vez pudieron salir del avión los pasajeros, sobrepasada, no supo gestionar la situación y fueron los propios afectados los que tuvieron que buscarse alojamiento. Se espera que puedan regresar a España a lo largo de la mañana de hoy.

El vuelo FR2767, que conectaba Praga con Madrid, iba a despegar a las 8.30 horas, pero se quedó en tierra. El embarque ya se retrasó hasta después de las doce del mediodía y, la aerolínea irlandesa retuvo a los pasajeros en el interior del aparato, sin comida ni bebida, alrededor de seis horas antes de comunicar la cancelación del vuelo a primera hora de la noche.

Una pesadilla fue lo que vivieron los casi 200 pasajeros durante horas en la aeronave. Por las publicaciones del periodista Argimiro Pérez, pasajero atrapado, en la red social Twitter, hemos conocido lo terribles momentos que han pasado. Ataques de ansiedad, escenas de nerviosismo y a la vista está, una nefasta gestión por parte de Ryanair que ha provocado que los viajeros han tenido que gestionar ellos mismos el hotel para pasar la noche después del encierro.

Un empleado de la empresa que Ryanair subcontrata los servicios en el aeropuerto internacional Vaclav Havel, se justificaba afirmando que habían sido muchos los vuelos cancelados y se encontraban sin capacidad para encontrar alojamiento para todos los pasajeros afectados y aseveraba que los hoteles de Praga estaban llenos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre