Esquerra Republicana consolida hoy su abstención para mantener la prórroga del Estado de Alarma. Han recibido por ello duras críticas desde el independentismo catalán, después de haber votado en contra en la última prórroga.

En el discurso de hoy de Gabriel Rufián, portavoz de ERC, ha comenzado dirigiéndose a Santiago Abasca, criticándole por su postura respecto al ingreso mínimo vital. Concretamente le ha afeado sus críticas cuando él ha estado cobrando «de un chiringuito» mantenido por el Partido Popular. A continuación ha hecho referencia al «orgullo del 8 M».

Apoyo a los trabajadores de Nissan

«Ahora mismo hay centenares de trabajadores de la Nissan en Cataluña luchando por sus puestos de trabajo». Desde la tribuna Rufián ha pedido ayudas para estos trabajadores: «Futuro para Nissan ya».

«ERC ganó las elecciones generales«

Rufián ha sacado pecho por los resultados obtenidos en las últimas elecciones generales. «ERC tiene 13 diputados y los va a utilizar, le pese a quien le pese». Ha afirmado. «No somos los criados de nadie. Nuestro único amo es el pueblo trabajador de Cataluña. Y a éste sólo le sirven los hechos, no la magia. Si el político se dedica a interpretar la realidad, está bien que viva en la realidad. Es lo que nosotros hacemos. La superchería, para los brujos».

«ERC puso su fuerza parlamentaria al servicio de la gente y de la investidura hace un año, y el resultado fue la mesa de diálogo». «ERC apuesta ahora su fuerza parlamentaria y negociadora al servicio de la democracia y de la gente. En este sentido ha repasado las medidas sociales, la retirada del ejército en la pandemia». Y hoy, concretamente, ha puesto en valor la gestión territorializada de los fondos europeos.

Ha subrayado el compromiso de crear un nuevo marco legal de gestión ante futuros rebrotes «para no volver a repetir los abusos y restricciones, así como la recentralización que supone la actual ley orgánica de Estado de Alarma y la ley de salud pública». En este sentido ha señalado el contenido del pacto al que ha llegado con el gobierno.

Explicación de los votos de ERC

ERC, según Rufián, ha estado cada vez que el Gobierno ha querido trabajar para la gente. «Y si alguna vez no ha estado, y no ha estado por dos veces, ha sido porque ERC no es socio del Gobierno, ni del PSOE, ni de Unidas Podemos. Es socio del diálogo, de la política y de la gente. Y cuando estas no están en el centro de la toma de decisiones, simplemente ERC tampoco está». Así ha explicado por qué han cambiado sus votaciones en los últimos tiempos.

Jordi Pujol: ni independentista ni de izquierdas

Rufián ha querido dejar claro que nada tienen que ver con Jordi Pujol. Por ello ha señalado que no era independentista, ni de izquierdas y que además, invistió a Aznar. Un mensaje para aquellos españoles que no tienen clara la realidad de los distintos grupos políticos catalanes.

Críticas por los pactos con Ciudadanos

El mensaje iba dirigido principalmente a Unidas Podemos, pero también al PSOE: «dime con quién pactas y te diré qué pactas». En este sentido ha puesto en valor sus diputados republicanos frente a los diputados de Ciudadanos.

Ha puesto como actor fundamental a ERC en la mesa de diálogo con el gobierno, y «quien crea que la mesa va de indepes o de catalanes» se equivoca. La diferencia entre la pervivencia o la muerte de esa mesa, según ha señalado, es fomentar o atajar un odio «que llega un día y pervive por generaciones». «Nos jugamos que ganen los que pican cacerolas o los que llenan cacerolas. Que haya más manifestaciones de coches de gama alta y conciencia baja, o gente aplaudiendo en los ambulatorios. Nos jugamos la democracia». Ha afirmado.

«Hace 24 horas, entrevista en la SER al ministro de Consumo, Señor Garzón». Así ha abierto la crítica frontal a Alberto Garzón sobre sus comentarios positivos sobre los pactos con Ciudadanos sobre las reformas anunciadas. Rufián se ha mostrado indignado y ha repasado puntos que han sido abordados en gobiernos como el de Madrid o Andalucía, preguntándose cuáles de ellas van a pactarse. Un dardo lanzado directamente a Jaume Asens, presente en el hemiciclo, que miraba su movil mientras Rufián hablaba.

«Si no nos ayudan a apartar al PSOE de Ciudadanos, si ahora callan como han hecho tantas otras veces, las consecuencias las pagaremos todos y todas», ha afirmado señalando a Unidas Podemos. Y se ha preguntado cuánto durarían las medidas sociales abordadas en beneficio de las clases populares si Ciudadanos entra en la ecuación. «Ciudadanos es Vox en la fase uno. Y Arrimadas es Rosa Díaz en la fase dos».

A Ciudadanos les ha explicado que ERC está tranquila, que son ellos los que deberían estar nerviosos por tener que explicar las afirmaciones falsas que han hecho las últimas semanas. «Los que se tienen que explicar son ustedes, no nosotros».

Todas las derechas, son como el peor casero del mundo

«Se creen que los países son suyos y cuando no gobierna quien les gusta, lo intentan desahuciar a patadas. Es lo que está pasando ahora. De las izquierdas depende que la retórica golpista de la derecha sea algo más que retórica». Y ha recordado a Jesús Gil haciendo política desde un jacuzzi, señalando que «nos hacía gracia» en tonces. Algo que ahora se ha trasladado a la tribuna del Congreso de los Diputados.

«No es casual, y a eso nos enfrentamos. Quien crea que la deslealtad de la derecha se perseguirá en los libros de historia, se equivoca. Aquí solo importa quién gana. Y en este mundo, con la mentira ganan ellos. Solamente un fascista se siente amenazado ante el antifascismo. Y elige a sabiendas la mentira». Ha terminado haciendo una pregunta al gobierno: «ustedes tienen el gobierno, pero ¿tienen el poder?». Rufián cree que no. Y que todo ha de pasar por soberanías consensuadas y alianza antifascista.

«No hay mejor antifascismo que el que se hace en el BOE». Esta ha sido su última frase para terminar su discurso.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre