La líder de Vox, Rocío Monasterio, resulta ser el ángel negro caído de Vox. Como ya informamos en Diario16, Monasterio utilizó un falso visado del Colegio de Aparejadores en los planos de la obra de un loft de 2005, pero el expediente municipal del caso, al que ha tenido acceso el diario El País, revela ahora que continuó usando ese sello en más trámites hasta 2016 por lo que no habría prescrito un presunto delito de falsificación en documento público, que caduca a los cinco años.

Monasterio, que firmó como arquitecta de 2002 a 2009 sin tener el título, tramitó planos con un visado falso en una petición de licencia que presentó en el Ayuntamiento en julio de 2016. El loft es el del presentador Arturo Valls, que interpuso una demanda contra la líder madrileña de la formación de ultraderecha Vox.

La obra, sin licencia, convirtió el local en vivienda, una práctica que se repite en algunos de los once casos de irregularidades urbanísticas practicados por la líder de Vox e Iván Espinosa de los Monteros.

Más Madrid ya ha anunciado que denunciará este viernes ante Fiscalía de Madrid a la diputada autonómica y líder de Vox en la Comunidad, por un presunto delito de falsedad en documento público.

La denuncia contra Rocío Monasterio la presentan los concejales de Más Madrid Marta Higueras, Rita Maestre y José Manuel Calvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here