El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dado calabazas al negarse a reunirse una vez más con el presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la Moncloa, Pedro Sánchez.

La argumentación de Rivera es que ya ha dejado claro que la formación naranja no facilitará su investidura.

Así lo han indicado fuentes de Cs, que han precisado que Moncloa solicitó la semana pasada una «reunión discreta» con Rivera, pero este la rechazó. En cambio, el líder del PP, Pablo Casado, sí aceptó y se ha visto con Sánchez, al que ha reiterado que su partido no votará a favor de su investidura ni se abstendrá.

Sin nuevo encuentro

El presidente de Ciudadanos, por su parte, considera que no es necesario un nuevo encuentro con el candidato socialista después de los que mantuvieron el pasado 7 de mayo en la Moncloa y el 11 de junio en el Congreso.

Según ha señalado Ciudadanos, Rivera le dijo en ambas ocasiones que «los electores han querido» que el partido naranja esté en la oposición, una oposición «seria, firme y constructiva», y este mismo mensaje fue el que transmitió al Rey Felipe VI cuando fue convocado al Palacio de la Zarzuela en el marco de la ronda de consultas con los partidos para la investidura.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorJavier Nart, otra baja en el equipo de Rivera
Artículo siguienteRota y confundida resiste, mortal, nuestra derecha franquista
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =