El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, pide la dimisión de Rosa María Mateo y olvida, sin rubor, la manipulación de TVE en la etapa del PP.

Es evidente, para cualquier espectador de TVE, que no es lo mismo quien esté al frente del Ente público y, algo en lo que una gran mayoría coincide es que en la época de José Luis Rodríguez Zapatero la manipulación era nula y todos los españoles disfrutábamos de una televisión plural y libre.

Luego vino el Partido Popular y, en poco tiempo, la televisión pública quedó en manos de Rajoy y adláteres convirtiendo lo que debería ser una cadena al servicio de los españoles, en un panfleto publicitario de la más rancia derecha española. Tanto es así que los índices de audiencia bajaron enteros y, a día de hoy, todavía cuesta recuperar la confianza del televidente.

Durante la etapa del PP en el Gobierno y, por tanto, al frente de TVE, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no hizo crítica alguna a la dirección ni sobre los contenidos, ahora, el presidente de la formación naranja, habiendo callado verdaderas barbaridades en la etapa de Rajoy, carga contra Rosa María Mateo, actual presidenta de TVE, y pide su dimisión porque, a su juicio, «RTVE se ha convertido en Telesánchez«.

Así, Albert Rivera, en una entrevista ofrecida por “Los Desayunos de TVE”, acudió a con la carta que RTVE le envió a él y al resto de candidatos para el 10-N convocándoles para el debate electoral en la cadena pública. Con la misiva en la mano, enseñándola a la cámara, el líder de Ciudadanos ha pedido que dimita «el responsable» de mandar esa carta el 16 de septiembre, antes de que se conociera que habría elecciones. La responsable máxima de este servicio público es su presidenta, Rosa María Mateo.

«Esto es una carta que nos enviaron de la tele pública convocándonos a un debate electoral. Fíjese si Sánchez quería elecciones que RTVE nos convocó a un debate cuando quedaba una semana para desbloquear el país», afirmó Rivera.

Xabier Fortes, presentador del programa, ha explicado que el envío de la carta responde a la necesidad de cumplir los plazos exigidos para poder convocar el debate, igual que sucede con el decorado.

Pero Rivera ha seguido insistiendo en la denuncia de que “nos convocan a un debate cuando falta una semana para desbloquear el país”. Sin embargo, el dirigente ha querido pasar página señalando que “más allá de eso, propuse una solución y fuimos a elecciones”, trasladando así la responsabilidad al presidente en funciones, Pedro Sánchez.

El líder de Ciudadanos ha garantizado que si gana las elecciones se compromete a llamar a Pablo Casado para formar gobierno y a Sánchez para alcanzar un pacto. En cambio, si no gana, pide “un compromiso para no bloquear España”. Y es que, “por mucho que me critiquen, tiene que haber un pacto encima de la mesa en el que la oposición tiene que tener un papel fundamental”, ha dicho.

Albert Rivera también ha animado a sus oponentes a “decir públicamente que si no ganan, desde la oposición, dejarán gobernar, como lo digo yo hoy aquí”. Y ha justificado el hecho de que ahora esté dispuesto a permitir un gobierno de Sánchez por que “España tiene un problema nuevo que se llama bloqueo” y sigue pensando que “tiene que haber un compromiso a que quien gane las elecciones forme gobierno y que la oposición no bloquee España”, concluyó.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre