El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha recibido al líder del Ciudadanos Albert Rivera, en una entrevista de menos de una hora y sin que el presidente del Gobierno le haya concedido la sala grande para ofrecer la rueda de prensa, como sí ocurrió ayer con el líder de la oposición y del PP, Pablo Casado. Toda ha transcurrido tono tenso, donde Rivera se ha autoproclamado jefe de la oposición y ha ofrecido a sus senadores a Sánchez para aplicar el 155.

Niega cualquier posibilidad de puntos de encuentro para la próxima legislatura

Ambos líderes políticos han estado reunidos algo más de media hora, para reconocer que el posible entendimiento es improbable. El líder de la formación naranja le ha ofrecido a Pedro Sánchez los senadores de su partido y los 57 escaños en el Congreso para que ponga en marcha el 155 en Cataluña, “he ofrecido a Sánchez los 47 escaños de Ciudadanos y senadores para aplicar el 155 en Cataluña si es necesario”, ha dicho, sabiendo que es imposible.

El presidente ha negado a Rivera el trato de líder de la oposición, y a pesar de ello el presidente de Ciudadanos ha comenzado su intervención afirmando que liderará “la oposición al gobierno que se va a formar con Unidas Podemos. Seremos una oposición que proteja a los españoles”.

Rivera le ha propuesto a Pedro Sánchez varios acuerdos concretos, en cuatro materias; “sobre educación, despoblación, inmigración y lucha contra el terrorismo”, ha señalado en la rueda posterior al breve encuentro en la Moncloa. También se ha prestado a garantizar a los españoles su protección y “proteger la Constitución”, ha señalado en su tono irónico habitual.

A pesar del tono bronco de la reunión, Albert Rivera ha ofrecido a los socialistas sus escaños si es “para aplicar la Constitución”.

Se ha prestado a garantizar a los españoles su protección y “proteger la Constitución”

En la reunión se han tratado sobre impuestos, C’s propone bajarlos, y sobre inmigración. Rivera ha propuesto una migración ágil y la lucha contra las mafias de personas, sobre todo en el Estrecho.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, consideró esta mañana un “chiste” la invitación que le ha hecho el presidente del PP, Pablo Casado, para abstenerse a la investidura de Pedro Sánchez y así evitar que el Gobierno dependa de los apoyos de formaciones independentistas.

“Es un chiste, que dice Casado que él no, pero nosotros… Está encantado de volver al bipartidismo. Pero estamos en 2019 y los españoles han decidido que hay cinco partidos y han decidido que el PP se hunda”, ha afirmado Rivera en un desayuno informativo antes de la reunión en La Moncloa con el presidente en funciones, Pedro Sánchez.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre