El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, hará un pequeño alto en el camino en su motorizada campaña electoral para acudir este miércoles a la sede de la Fiscalía General del Estado e instar al Ministerio Público a que actúe de oficio tres días después de los altercados que se produjeron este domingo 14 de abril en la localidad guipuzcoana de Rentería durante un mitin en el que también estuvieron presentes, junto a Rivera, la candidata de Ciudadanos al Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundua, y el filósofo Fernando Savater.

“Se me ocurren unas cuantas caras, insultos y amenazas que son constitutivas de delito”, ha apuntado el líder de Ciudadanos respecto al clima de tensión que se produjo en esta localidad gobernada por EH Bildu, donde los agentes de la Ertzaintza tuvieron que escoltar tanto a los participantes en el mitin electoral como a los periodistas.

Rivera acusa directamente a los “cuarenta años de nacionalismo en el País Vasco” por haber “dado alas” a los ciudadanos que protestaban por la presencia de los miembros de Ciudadanos en la localidad guipuzcoana.

La plaza donde se celebró el acto electoral estaba adornada con grandes lazos amarillos y también con ikurriñas y esteladas. Los congregados alrededor de los centenares de militantes que acudieron al mitin con banderas del partido naranja, de España y de Europa increparon a los organizadores del mitin con gritos de “fascistas” y otros insultos, además de una sonora cacerolada. También corearon gritos a favor del acercamiento de presos. En el video subido por Rivera a Twitter durante la llegada al acto, se puede oír al líder de Ciudadanos llamar “cobardes” a los manifestantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here