En el año 1989 nace el Sistema Antivibratorio de Núcleo Elástico (SANE), ¿qué significó para el mercado del pádel ese cambio?

Significó algo tan importante como que a los pocos años todas las palas de pádel, una vez que los jugadores comprobaron que este sistema iba perfectamente bien, pasaron a jugar con esta innovación con la que se compite en la actualidad. El 100% de las palas tienen el Sistema Antivibratorio de Núcleo Elástico (SANE). En resumen, las palas pasaron de ser totalmente rígidas a tener un marco rígido y un núcleo elástico.

 

¿Cómo llegaron a pensar en ese cambio, cómo se les ocurrió?

En realidad, como un símil de otros deportes de raqueta, en los que se busca elasticidad, ya sea tenis, bádminton o squash. Es verdad que la pala era un elemento sin cuerdas, pero pensábamos que sí se podía conseguir esa flexibilidad. Y dado que no era un deporte de frontón sino con una red de por medio, sentimos que podía ser muy lógico.

 

¿Fue difícil convencer al mercado del pádel de lo importante de esta innovación?

Sí, fue difícil sobre todo en los primeros años, en 1990, 91 o 92. Éramos los únicos que teníamos este sistema y teníamos que competir contra todas las marcas que no lo tenían, y que venían fabricando con los materiales tradicionales. Pero poco a poco fuimos convenciendo a la gente. Además, las primeras palas de goma no eran ni mucho menos tan buenas como las que vemos actualmente. Inclusive, luego se fue perfeccionando. Con la llegada de la goma se mejoró la potencia en los golpes de pequeño recorrido, se logró bajar el peso de las palas y se redujo por supuesto la vibración que llegaba al brazo, sintiendo una menor carga y haciendo más cómodo el deporte del pádel. Se mejoró considerablemente el producto, sobre todo a nivel de salud y de jugabilidad. Fue un hito clave en la historia de este deporte.

 

A nivel de juego, ¿cómo cambia el pádel con este desarrollo tecnológico?

Quizá lo más extraño de todo era no sentir tanto ruido, como sucedía con las palas de madera. También los jugadores, poco a poco, se fueron acostumbrando a que los golpes fueran más sutiles y con más precisión y control. Además los pesos de los distintos modelos fueron bajando de una media de 430 gramos hasta llegar al día de hoy de 360 gramos.

 

Ahora la innovación y la llegada de la goma al pádel cumple 30 años, ¿cómo lo van a celebrar desde Sane?

Lo vamos a celebrar con un torneo internacional muy importante que se disputará en varias fases, y en España y América. También con la salida de unos modelos retro con el diseño de las que fueron las primeras palas de goma, la Sane Magic. Se va a respetar la misma tipografía y logo, pero lógicamente con el perfil de 38 milímetros con el que se juega hoy día, y no el de 11 milímetros que se lanzó en aquella época.

 

Como jugador profesional que fuiste, ¿qué anécdotas recuerdas de tu tiempo en una pista?

He jugado con algunos de esos jugadores World Padel Tour, sí. Como anécdota graciosa puedo contar que alguna vez fui compañero de Fernando Belasteguín en algún torneo internacional, o que alguna vez gané a Sanyo Gutiérrez… aunque Sanyo tenía entonces 14 años… pero le gané (risas). Y lo cierto es que jugar con Bela también fue fruto de la casualidad: su compañero no pudo viajar a Brasil y yo estaba allí para sustituirlo y hacer de su pareja. Otra anécdota curiosa la comentaba el otro día con Cristian Gutiérrez, de Siux. La primera vez que le envié una pala porque empezó a jugar con Sane, era el modelo que ya usaba Gabriel Reca que era un jugador mayor que él y que estaba en un gran momento. Cuando le envié la paleta, ésta llevaba la firma de Gabriel Reca, y claro, Cristian que ya empezaba a ser un jugador importante no te puedo decir aquí todo lo que me dijo… Se agarró un buen enfado.

 

¿Por dónde pasa el futuro del pádel? ¿Será definitivamente internacional?

El pádel ya camina solo. Lo que hay que hacer ahora es cuidarlo para que crezca sano. Y sí, el escenario internacional es clave. Pero hay que cuidar al jugador amateur y al profesional. Cada vez debe abarcar más países y hacerse mayor. La globalización y la facilidad con las actuales redes de comunicación seguro que le va a hacer mucho bien a este deporte.

 

Sane tiene una muy buena relación con el grupo líder en distribución de pádel, Padel Nuestro, y ahora están trabajando en un nuevo proyecto juntos. ¿Qué nos puede avanzar?

Por suerte, nosotros siempre hemos sido fábrica y tenemos factoría tanto en Argentina como en España (donde se encuentra nuestra Sane Factory). Venimos trabajando con Padelnuestro desde hace casi un año, fabricando varios de los modelos que ellos comercializan, y además tenemos la distribución en exclusiva de varias de sus marcas en Sudamérica. Ahora lo que se viene es llevar Padelnuestro como Web a Sudamérica, y contribuir a la expansión que está viviendo esa compañía que, como dices, es líder en distribución de pádel en toda Europa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 11 =