Felipe VI mantiene la vigencia del título nobiliario creado por su padre días después de fallecer el dictador.

La nieta del dictador Francisco Franco, Carmen Martínez-Bordiú Franco, es oficialmente desde este mismo miércoles 4 de julio duquesa de Franco, con Grandeza de España, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE). Nadie ha puesto impedimento alguno para que el título nobiliario que otorga el Rey siga plenamente vigente tras el fallecimiento de la que lo ostentaba hasta el pasado diciembre, Carmen Franco Polo, hija única del hombre que dirigió el destino de este país durante casi cuatro décadas tras una cruenta guerra civil.

El ex ministro Rafael Catalá firmó la concesión el día de la moción de censura de Pedro Sánchez

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), tras pedir la intermediación del Defensor del Pueblo por lo que considera un reconocimiento “intolerable” desde “cualquier punto de vista democrático”, mantiene una denuncia en la Fiscalía General del Estado tras comprobar que la nieta del dictador había ejercido el pasado marzo su derecho a optar a la sucesión de este título nobiliario en vigor y creado por Juan Carlos I en noviembre de 1975 “en atención a las excepcionales circunstancias y merecimientos” que concurrían apenas seis días después del fallecimiento de Franco. Hasta este momento, la Corona de España no ha realizado ningún movimiento para que el título nobiliario deje de tener vigencia.

El mismo día que se debatía la moción de censura en el Congreso de los Diputados, el 31 de mayo pasado, el ex ministro de Justicia Rafael Catalá firmaba la disposición en la que se expide la Real Carta de Secesión del título de Duque de Franco, de conformidad con lo previsto en el Real Decreto del 27 de mayo de 1912, “previo pago del impuesto correspondiente”.

La hija mayor de la recientemente fallecida hija del dictador solicitó la sucesión del título de Duque de Franco tras la muerte de su madre el pasado 29 de diciembre. El BOE del pasado 26 de marzo daba un plazo de 30 días para que fuese reclamado por “aquellas personas que se consideren con derecho al referido título”.

Este título nobiliario fue creado sólo unos días después de fallecer el dictador por el rey Juan Carlos I y el BOE de este 4 de julio de 2018 publica un total de 13 disposiciones sobre títulos nobiliarios, entre las que se incluye la referida al ducado de Franco.

Jornada lúdica del dictador con su nieta Carmen Martínez-Bordiú a bordo del ‘Azor’ en 1963.

En un reciente pleno parlamentario durante el mandato de Mariano Rajoy, los votos de los diputados de PP, PSOE y Ciudadanos rechazaron una proposición de ley de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en la que instaba al Gobierno a eliminar los títulos nobiliarios por considerarlos propios de “etapas autoritarias” y por suponer “una anomalía democrática más” de la democracia española, según el portavoz de ERC, Joan Tardá.

Los partidos constitucionalistas argumentaron entonces que el mantenimiento de estos privilegios nobiliarios se debe a que los títulos de este tipo “no suponen ningún privilegio” porque consideran que “no llevan consigo contraprestación alguna, sólo tienen carácter simbólico y honorífico”.

Pese a ello, el actual secretario de justicia del PSOE, Juan Andrés Perelló, presentó en la División de derechos de Gracia del Ministerio de Justicia una alegación contra la sucesión de este ducado. Unidos Podemos, por su parte, presentó una proposición no de ley en el Congreso en este mismo sentido. Tampoco ha prosperado de momento la denuncia ante la Fiscalía por parte de las víctimas del franquismo, que creen que la vigencia del ducado de Franco “atenta contra los valores democráticos y contra los derechos de protección por parte del Estado que ostentan las víctimas de las numerosas y terribles violaciones de derechos humanos llevadas a cabo por el dictador Francisco Franco y su régimen de terror”.

PP, PSOE y C’s votaron en el Congreso en contra de la eliminación de los títulos nobiliarios

El Gobierno de Rajoy se negó a frenar la sucesión del ducado porque, según Catalá, su mantenimiento “no genera ningún privilegio”, mientras recriminaba a los socialistas no haber hecho nada al respecto durante los años en los que ellos gobernaron.

Los títulos otorgados por la Familia Real se rigen por un real decreto de 1987 que regula los títulos de la Corona. El resto de los títulos, entre los que se encuentra el del ducado de Franco, sigue lo dictado por la ley franquista de mayo de 1948 (Decreto de 4 de junio de 1948 por el que se desarrolla la Ley de 4 de mayo de 1948 sobre Grandezas y Títulos nobiliarios) y demás leyes nobiliarias. En ese real decreto se establece que sólo el Rey, como jefe del Estado, tiene “la gracia y prerrogativas” sobre ellos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + cinco =