Desde la Consejería de salud del Gobierno vasco se ha dado la orden de levantar la restricción que hasta ahora afectaba a la zona del vertedero de Zaldivar. Se había recomendado a los más de 5.000 vecinos de la zona que no hicieran deporte en el exterior ni abrieran las ventanas de sus casas.

Esta decisión proviene de un estudio que se ha realizado sobre la calidad del aire, recogiendo muestras entre el 10 y el 16 de febrero y que indica que se han reducido la cantidad de sustancias peligrosas (dioxinas, furanos y PCB).

Según los responsables del Gobierno vasco la tendencia de las cantidades de toxinas en el aire se va reduciendo, por lo que el riesgo para la salud de los vecinos también desaparece.

Según fuentes del Gobierno vasco en un principio las mediciones tampoco arrojaban datos que pudieran poner en peligro la salud, pero aún así quisieron recomendar medidas de protección. El protocolo utilizado y, sobre todo la falta de información pormenorizada por parte del Gobierno ante esta crisis surgida a raíz de la catástrofe sufrida en el vertedero el pasado día 6 de febrero, que se ha cobrado la vida de dos trabajadores, ha sido muy criticada por gran parte de la sociedad vasca y de los grupos de la oposición.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre