Se confirma la salida de cuatro de los niños que estaban atrapados en la cueva, pero los equipos de salvamento han interrumpido la operación de rescate al menos durante 10 o 20 horas, debido a que los buzos deben reemplazar las bombonas de aire comprimido del recorrido para poder seguir sacando al resto de niños de la cueva del norte de Tailandia. Los menores, que han conseguido salir al sumergirse a través de oscuros y estrechos pasadizos, presentan un  buen estado de salud  y han sido ingresados en el hospital de Chiang Rai.

El recorrido para rescatar a los niños atrapados en la cueva dura cinco horas de ida y seis de regreso con cada niño con lo que desde el operativo de rescate apuntan que sacar a todos los menores de la gruta del norte de Tailandia, podría llevar entre tres y cuatro días en función del tiempo.

Esta primera operación de evacuación transcurrió más rápido de lo que previeron esta mañana las autoridades.

La amenaza de fuertes lluvias ha precipitado que este domingo empezara la  complicada operación de rescate para sacar a los menores y a su monitor. Por suerte, los buzos se han encontrado en la ruta con mejores condiciones de las que se esperaban, por eso se ha acelerado el proceso de rescate.

Los niños, la mayoría de los cuales no saben nadar, han estado acompañados en todo momento por dos profesionales que son los que llevan las bombonas de oxígeno. En total se han movilizado 18 personas para rescatar a los menores que se encuentran atrapados en la cueva de Tailandia desde hace más de dos semanas. Trece han llegado desde el extranjero para participar en las operaciones, mientras que los cinco restantes son expertos de élite de la Marina tailandesa.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre