La sección española de Reporteros sin Fronteras ha promovido la puesta en marcha de un programa para que España acoja temporalmente a periodistas que sufren censura o amenazas en Iberoamérica.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, permitirá que cuatro reporteros vengan a España desde diferentes puntos de América Latina.

Proteger a los periodistas es una labor esencial para Reporteros Sin Fronteras y, según destacad la organización, en América Latina la violencia contra los periodistas es una de las principales amenazas para la libertad de prensa. 

 En respuesta a esta grave situación y en cumplimiento con su misión, el programa de acogida ofrece una estancia en la Comunidad de Madrid con gastos de alojamiento y manutención incluidos.

Paréntesis de descanso

El objetivo de este periodo es ofrecer un paréntesis de descanso a periodistas que viven una situación profesional tensa, así como la oportunidad de actualizarse profesionalmente asistiendo a cursos en España.

Los/las periodistas también tendrán la oportunidad, si así lo desean, de compartir su experiencia con estudiantes de periodismo y periodistas de los principales medios de comunicación españoles.

Asimismo, y siempre con previo consentimiento de los/las periodistas, podrán conceder entrevistas para denunciar su situación profesional y la del gremio periodístico en sus países de origen.

En la presente edición del programa, RSF-España y el Ayuntamiento de Madrid, acogerán a cuatro periodistas de diferentes países de América Latina. Las personas interesadas deberán hacer la solicitud por correo electrónico (info@rsf-es.org) y adjuntar los requisitos que detalla la presente convocatoria.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLos autónomos advierten de la destrucción de 3.548 negocios de hostelería por el coronavirus
Artículo siguienteTodos tenemos un horizonte que abrazar
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre