Dicen que van a retirarse de la Fórmula1 los chicos de Renault.

-Quizá este mismo año cuando acabe el mundial.

-Al final de la temporada que viene.

-Quedaran como motoristas.

¿Cómo motoristas de quién si McLaren, su único cliente en la actualidad, ya ha firmado con la Mercedes para que les suministre motores a partir de 2021?

Como motoristas de sí mismos, pues Renault le vendería el equipo a un oligarca ruso del petróleo. Dimitri Mazepin, que al igual que le pasa a papá Stroll tiene un hijo piloto de carreras y levemente zote: Nikita Mazepin.

Parece increíble, con la pastaza infinita que se han gastado: centenares de millones.

-Sin Alonso no sois capaces de hacer nada. Él era vuestro piloto fetiche, el que además de la magia traía la suerte al equipo.

La respuesta a esa corriente de opinión: que Alonso era la inspiración y el totem que necesitaba la Renault, fue contratar a Daniel Ricciardo.

-Ricciardo es tan bueno como Fernando Alonso.

Quizá sí, pero a pesar de su gran capacidad -sin duda es el mejor adelantador de la parrilla actual, un superdotado- no ha conseguido Renault con Daniel Ricciardo ni siquiera un podio para el equipo amarillo esta temporada.

Fracaso, fracaso. Y lo más doloroso es que otro equipo, con un presupuesto no superior: RedBull con el mismo motor que a ellos no les funciona, consiguió ganar nada menos que 12 grandes premios en la era híbrida, alias la ERA MERCEDES.

¿Se quedará sin asiento en la F1 Daniel Ricciardo en 2021 como parece le va a suceder en 2020 a su actual compañero Nico Hulkenberg? Sería un desperdicio, pero también fue un desperdicio -terrible- para todos los aficionados que Fernando Alonso no tuviera un coche para batirse de igual a igual con su antiguo compañero: el muy afortunado Lewis Hamilton.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre