El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, y la CEO interina, Clotilde Delbos.

El Grupo Renault ha presentado su plan a medio plazo para reducir costes, entre ellos los laborales, de más de 2.000 millones de euros en costes fijos en tres años, que contempla reducir la capacidad productiva hasta los 3,3 millones de vehículos en 2024 —en comparación con los 4 millones de 2019— y apostar por el coche eléctrico, aunque las fábricas españolas (Valladolid, Palencia y Sevilla) no se verán afectadas por esta medida.

“En estos momentos, no hay planes para reducir la capacidad en España”, ha confirmado la CEO interina de la compañía, Clotilde Delbos, en la presentación de la estrategia, que se ha presentado un día después de que su socio Nissan decidiera cerrar sus fábricas en Cataluña.

Las dificultades encontradas por el Grupo Renault, debido a la gran crisis que enfrenta la industria automotriz y la urgencia de la transición ecológica “son imperativos que impulsan a la compañía a acelerar su transformación”, según el comunicado hecho público esta mañana.

Este proyecto de ajuste de la fuerza laboral se basaría en medidas de reciclaje, movilidad interna y salidas voluntarias. Se extendería a lo largo de tres años y abarcaría casi 4.600 puestos en Francia, a lo que se sumaría la reducción de más de 10.000 otros puestos en el resto del mundo, sin por el momento afectar a España.

A nivel global, Delbos ha señalado que, a día de hoy, no pueden precisar en qué países va a repercutir esta acción, pero que «se va a mirar la eficiencia de cada una de las regiones» para estar seguros de que todas son competitivas.

En el resto de Europa se cancelarán los planes de aumentar la capacidad en Marruecos y Rumanía, y se revisará el funcionamiento del grupo en Rusia, así como la racionalización de las cajas de velocidades a nivel mundial.

Por otra parte, a través de la disminución de gastos y de marketing, el grupo Renault calcula conseguir unos 700 millones, mientras que otros 800 millones vendrían de la reducción de costes de ingeniería, gracias a la nueva estrategia de trabajo de la Alianza, bajo el esquema ‘leader-follower’.

Lla compañía ha recordado que finalizará sus actividades de vehículos particulares bajo la marca Renault en el mercado chino y que se desligará de la joint venture que mantiene con Dongfeng Motor Corporation en el país asiático.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre