jueves, 24junio, 2021
29.1 C
Seville

Regreso al centralismo

Sergio Arestizabal Pastor
Periodista con 27 años de profesión a sus espaldas, ha trabajado en medios de Comunicación de Extremadura y Castilla y León, además de colaborar con prensa económica como el Cinco Días y de poner en marcha su propia agencia de Comunicación Comunica2, que se ha caracterizado por la organización de eventos nacionales e internacionales y gabinetes de Comunicación para empresas públicas y privadas. También ha dirigido campañas de Comunicación Política y asesorado a personajes públicos. Según su criterio, los principios básicos del Periodismo, sólo pueden tener como base la libertad de expresión. Algo que empresas e instituciones políticas se han ocupado de manejar en favor de sus intereses.
- Publicidad -

análisis

La Iglesia española también se baja del barco de Casado y apuesta por el diálogo y los indultos

No se puede elevar el sentimiento a categoría jurídica. Con esta frase lapidaria el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE),...

Orbán, el fascista que trata a los homosexuales como enfermos contagiosos

El fascismo sigue avanzando en el corazón de Europa. Viktor Orbán, un pequeño hitlerito a la húngara, ha declarado la guerra a los homosexuales,...

El Repaso del 24 de junio: suicidio de McAfee, indultos y el fin de la mascarilla

Como cada mañana, en El Repaso analizamos la actualidad de la mano de nuestros lectores en directo. Hoy hemos hablado de la muerte de...

Pataleta del Poder Judicial español tras la resolución del Consejo de Europa que cuestiona el juicio al «procés»

Por lo visto, la judicatura española está molesta con el dictamen del Consejo de Europa que cuestiona la sentencia contra los líderes catalanes del...
- Publicidad-

El estado de las autonomías no es para eludir responsabilidades, sino para compartirlas y asumir las que corresponden a cada gobierno. La descentralización conlleva gestionar competencias de la forma más cercana a la ciudadanía, ya que se supone que quienes dirigen sus instituciones conocen mejor la realidad de sus comunidades.

Pero lo que debe ser algo positivo y ha demostrado que lo puede ser, desde hace años –y cada día más– se está convirtiendo en instrumento de poder y de propaganda frente al ‘enemigo’ gobierno central, en una permanente lucha por conseguir cada vez más. Pero no para mejorar la vida de los habitantes de su territorio, sino para sacar pecho como los generales de antaño cuando regresaban del campo de batalla, dispuestos a recibir alabanzas por sus logros y tratar de perpetuarse en el gobierno autonómico porque-yo-lo-valgo. Qué lejos queda aquello del servicio público…

Las excepciones nos confirman que los gobiernos de las comunidades autónomas están en constante cálculo electoral. Una prioridad que se antepone a cualquier otra y que, mientras la atienden, si cae algo bueno para quienes habitan en su territorios será un beneficio colateral.

El estado de alarma declarado por la pandemia se ha convertido en la patata caliente que nadie quiere recoger, porque son conscientes del desgaste y consiguiente perjuicio electoral que puede conllevar. Los partidos que componen el actual Gobierno lo están sufriendo, por lo que han dejado que decaiga en cuanto ha sido viable.

Pero las medidas extraordinarias siguen siendo necesarias, aunque de manera desigual según los territorios. Es la hora de las comunidades, de que acepten sus responsabilidades. Los presidentes Juan Manuel Moreno (PP/Andalucía), Iñigo Urkullu (PNV/País Vasco), Emiliano García-Page (PSOE/Castilla-La Mancha), Pére Aragonés (ERC/Cataluña), Alberto Núñez Feijóo (PP/Galicia) y Fernando López Miras (PP/Murcia) –aquí no hay partidos, sólo votos– han abogado por la continuidad del estado de alarma. Deben estar pensando eso de ‘aparta de mi este cáliz’ y quieren seguir endosando el ‘marrón’ al gobierno central, desviando la atención y poniendo como excusas las resoluciones de los tribunales superiores de justicia de sus respectivas comunidades.

El propio Pablo Casado argumenta la falacia de que “las autonomías ya no pueden hacer nada” y pide una ley orgánica. ‘Olvida’ la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, que en su artículo quinto habilita a los presidentes de las comunidades autónomas para solicitar del Gobierno la declaración de estado de alarma para su territorio: “Cuando los supuestos a que se refiere el artículo anterior afecten exclusivamente a todo, o parte del ámbito territorial de una Comunidad Autónoma, el Presidente de la misma, podrá solicitar del Gobierno la declaración de estado de alarma”.

Un estado de alarma que no obliga, sino que proporciona el marco para limitar derechos fundamentales durante un período de tiempo y controlado por el Congreso de los Diputados.

Es una situación excepcional y no debe articularse una ley que permita a una comunidad autónoma limitar, por decisión propia, derechos fundamentales recogidos en el Título I de la Constitución de 1978. Es muy peligroso para la Democracia.

Tomar esta decisión puede suponer desgaste electoral para los gobiernos autonómicos que lo soliciten. Tratan de evitar verse obligados a tomar medidas ‘impopulares’ y quieren que sea el Gobierno quien solicite, de nuevo, el estado de alarma para toda España. Por lo visto, el centralismo no les importa mucho en este caso. Al fin y al cabo, si saliera mal todavía tendrían más argumentos para arañar votos porque ellos lo hubieran hecho mejor y no les han dejado…

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Aceptar la realidad

Aceptar la realidad es lo que nos requiere todo equilibrio. Es decir, únicamente algo está equilibrado porque acepta la vida (sus reglas), acepta la...

La lucha fratricida de dos bandos sanchistas es el verdadero escollo de Espadas en PSOE-A y no el desalojo definitivo de Susana Díaz

La revelación del alcalde de Sevilla y candidato socialista a la Presidencia de la Junta, Juan Espadas, sobre su decisión personal de pedirle a...

¿Sabes cómo prepararte para empezar unos estudios universitarios?

Estudiar es una de las acciones más desarrolladas durante la vida de una persona. A través de ello, adquirimos ciertas habilidades y herramientas para...

Qué son los audífonos BTE y cuánto cuestan

La tecnología avanza cada vez más en todas las áreas y estos avances se evidencian sobre todo, en el área sanitaria. Afortunadamente tecnología, ciencia y...
- Publicidad -

lo + leído

Aceptar la realidad

Aceptar la realidad es lo que nos requiere todo equilibrio. Es decir, únicamente algo está equilibrado porque acepta la vida (sus reglas), acepta la...

La lucha fratricida de dos bandos sanchistas es el verdadero escollo de Espadas en PSOE-A y no el desalojo definitivo de Susana Díaz

La revelación del alcalde de Sevilla y candidato socialista a la Presidencia de la Junta, Juan Espadas, sobre su decisión personal de pedirle a...

¿Sabes cómo prepararte para empezar unos estudios universitarios?

Estudiar es una de las acciones más desarrolladas durante la vida de una persona. A través de ello, adquirimos ciertas habilidades y herramientas para...

Qué son los audífonos BTE y cuánto cuestan

La tecnología avanza cada vez más en todas las áreas y estos avances se evidencian sobre todo, en el área sanitaria. Afortunadamente tecnología, ciencia y...