sábado, 21mayo, 2022
25.9 C
Seville

«Refugiados son todos, de piel oscura y de piel blanquita, pero aún hay 2 millones de sirios sin futuro. Es la hipocresía de Occidente»

Entrevista con Ángel Juárez, presidente de Mare Terra Fundació Mediterrània y la Red Internacional de Escritores por la Tierra. Ahora ve la luz su nuevo poemario "Sigo volando" (Ediciones ABDAL), un canto a la justicia social que llega en plena Guerra en Ucrania y en medio del debate abierto sobre los refugiados

Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

El Repaso del 20 de mayo: viruela del mono, el aviso de Gates, Croacia y su no a la OTAN

En El Repaso analizamos las principales noticias tanto nacionales como internacionales. Puedes escucharlo en formato audio pulsando aquí. O puedes verlo en video a...

Llega el rey emérito, empieza el circo de Sanxenxo

Los ricos son animales de costumbres. Pase lo que pase, ellos nunca rompen sus hábitos y rutinas diarias. Por la mañana, baño termal y...

El Repaso del 19 de mayo: la viruela del mono, guerra en Ucrania, libertad de expresión y portadas

En El Repaso analizamos las principales noticias, comparamos las portadas tanto nacionales como internacionales y seguimos la evolución de las mismas. Puedes escucharlo en...

Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales en huelga indefinida piden a la Xunta de Galicia que se cumpla la ley

Los técnicos forestales temporales de la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia iniciaron una huelga indefinida el pasado 6 de mayo...
- Publicidad-

Ángel Juárez Almendros nació en Granada el 23 de septiembre de 1955, día de la patrona de la ciudad de Tarragona, Santa Tecla, ciudad que le ha visto crecer personal y humanamente, destacando en dos ámbitos: el liderazgo vecinal y la lucha medioambiental. Su faceta vecinal arrancó el año 1980, cuando se convirtió en el presidente de la Asociación de Vecinos de Riuclar. También fue miembro fundador de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Tarragona y posteriormente colaboró en el nacimiento de la Coordinadora de Federaciones de Vecinos de Catalunya. En 2002 vio la luz la Asociación de Vecinos de La Albada. Además, durante ocho años fue el responsable de medio ambiente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Catalunya. Actualmente preside la Coordinadora de Entidades de Tarragona que aglutina a más de 100 asociaciones de la ciudad.

Su recorrido en el ámbito medioambiental empezó en 1993, con la fundación de Mediterrània, Centro de Iniciativas Ecológicas, que se convirtió en Mare Terra Fundació Mediterrània, ONG que preside actualmente. En 2006 impulsó la Red Internacional de Escritores por la Tierra, colectivo que aglutina a más de 800 personalidades de todo el mundo. Mare Terra Fundació Mediterrània, con la colaboración de la RIET, organiza todos los años los Premis Ones Mediterrània, una ceremonia de ámbito internacional que reconoce a personas y entidades que trabajan por un mundo mejor. Ángel Juárez también es miembro de organizaciones internacionales como el MIO-ECSDE, y ha sido Observador Internacional de la ONU en las elecciones generales de El Salvador. En 2021, fue nombrado miembro de la Junta Directiva del Comité Español de la UICN –Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Además, colabora con varios medios de comunicación, entre ellos, Diario16 y SABEMOS. Los años de trabajo le han merecido diferentes reconocimientos, el último, en 2021, la Mención “Uno de los nuestros” de la Plataforma Nacional por los Derechos de los Gitanos.

Ahora presenta su nuevo poemario «Sigo volando» (Ediciones ABDAL).

Usted, que es un hombre de mundo, quizás tenga la respuesta. ¿Cuál puede ser la panacea a esta guerra?

-Esta guerra no viene de ahora, sino de hace unos cuantos años. Y se podría haber evitado si se hubieran hecho las cosas con seriedad, si la Unión Europea, EE.UU, OTAN, Rusia y todos los actores se hubiesen sentado a hablar. Esto es política pura y dura. Volvemos a lo de siempre: pagan los más pobres, los más indefensos, y al final pierden sus vidas. Una vez más, vemos lo mismo que ha pasado en Siria, en Afganistán, y que está ocurriendo en muchos países. Hay unos grandes dueños de teatros y son los que mueven a los actores para arriba, para abajo, a sus intereses económicos, logísticos. A veces, su interés no necesariamente es el gas o el petróleo, sino cuestiones geopolíticas. Entonces, que se haya llegado a este nivel, que se haya desencadenado la guerra, cuando hace un mes veíamos a las fuerzas de ocupación rusas rodeando el país, y nadie se creía que este hombre fuera a dar el paso. Y lo ha dado. Y, además, le importa nada la vida. Esta es la humanidad que tenemos, este es el planeta que tenemos y llevamos años denunciando lo mismo. Cuando les interesa, provocan algo con lo que justificar la entrada con tanques y aviones y masacrar a un pueblo. Y cuando no interesa, rápidamente reúnen dinero para reconstruirlo después de haberlo destruido ellos mismos. Y Ucrania es más de lo mismo. Ver las imágenes es espeluznante. ¡Cómo pueden destruir ciudades enteras! Y ya verás, en el momento que se llegue a un acuerdo, los grandes bancos, las grandes compañías de seguros…a reconstruirlo otra vez. Y así se ganan la vida unos cuantos y somos carne de cañón el resto.

Y luego, no sólo es esta guerra. ¿Cómo es posible que se abran las fronteras, pongan autobuses y todo lo necesario porque son de piel blanca y ojos verdes? También están los sirios con con dos millones de refugiados en campamentos después de años, sin saber cual será su futuro. Simplemente porque son eso: de piel oscura. Refugiados son todos, ¿eh?. De piel oscura y de piel blanquita. 

¿Quiere decir que se está produciendo discriminación racista en el tratamiento a las personas refugiadas que llegan a Europa?

-Claro que somos racistas. Al menos todos los sectores de la izquierda lo estamos diciendo: ¿Por qué no se abren las fronteras? ¿Por qué dejan que se ahoguen en el Mediterráneo miles de personas? Sin embargo, en el caso del tratamiento a los refugiados ucranianos, estamos viendo la hipocresía de Occidente. Ayudémosles a todos. No a unos sí y a otros no.

Cuando a alguien no le importa nada una vida humana, imagínate un árbol, el agua, los lagos, los pantanos o los ríos. Le importa mucho menos. 

¿Y cuánto pierde el medio ambiente?

-Muchísimo. Además con el riesgo permanente de accidente radiactivo. Aquí no hay fronteras. Recordemos que la nube tóxica de Chernóbil recorrió toda Europa e incluso llegó a España. Ucrania es un país con 15 reactores nucleares. Pero a esta gente le importa muy poquito el medio ambiente. Cuando a alguien no le importa nada una vida humana, imagínate un árbol, el agua, los lagos, los pantanos o los ríos. Le importa mucho menos. 

¿Cómo expresar poéticamente un conflicto bélico?

Como todos los poemas. Cuando salen del alma, de lo más profundo de tu ser, llegan las palabras más adecuadas para denunciar que una bandera conlleva frontera y sangre. Lo mismo que estás haciendo un canto al amor, a la compasión, a la honestidad, a la transparencia, a la coherencia, puedes dedicarlo a todo lo contrario. Y entonces estás denunciando. Por eso son tan importantes la palabra y la poesía en el medio ambiente también, en los derechos humanos, porque es una herramienta muy potente para que el mensaje llegue a la mente de la gente.

¿Se necesita más poesía social?

Tan importante como los alimentos para poder vivir, lo es la poesía. Es decir, necesitamos nutrir nuestros propios valores para reforzarlos a través de la conciencia. Y la conciencia no se crea sola. Se crea estudiando, formándote, leyendo…y aquí entra la poesía. La palabra escrita, la Filosofía…todo tiene un por qué. Ahora ya no hay costumbre de filosofar. Hace unos años, cuando pedíamos la paz junto al movimiento hippy, hubo una revolución en todo el planeta y la gente se sentaba a hablar de los temas del día a día. Y eso era analizar, filosofar. Ahora dicen que se está produciendo un gran problema con el aceite de girasol y que va a llegar aquí, a un país donde precisamente somos los primeros productores de aceite de oliva, el mejor aceite del mundo. ¿Y nos preocupa que llegue menos girasol de Ucrania? ¡Por el amor de Dios! Eso muestra el grado de conciencia tan bajo que hay en la sociedad. Aunque sea verdad, no pasa nada. Hay otras fórmulas. ¿Podemos esperar, verdad? Y que se queden los supermercados desabastecidos es un indicador claro de que no hay conciencia en esta sociedad. Es muy manipulable. Es tan importante la palabra, la poesía, pero bien dirigida, por supuesto, e implicada. Habría que pedirles a quienes tienen esa facultad de saber, de poder escribir y expresar, que se deben implicar, tienen que ser generadores de conciencia en esta sociedad. Y la poesía es clave.

que le digas a alguien que es un corrupto, que no es honesto, que es un mal amigo, hipócrita o un oportunista, cuesta muy caro

¿Cuántos años de batallas?

Toda la vida. Desde que me fui con 16 años y partí solo a la aventura. Me quedé huérfano con 19 años, y me auto exilié de casi todos los lazos familiares. Por las circunstancias de la vida y porque no estaba yo a gusto, no me sentía libre totalmente para hacer lo que yo quería hacer, mi proyecto personal y me fui. Me vine a Cataluña. Y desde entonces, aquí estoy. Yo arrastro un problema desde chiquitito, que no es un problema, porque después me di cuenta que era una virtud. Y es el hecho de denunciar las injusticias. Nunca he podido digerir que se cometa una injusticia, aunque sea pequeñita, entre hermanos, amigos. Nunca he podido callarme vengan de donde vengan las injusticias. Por lo tanto, yo he sido guerrero toda mi vida. Y en el momento que empecé a tener un poco de uso de razón, me comprometí con la sociedad, a través de diversas entidades, como militante. 

¿Y cuál es el importe de la factura?

Bastante caro, pero vale la pena. No quiero dar un mensaje negativo en este aspecto. Todo en la vida cuesta. Lo digo en muchos foros. Nadie te regala nada. Vivimos en una sociedad muy agresiva, muy competitiva, donde, realmente, o eres más bueno que los demás, o te hunden. Si no tienes una cabeza muy bien amueblada, si no sabes lo que hay que luchar realmente, al final te deprimes y te caes. Por tanto, tienes que armarte, rearmarte y rearmarte, y de vez en cuando volverte a rearmar, porque estamos en una sociedad muy dura. Y eso hay que hacerlo. Y cuesta caro. El hecho de que tu le digas a alguien que es un corrupto, o que no es honesto, que es un mal amigo, hipócrita o un oportunista, eso cuesta muy caro. Y muchas veces te tienes que callar. Y a mi, sinceramente, me cuesta muchísimo callarme. Por eso nunca he querido trabajar para los demás. Y a pesar del coste que tiene por la inseguridad económica, siempre quise andar solo en ese aspecto. Por tener esa libertad de poder mirarle a los ojos a alguien y decirle: te equivocas, y tu no eres más que yo. Eso tiene un coste, claro. 

Una enfermedad con la que te juegas la vida, te hace plantearte muchas más cosas

¿Qué le han inspirado las musas esta vez?

Este nuevo poemario, para mi, es muy importante. Me ha pillado en circunstancias muy especiales. Yo soy, se podría decir, un superviviente. No voy a estar lloriqueando porque sé que hay muchos supervivientes, pero bueno, hablo de mi, de mi vida y de mi historia. O sea, que la vida te haga un parón de golpe y te diga: “hasta aquí has llegado…”  Una enfermedad con la que te juegas la vida, te hace plantearte muchas más cosas. Tiene ventajas. El hecho de haber pasado por toda una serie de situaciones que la gente evita, no sé si por cobardía o por pereza, de haber estado ahí plantando cara. Y cuando llegan esos momentos tan duros de tu vida, no te sientes tan mal. Sientes que has hecho lo que has querido. Te sientes bien. Bueno, pues esa es la situación en la que yo me encontraba. Sabía que podía llegar mi final en cualquier momento. Me quedé con unas cuantas poesías por acabar. Ahí, las musas se habían ido (ríe). Y es un libro que transcurre en dos años tratando de sobrevivir. Y al final, es una lucha, un reto más conseguido. Hay poemas en los que apelo, directamente, al cáncer o a otro tipo de problemas que te impiden ser feliz. O le hablo al dolor físico que te aparta en un rincón y te impide casi respirar. He hecho algunos poemas en esos momentos donde yo le planto cara y me pongo fuerte, y aquí estoy, amando la vida, por segundos, con todas mis fuerzas. Porque al final es cuando te dices lo que vale la pena y lo que no.

¿Por qué “Sigo volando”?

Por eso mismo. Porque con 12 años leí “Juan Salvador Gaviota” de Richard Bach y cambió parte de mi vida y me reafirmó en la idea de que no era un loco más. Y toda mi vida me he sentido volar y volar y volar. Entonces, cuando me diagnosticaron la enfermedad, me cortaron el vuelo, totalmente, en seco. 

  Todos debemos ser militantes para denunciar los desastres a los que se ve abocado nuestro planeta

Ha contado con varias aportaciones.

Sí. Son personas que siempre están conmigo. Por ejemplo, Mayte Carrasco, maravillosa corresponsal de guerra y documentalista, que aparte de su capacidad intelectual, tiene una capacidad de amor y amistad impresionantes. También me acompaña alguien que estuvo conmigo luchando con mi enfermedad y que me ayudó mucho en los momentos más duros, y que es Gemma Iñigo. Ella era una trabajadora de la fundación, pero se convirtió en una gran amiga, y le pedí que escribiera, porque ella vivió en sus carnes mis horas más bajas. Otro amigo de diferentes etapas es Juan Luis Nogués. Y también participa Manuel Domínguez, autor general y director editor de Diario 16. Estoy muy agradecido a los cuatro por sus aportaciones.

Otro proyecto que camina imparable es la Red Internacional de Escritores por la Tierra (RIET)

En su momento conocí -por temas de trabajo en conservación de la naturaleza y medio ambiente- a Ernesto Cardenal, que era el presidente de la Asociación para el Desarrollo de Solentiname, y a partir de ahí comienza una gran y larga amistad hasta su muerte. Entonces, me pide que le ayude para conservar sus islas, donde inició parte de su misión pastoral. Y aquello fue un comienzo para implicar a muchas más personas, como escritores, poetas, cantautores, pintores, científicos, músicos…en la lucha por el planeta, por los derechos, por las libertades. Y ahí nace la RIET. Todos debemos ser militantes para denunciar los desastres a los que se ve abocado nuestro planeta. Y por eso es tan importante la RIET para quienes se juegan la vida si denuncian, porque les matan. Es una herramienta con la que poder hacerlo de una forma segura. 

¿Qué versos le pondría al final de este diálogo?           

Ya está aquí/ por encima de las lluvias de desahucios/ y de tormentas llenas de marionetas acomodadas/ ya muchas caducadas. Con millones de inocentes con hambre/ con inundaciones cargadas de entrañas rotas por el dolor. La esperanza me dice que esto lo vamos a cambiar/ porque no hay alternativa. La lucha ya comenzó/ y el cambio es ya imparable. Como siempre comienza en primavera/ porque las primaveras casi siempre son revolucionarias.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El Repaso del 20 de mayo: viruela del mono, el aviso de Gates, Croacia y su no a la OTAN

En El Repaso analizamos las principales noticias tanto nacionales como internacionales. Puedes escucharlo en formato audio pulsando aquí. O puedes verlo en video a...

Ayuso: “Somos un partido callejero y pandillero”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y futura presidenta de los conservadores madrileños ha cerrado la primera jornada del Congreso...

Los sindicatos anuncian movilizaciones en la Función Pública si no hay acuerdo en materia salarial

Los sindicatos CCOO y UGT anuncian movilizaciones en la Función Pública si no hay convocatoria para un nuevo acuerdo en materia salarial, empleo y...

EL CUADRO: una película diferente que merece verse

Y podría decirse que también es una película mágica, que de algún modo y por alguna razón me buscó para que hablase hoy de...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

El próximo 22 de mayo, las corporaciones tecnológicas y farmacéuticas, a través de la OMS, pretenden poder anular las soberanías nacionales

El pasado lunes día 9 de mayo (Día de Unión Europea y Día de la Victoria para Rusia) tuve el honor, como Presidente de...

Sale a la luz el informe del Consejo Interterritorial de Salud de noviembre del 21 que reconoce los aspectos negativos del Pasaporte Covid en...

La Asociación Liberum ha informado hoy sobre la publicación del informe relativo a la ponencia de alertas del Consejo Interterritorial de Salud (pasaporte Covid-19)...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El Repaso del 20 de mayo: viruela del mono, el aviso de Gates, Croacia y su no a la OTAN

En El Repaso analizamos las principales noticias tanto nacionales como internacionales. Puedes escucharlo en formato audio pulsando aquí. O puedes verlo en video a...

Ayuso: “Somos un partido callejero y pandillero”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y futura presidenta de los conservadores madrileños ha cerrado la primera jornada del Congreso...

Los sindicatos anuncian movilizaciones en la Función Pública si no hay acuerdo en materia salarial

Los sindicatos CCOO y UGT anuncian movilizaciones en la Función Pública si no hay convocatoria para un nuevo acuerdo en materia salarial, empleo y...

EL CUADRO: una película diferente que merece verse

Y podría decirse que también es una película mágica, que de algún modo y por alguna razón me buscó para que hablase hoy de...