La sombra del referéndum soberanista es muy alargada y así ha marcado la apertura del año judicial. En este sentido, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha sido muy explícito a la hora de referirse a la consulta al garantizar en su discurso ante el Rey el amparo judicial a los funcionarios que no colaboren en el pretendido referéndum.

En su intervención, ha asegurado que “nadie sufrirá por cumplir la ley” frente a las “inaceptables”, ha tachado, “voluntades unilaterales que pretenden disponer de la Constitución”.

Lesmes ha hecho mención a la cuestión catalana al inicio de su intervención para avisar de que “ningún principio democrático puede amparar que una parte disponga por el todo”, y que “nos corresponde a los jueces amparar los derechos de todos”. Así, ha apostado por “un poder judicial único e independiente” como garantía de que se preservará la unidad y el respeto a la legalidad vigente. “Los jueces ampararán a los encargados de hacer cumplir la ley en cualquier parte del territorio nacional”, ha garantizado.

Por su parte, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha arremetido contra el “grave quebranto” que pretenden “algunos” en Catalunya con sus planes separatistas, frente a los cuales “la Fiscalía seguirá actuando en defensa estado de derecho”. Maza ha destacado que “la libertad para Cicerón era el sometimiento a las leyes públicas” por lo que “nuestro más asidero es la ley” frente a ese desafío. Así, ha garantizado la actuación “firme y enérgica” de la Fiscalía para preservar “la patria común e indivisible de todos los españoles”

Para Maza, el desprecio jurídico lleva consigo un “perjuicio irreparable para las instituciones públicas”, por lo que ha garantizado que “estaremos en la vanguardia” de su defensa, de manera que tanto la Fiscalía General del Estado, como las la fiscalía provinciales, la del tribunal de Cuentas y la Fiscalía superior de Catalunya, estarán al tanto de los posibles quebrantos de la ley.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre