El Colegio Oficial de Psicología de Cataluña ha realizado esta útil guía para compartir una serie de recomendaciones con la ciudadanía ante la situación de cuarentena provocada por el Covid-19.

Se trata de una serie de consejos que por un lado evitarán que el miedo se convierta en un fenómeno viral que interfiera en la ya compleja situación sanitaria, y llegado el caso, hacer más tolerable la situación de confinamiento durante la cuarentena.

Según explican, «el miedo es una de las emociones básicas de nuestro psiquismo, y una reacción normal y saludable ante situaciones desconocidas, amenazantes y potencialmente peligrosas como la que estamos viviendo». Por eso es importante saber dar respuesta a sensaciones como la soledad, incertidumbre, ira, tristeza, aburrimiento, angustia o estrés, entre otros.

La primera recomendación es acceder a información oficial o contrastada, evitando bulos, información que pueda estar «infectada» y no ser del todo fiable. Se recomienda evitar la sobreinformación: no es aconsejable estar continuamente conectado, porque además, esto no significa estar mejor informado, ni más informado. Se trata de tomar información fiable, en la medida correcta para estar al corriente de lo que sucede, sin caer en alarmismos interesados. No compartas información que sea de dudosa procedencia o que no sea oficial o contrastada.

Si has dado positivo o estás esperando el resultado del test, no te culpabilices. No intentes pensar qué podrías haber hecho para no contagiarte, ni te sientas culpable pensando en si has contagiado a otros.

Procura que sea tu médico la persona de referencia a la hora de darte consejos: evita buscar en internet remedios caseros, medicamentos o cualquier otra recomendación. Busca siempre el consejo del médico que en estos casos es la persona que sabe cómo mejor atender tus necesidades.

Si estás contagiado, has de hacerlo saber a las personas de tu entorno: no te avergüences, no lo ocultes y no evites hablar de ello. Evitarás nuevos contagios y podrás compartir tus sensaciones. Eso sí, evita hablar continuamente del asunto y compartir angustias con otras personas infectadas.

Con los más peques

Mantenlos informados, tienen derecho a saber qué está ocurriendo. Responde a sus dudas, atiende a sus preocupaciones y no les mientas. Dales explicaciones sencillas, muéstrales de qué va esto del coronavirus (tienes cuentos y guías especiales para ellos), y evita el alarmismo.

Si el pequeño está infectado, explícale cómo tiene que comportarse, con total naturalidad. Mantén la calma y hazle sentir seguro.

Si has de cuidar a alguien

Si estás a cargo de una persona infectada, cuídala tanto psicológica como emocionalmente. Has de tener una actitud de apoyo, optimismo y procura mantenerles informados de lo que ocurre fuera. No des soluciones que no provengan del médico.

Si tienes personas cercanas ingresadas en el hospital, mantenlas informadas sobre lo que pasa, y explícales el motivo de por qué no se puede acudir a visitarles. Llámales de manera regular, intenta contactar con ellos todo lo que sea posible. Procura cumplir todas las pautas que te den, y no te sientas culpable al no poder hacer más, no sientas que le estás abandonando al no poder ir a visitarle.

Convivencia doméstica

Durante la cuarentena se convive todo el día. Es importante acordar las tareas domésticas, establecer quién va a hacer la compra, quién limpia, quién cocina, quién cuida durante qué horario a los pequeños o enfermos. No has de dar nada por supuesto porque entonces, vendrán los malentendidos.

Es importante que todos tengan su espacio durante algunas horas al día. No es necesario, ni saludable, estar todo el tiempo juntos.

Si tienes peques, haz actividades con ellos: procura que se distraigan haciendo actividades educativas. Evita el uso de la televisión o la tablet durante demasiado tiempo. Haz algo de ejercicio con ellos, céntrate en ellos cuando estés jugando, haciendo deberes, o dedicándoles el tiempo que esté previsto.

Trabajar en cuarentena desde casa

Haz saber a tus compañeros de trabajo y superiores tu situación personal: para organizar rutinas dentro de las posibilidades reales que tienes. Pacta un periodo de teletrabajo y organiza las tareas con el equipo que se haya establecido.

Si tienes peques o personas a tu cargo, hazlo saber en el trabajo, porque estando en casa con ellos la conciliación te facilita algunas cosas, pero también te dificultará otras.

Establece un horario y un lugar para trabajar desde casa. Mantener las rutinas te ayudará a concentrarte y a ser más eficaz.

Mantener el contacto con los tuyos 

Que no podamos vernos en persona no significa que no podamos llamarnos, o hacer videollamadas. Es importante mantener el contacto, sobre todo con aquellas personas que están solas.

Para consultar la guía completa: Guia COPC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here