Juan Guaidó está haciendo mucho hincapié en la devolución al pueblo de unas condiciones dignas de vida. Sin embargo, no ha hecho ninguna declaración acerca de sus planes acerca del dinero que los boliburgueses y los bolichicos sacaron de Venezuela a través del expolio de los recursos productivos del país.

Este es un punto muy importante de la deriva que pueda adoptar Guaidó en el caso de que accediera al poder en una elecciones libres y con garantías, puesto que, según diferentes estimaciones, sólo de la corrupción de Rafael Ramírez y de su corte de abogados, asesores, familiares y colaboradores, salieron de la República Bolivariana más de 40.000 millones de dólares que se encuentran ocultos en cuentas de diferentes países fiscales y que se blanquean a través de operaciones especulativas en países como España, tanto inmobiliarias como empresariales.

El silencio de Guaidó respecto a la postura que va a adoptar con los bolichicos y boliburgueses hace que ya haya voces dentro de algunos grupos opositores a Maduro que estén sospechando que haya facciones que puedan estar recibiendo el apoyo de aquéllos, lo cual sería una verdadera aberración, dado que sería paradigmático que se pretendiera terminar con el régimen del actual presidente junto a quienes salieron de Venezuela con los bolsillos llenos del dinero de todo el pueblo venezolano. Además, el propio Guaidó dijo en diciembre de 2017 que Rafael Ramírez era el culpable del desfalco de PDVSA. ¿La oposición a Maduro va a permitir que se reciba el apoyo de quienes fueron cómplices del ex ministro de Chávez o que en Europa están acercándose a los movimientos y partidos de extrema derecha? Por esta razón, Juan Guaidó debe ser muy claro y despejar cualquier tipo de dudas, sobre todo cuando Rafael Ramírez se ha postulado como candidato a las elecciones.

Para hacerlo no tiene más que presentar hechos y, del mismo modo que exigió a Estados Unidos que bloqueara las cuentas de las empresas venezolanas, algo que Trump realizó, Guaidó no tiene más que solicitar a Pedro Sánchez o a Josep Borrell que congele o bloquee las cuentas de todos los bolichicos o boliburgueses que están operando en España y que esas operaciones especulativas o empresariales queden paralizadas porque, para poder llevarlas a cabo, utilizan los millones que hurtaron al pueblo venezolano.

En España estamos siendo testigos de cómo una nueva élite de millonarios procedentes de la República Bolivariana, que medraron durante el chavismo, están realizando fuertes inversiones que, en el fondo, no son más que operaciones que esconden un presunto blanqueo de capitales procedente de países como Hong Kong, Luxemburgo, Gibraltar o Andorra. El ejemplo del Banco Madrid, donde se imputó a diferentes venezolanos, o las transferencias bancarias a través de Portugal hechas públicas por la periodista Maibort Petit, son la mejor muestra de estas redes de blanqueo que fueron diseñadas por distintas empresas, algunas de ellas españolas.

En consecuencia, Juan Guaidó tiene la oportunidad de, viendo cómo la comunidad internacional se está poniendo de su lado y le está reconociendo como «presidente interino», aprovechar esta tesitura para recuperar el dinero robado al pueblo venezolano a través del bloqueo de las cuentas y los bienes de todos los bolichicos repartidos por el mundo, principalmente en España, para evitar que lo sigan blanqueando y derrochando.

3 Comentarios

  1. Es con relación a ése títere que por un puñado de dólares ha puesto Trump,con la única misión de echar a Maduro y meter en la cárcel a todos sus seguidores y a él sí puede también.
    No quiere salvar a Venezuela de nadie sino,apoderarse de todos los tesoros que tiene,petróleo más qué Arabia Said,oro grandes minas sin abrir,el tercero de gas,además de ésos materiales tan necesarios para las nuevas tecnología,con un producto que llaman el oro azul,éso es lo que quiere y matará por ellos.

  2. en primer lugar el presidente interino de Venezuela juan guaido no se va a postular para la presidencia de nación por lo que no tiene que tener una programa de acción social sino gubernamental, eso lo harán otros políticos tanto de su partido como de los contrarios u opositores; en segundo lugar, la persecución contra los malversadores y ladrones de «cuello blanco» venezolanos durante la etapa de Chaves y de maduro la debe de llevar a cabo el nuevo presidente entrante; en tercer lugar Juan Guaido no creo que confíe mucho en los políticos españoles ni en la izquierda ni en la derecha debido a la enorme corrupción que habita en esta nación y de las que todos absolutamente todos nuestros representantes están «embarrados» de la cabeza a los pies con el dinero venezolano y español; por tanto vuestro articulo es manipular la verdad en contra del cambio en Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =