La Confederación Empresarial Española de la Economía Social(CEPES)y las principales patronales y organizaciones europeas representativas de la Economía Social han reclamado, a través de Social Economy Europe (SEE), una “respuesta sin precedentes” de la UE para restablecer el progreso económico y social en Europa.  En una carta abierta remitida a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al presidente del Consejo, Charles Michel; y al presidente de la Eurocámara, David Sassoli; el presidente de Social Economy Europe y de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), Juan Antonio Pedreño, demanda a las Instituciones Europeas “una respuesta ambiciosa con inversiones urgentes y extraordinarias para apoyar a los Estados miembros, las empresas, los trabajadores y la ciudadanía de Europa, que atraviesan grandes dificultades como consecuencia de la pandemia”, según se ha podido conocer a través de un reciente comunicado de CEPES.

Además, la misiva señala que “desde Social Economy Europe (SEE), como voz de los 2,8 millones de empresas y entidades de la Economía Social de la UE, estamos seguros de que superaremos colectivamente la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales si somos capaces de tomar medidas sin precedentes guiadas por los valores de cooperación, democracia, solidaridad y responsabilidad, que son la base de la Unión Europea y de los modelos de empresariales de la Economía Social”.

Asimismo, el presidente de la Patronal de la Economía Social, CEPES y SEE, Juan Antonio Pedreño, ha recordado en su carta que “cientos de miles de empresas de nuestro modelo empresarial de toda Europa están proyectando en la sociedad sus valores y compromiso solidario, dando una respuesta inmediata en primera línea a urgencias sanitarias y a las necesidades sociales más desoladoras que sufren los más vulnerables, como son nuestros mayores”.  Además ha incidido en que “las empresas de Economía Social están, además, produciendo bienes y prestando servicios básicos en sectores vitales como la agricultura, la pesca, la industria, la asistencia sanitaria, la limpieza, la lavandería, el transporte o la distribución, entre otros muchos. Así lo reconoce el gobierno de España con quien CEPES está trabajando estrechamente para que todas sus medidas contemplen a las empresas de Economía Social”. 

Desde Social Economy Europe hacen un llamamiento “a evitar que la Economía Social sea excluida de las iniciativas europeas dirigidas a salvar empleos y empresas, en especial las pymes”. Y reclama a las Instituciones de la UE y a los Estados “que tengan en cuenta el papel de la Economía Social en sus Planes de Choque para relanzar la economía y reconstruir los servicios sociales, tan decisivos en estos momentos”.

Social Economy Europe reclama a la UE varias propuestas

A pesar de que en el documento enviado a las Instituciones se valora positivamente las medidas adoptadas por la Comisión Europea para hacer frente a las emergencias más inmediatas por la Comisión, informan en el comunicado. Desde SEE se reclaman a la UE varias propuestas: “Dotar de los medios e instrumentos a la altura de los desafíos a los que se está enfrentando, solicitar a los Estados miembros de la UE que contribuyan al presupuesto de un ambicioso Plan Europeo de Reconstrucción Económica y que las Instituciones de la UE aprueben un Marco Financiero Plurianual 2021-2027 , que tenga en cuenta las nuevas perspectivas socioeconómicas y sirva de impulso para la recuperación económica y social, y movilizar inversiones en proyectos innovadores de Economía Social a través del Fondos Estructurales o del futuro programa InvestEU en áreas estratégicas como la sanidad, la innovación social, la digitalización, los servicios sociales, la inclusión, la economía circular, la industria, las energías renovables, la eficiencia, las competencias, la educación, la agroalimentación, el transporte, la agricultura, la renovación y la construcción, entre otros”.

En este sentido, Pedreño ha destacado que “la pandemia de COVID-19 nos recuerda que nos enfrentamos a retos mundiales que no podemos abordar de forma individual: se requieren soluciones colectivas. Sólo superaremos esta crisis de manera eficaz con más cooperación y solidaridad, valores que están en la base del éxito de la economía social y que son más necesarios que nunca para garantizar un futuro de progreso económico y social para todos los europeos”. De igual modo, desde CEPES indican que “todas estas propuestas se concentran en señalar la importancia estratégica que el futuro Plan de Acción Europeo para la Economía Social, que la Comisión adoptará en 2021, tendrá en todo este proceso para situar a las empresas de Economía Social en el centro de los esfuerzos para restablecer el crecimiento sostenible y la cohesión social en Europa”.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre