LLEVO un tiempo preocupado por esa palabra, la que figura en el título este artículo. Por su ausencia me parece la más importante para definir el estado actual de la moral de nuestro occidente contaminado de individualismo sin contenido ni finalidad. Se definía como la «correspondencia mutua» de una persona hacia otra. Algo recíproco era aquello que se daba como intercambio, devolución o compensación, de otra cosa; lo que exponía acertadamente otro concepto: la solidaridad u hospitalidad. Gracias a ella se vertebraban las relaciones interpersonales humanas. Teníamos algo llamado «ética de la reciprocidad».

Esta tuvo origen en la antigua Grecia y en la figura de Epicuro. Decía el filósofo que para conseguir la felicidad había que eliminar todos los posibles daños, de donde extrajo que para evitar el mal propio era imprescindible impedir el mal a lo ajeno. La ética de la reciprocidad se hizo estructural desde entonces en la cultura. En la revolución francesa fue elemental para provocar los cambios políticos. Por ello siempre hemos tenido asociado a nuestros conceptos de justicia e igualdad la importancia de «recíproco». Lo justo siempre fue para nosotros aquello que también lo era para el semejante, ya que así llegábamos a un equilibrio moral. No obstante algo ha pasado en nuestro mundo. Ya nos somos recíprocos los unos con los otros. Ahora tenemos algo llamado «reciprocidad negativa» que sería, según la antropología, cuando alguien obtiene un bien de otra persona sin estar dispuesto a una devolución y a través de trampas y engaños. Nuestros valores han cambiado y ya no nos fiamos de los semejantes.

Es más, como damos por hecho que nadie va a ser recíproco nosotros nos esforzamos en no serlo tampoco. El problema es que la desconfianza mutua nos hace reservados, esquivos, individualistas y ausentes. La guerra de todos contra todos, y en cualquier momento, ya no nos hace personas libres ni felices. Peor aun, al final de nuestros días pensaremos por qué. ¿Por qué perdimos el tiempo de esa manera? ¿Por qué se fue la vida sin intentar si quiera ser mejor persona porque sí, sin más, porque ser mejor cada día hubiera reforzado nuestra identidad y porque eso nos hubiera introducido en grupos de confianza para sentirnos a salvo. ¿Por qué no lo intentamos? ¿Por qué? ¿Por qué caímos en la enfermedad moral de nuestro tiempo: la ausencia de reciprocidad?

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorSánchez refuerza la lucha por la igualdad de oportunidades con la iniciativa ‘Alianza País Pobreza Infantil Cero’
Artículo siguiente¿Por la llaman justicia si es pura política?
Antonio Guerrero colecciona miradas, entre otras cosas. Prefiere las miradas zurdas antes que las diestras. Nació en Huelva en 1971 y reside en Almería. Estudió relaciones laborales y la licenciatura de Filosofía. Colaboraciones - Filosofía hoy. - Quimera. - Periódico "Diario de Almería" - Revista impresa Clarín. - Revista impresa Calicanto. -Astorga redacción. -Culturamas. - Revista digital La esfera cultural - Revista digital Madrid en Marco. - Revista digital alteridad. - Revista digital Poe+. - Televisiondebaleares.tv - Revista digital Elcoloquiodelosperros.net. - Revista digital Agora. Papeles de arte dramático. - Revista digital Resonancias.org. - Cadena Indal. (Televisión) Publicaciones: "Temperamento".Editorial Apeiron ediciones. 2017 "Literatura zurda". Editorial IEA. 2017 - “La mentira zurda. Cuentos de Joseph Landowski.” (Editorial: instituto de estudios almerienses). 2011. Investigaciones: - Miembro del grupo de investigación, Naturaleza y persona, de la universidad de Navarra. - “Temperamento. Elementos filosóficos en la obra de Mary Shelly”. Proyecto fin de carrera del grado de filosofía. Directora: Amelia Varcárcel. Nota: Sobresaliente. - “Plan de integral seguridad de la central nuclear de Valdecaballeros”. Proyecto final del curso de Director de seguridad. 2012. Apto. Uned- -Iuisi. Antologías: - "La piel del secreto". Circulo rojo. 2012. (El Ejido) - "Bocados Sabrosos". Acen ediciones. 2011. (Castellón) - "Relatos Urbanos". Ecu ediciones. 2011. (Alicante) - “A cuento de Almería”. Lagarto editores 2009. (El Ejido) - “Almería: Autores del crimen.” Circulo Rojo 2009. (El Ejido) - “Déjame salir”. Círculo Rojo. 2009. - “Colección de relatos de Oria”. Diputación de Almería 2008. - “Los chicos feos también quieren bailar”. Lagarto ediciones. 2008. - “Agenda mágica literaria”. Lagarto editores. 2008. - “Cuéntanos tu mensaje”. Diputación de Almería. 2007. Concursos Literarios: - Segundo premio concurso relatos Candil Radio. 2010. Almería. - “Finalista concurso relato de terror editorial Círculo Rojo 2009”. Almería. - “Finalista Concurso relatos Villa de Oria 2009”. Almeria. - “Segundo premio XIV y XV Concurso de relato corto Biblioteca Central de El Ejido. 2007 y 2008”. Almería. - “Tercer premio Concurso de relato corto: Cuéntanos tu mensaje. 2006. Organizador Diputación de Almería.”. - “Primer premio Concurso de relato corto: La Gaceta del Condado. 2005. Huelva”. - “Primer premio Concurso de microrelato. Año 2000. Nacional. Realizarte.com

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre