Rechaza unánime de sindicatos y partidos políticos al desprecio de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso a la radiotelevisión pública autonómica (Telemadrid) y a sus profesionales para el debate electoral.

CCOO de Madrid reivindica el papel del ente público, ninguneado por la presidenta madrileña que, a través de su director de campaña, ha encargado a la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión la organización del único debate electoral en el que ella participará.

Ayuso no tiene ni la valentía, ni siquiera la capacidad para poder debatir en más de un debate electoral y, este debe ser cómodo.  Eran muchos los indicios que llevaban a pensar que la presidenta de la Comunidad de Madrid y su círculo de confianza no tenían la menor intención de promover y asistir a los debates electorales para las elecciones autonómicas del próximo 4 de mayo que tuvieran lugar en la radiotelevisión pública madrileña, ni en ninguna otra.

“Ni siquiera mostraron el debido respeto institucional, ni con la casa ni con el conjunto de las fuerzas políticas, cuando el pasado lunes se ausentaron de la reunión prevista para tratar el tema”, denuncia la Federación de Servicios Públicos de CCOO.

Definitivamente, ayer el responsable de campaña de Isabel Díaz Ayuso, Alfonso Serrano, ha anunciado en redes sociales su decisión de debatir en un espacio fijado y dirigido por la Academia de Televisión.

En opinión del sindicato, “es una falta de respeto más a las y los profesionales de RTVM y al conjunto de la ciudadanía madrileña”. Además, se trata de un hecho sin precedentes en la totalidad de los procesos electorales autonómicos.

En este caso, la excusa es la multitud de ofrecimientos que la que la presidenta ha recibido de diferentes medios de comunicación, algo que repite en todos los actos de carácter institucional, también en los procesos electorales, y que tiene tan fácil solución: “basta con ofrecer desde la televisión pública la señal institucional a la totalidad de los medios de comunicación que así lo soliciten”, ha afirmado CCOO.

En opinión del sindicato, “la Academia de Televisión no puede prestarse al chantaje de quienes no respetan el sentido de las instituciones y debe mantenerse al margen de este tipo de maniobras, que únicamente buscan el menosprecio y deterioro de la imagen de Telemadrid, del trabajo de los profesionales de la radiotelevisión pública madrileña y, por ende, de su propia razón de ser”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre