Cuando el autor asiste a una rueda de prensa, y vislumbra una Mesa Convocante, con dos lugares únicamente previstos para ocupación y el resto de asientos a izquierda y derecha, lúgubres de ocupantes, inmediatamente comprende qué al no existir una ocupación masiva de asientos, no va a existir postura solidaria medio ambiental en COP-25, y NADIE ACUDIRÁ EN AUXILIO DEL VENCEDOR, como suele ocurrir en estos casos.

Indudablemente, los comparecientes Andrés Landereche, Coordinador Chileno) y Alexander Saier (norteamericano) eran muy conscientes de la situación y su incómodo papel, y el Acto de preguntas y escasas respuestas, cuyo acto tuvo una duración de unos 10’, y cuya pretensión residía en informar sobe la reunión sostenida no mucho tiempo ha, con los Jefes de Delegación.

Tuve la fortuna de poder realizar una de las escasas preguntas, basada en contacto previos con protagonistas en la madrugada anterior, qué prácticamente coincidieron en qué aquello fue como el Rosario de la Aurora, manifestado gráficamente por el Autor, y por supuesto, sin ningún ánimo peyorativo.

Las respuestas ofrecidas no se salieron del molde previamente diseñado: Como mencionó alguien hace tiempo: “es urgente esperar”; “Ánimo transversal”; “Reuniones bilaterales”; “Esperar a nueva Sesión Plenaria”; “Falta de consensos”; Antecedentes difíciles”, Ambiciones para la búsqueda de nuevas luchas contra el Clima.etc. etc, es decir, colección de estereotipos.

Informar a nuestros lectores, qué en el transcurso de las horas previas a la última Conferencia de Prensa, y con el desmantelamiento de las instalaciones como telón de fondo, fuimos observando un tránsito inesperado de personas y objetos de viaje, qué abandonaban el lugar, suponemos debido a las propias circunstancias qué se estaban gestando, y atestiguando qué dicho incipiente goteo de abandonos anunciaba unas presuntas no buenas nuevas.

Algunos comentaban sus eventuales salidas por tener de antemano cerrados sus vuelos de regreso y no obstante, la permanencia en sala de otros compañeros.

Pero la realidad, se trataba de la cerrazón inicial de los países desarrollados opuestos a flexibilizar sus posturas.

Aparentemente, algunos como: AUSTRALIA; CHINA; INDIA; EEUU; y ARABIA SAUDITA, este último, junto al resto de los Países del Consejo del Golfo, tuvieron, según anunció este Medio, una reunión a puerta cerrada en el Pabellón de dicho Consejo, el pasado día 11, presidida por el Ministro de Energía Saudí, en la qué bien se pudo tratar dicho tema restrictivo.

Entre los complacientes de esta medida, pueden figurar igualmente: RUSIA y BRASIL; y algún que otro beligerante, qué persistieron hasta altas horas de la madrugada en mantenerse con sus emisiones hasta 2023, y también sin ánimos de sentarse a negociar antes de dicha fecha.

Tampoco existía confianza entre muchos de los presentes a través de la existencia de la de “doble contabilidad” o coloquialmente denominada “contar de dos maneras”, o “ventas y servicios no contabilizados”, respecto sus excedentes de derechos en el eventual mercadeo de “déficits” o “superávit” de sus propias emisiones, ante el mejor postor, en su caso.

En estas últimas horas, como suele suceder, surgió en toda su crudeza rasgarse el velo de la cruda realidad entre los asistentes y qué afectaba al previsto “azaroso final”, anunciado y qué era definido por un representante de América Latina, como qué: “ya se comenzaba a hablar a calzón quitado y a dejar en un segundo plano al valor científico”.

La realidad económica del sistema de los enriquecimientos injustos y correlativos empobrecimientos de los países tecnológica y económicamente subdesarrollados, volvían con toda virulencia a imponerse sobre la mesa, cada uno de ellos alegando sus irrenunciables situaciones con hechos dañinos medioambientales, camino de convertirse en tragedia, y supuestas víctimas, dispuestas a vender sus últimos activos como los “derechos de emisión” por subsistencias.

¿Cómo avanzar entre estas “trincheras” de pléyades de insolidarios?

Nos ofrecen otra solución de nuevas rondas de negociaciones y cerrar un borrador aun no estudiado, qué combata con más eficacia las emergencias climáticas.

¿Habremos avanzado lo suficiente de aquí a COP-26 en Glasgow?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here