La Audiencia Nacional ha dado luz verde a la libertad condicional del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, a propuesta del Centro de Inserción Social del que dependía, tras valorar su edad, buena conducta y la «antigüedad» de los hechos por los que ingresó en prisión.

En el auto, según informa TVE, el juzgado central de Vigilancia Penitenciaria concede dicho beneficio a Rato, que desde el 25 de octubre de 2018 cumplía una condena de cuatro años y medio de prisión por apropiación indebida.

En octubre de 2020 Rato ya obtuvo el tercer grado penitenciario que le permitió salir de la cárcel con control telemático.

En el auto, el juez recuerda que la libertad condicional conlleva que Rato quede bajo custodia familiar o fraternal, puesto que deberá quedar sujeto al cuidado y vigilancia de quien designe, con obligación de residir en el lugar que previamente comunique a efectos de estar localizado para el seguimiento de los servicios sociales penitenciarios, así de comunicar cualquier cambio.

No obstante, continúa abierta la investigación sobre su patrimonio después de que la Audiencia Provincial de Madrid ordenara dar marcha atrás al procesamiento por supuesta corrupción en la contratación de la campaña de publicidad del banco, y agruparla en una causa común con los presuntos delitos fiscales y de blanqueo.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre