Foto: Luis Pizarro.

Uno que va caminando por la vida tiene la oportunidad de encontrarse con personajes atípicos, tanto por su extrema formación, el conocimiento con que se expresan, el humanismo y la cordialidad que derrochan, con esas personas me encontrado en el camino, tomando unos vinos y cantando por las calles de Berango en el Berango Kantari, oyendo uno de sus conciertos en un Café-Bar, también los dan habitualmente en teatros y salas de conciertos de centros culturales.

Les pedí hacer una entrevista tranquila y sosegada con un medio como Diario16 con el que colaboro habitualmente y su respuesta fue afirmativa y amable. Ambos son investigadores relacionándose muchos de sus trabajos con temas de etnografía, historia y música. Necesitan mucho espacio en la casa donde viven que atesora muchos de sus conocimientos tanto en libros como en objetos. Es un poco mareante ver el curriculum de ambos y la energía que todavía derrochan a pesar de la edad. Ambos viven en Berango (Bizkaia) desde más de una década.

¿Quién es realmente Raphaël Vaucorte?

Es el nombre artístico de Raphaël Parejo que es como me presento en mis recitales musicales, que se refieren a la canción francesa de calidad. Soy universitario, diplomado en Sociología política y ciencias sociales, pero me he desempeñado más bien como etnomusicólogo y como músico en escenarios de Francia, Europa y América del Sur. Comencé a tocar la guitarra con doce años de edad. Mi primer profesor fue mi padre (miembro del conjunto músico-vocal vizcaíno Jai Alai en su juventud), luego mi tío que era guitarrista de música clásica (Sinfónica de Rouen, Francia). En 1972 me hice músico profesional acometiendo paralelamente estudios de literatura francesa, hispánica y luso-brasileña en la Universidad de Lyon. Luego aprovechando seminarios de formación impartidos por Universidades o Instituciones de varios tipos, me formé en etnomusicología (París, Berlín, Buenos Aires). Mas tarde de vuelta de América del Sur, me interesé por la sociología política, disciplina que estudié sucesivamente en la Universidad Lyon 2, luego en la Universidad Bretona Rennes 2 en la cual obtuve el diploma de los Altos Estudios en Prácticas sociales. También estuve cursando el doctorado en la Universidad París 8, terminé la redacción de mi tesis y obtuve la aprobación de la Universidad para defenderla, lo que no pude hacerlo por razones de salud y porque en 2006 me instalé definitivamente en Bizkaia.

¿Tienes aspecto de intelectual?

Me considero como una persona, digamos normal, uno más en una comunidad de vida en un Pueblo que aprecio. Hablar de uno mismo es algo complicado. Bueno, no sé, me considero una persona de actividades múltiples, soy a la vez sociólogo y ethnomusicólogo, pedagogo y artista, también compositor y fotógrafo. Entre 1.972 y 1.986 di conciertos en toda Europa con músicas latino americanas y América del Sur. Se pueden destacar mis trabajos de investigación como ethnomusicólogo, primero en Francia (Dróme et Vaucluse 1.980 a 1.983) en los Andes (Perú, Ecuador, Bolivia, Argentina de 1.983 a 1.995) y en el País Vasco (País vasco francés y Bizkaia-España) desde 1.996 hasta la fecha. Soy presidente y fundador de la Asociación Internacional Musixpand (promoción de músicos y cantantes). Miembro fundador y secretario general de la Asociación Internacional TXOKE para el cuidado del patrimonio cultural material e inmaterial, el análisis, conservación, restauración y difusión. Lo hago con modestia, pues me considero un “currela” de la cultura y al servicio de ella, sin dejar de mirar a la sociedad.

¿Desde cuándo en Euskadi?

La primera vez que aterricé en Euskadi, fue con mi madre en 1.956, para visitar a mis abuelos que vivían en Santurce. Sin mi padre, porque era refugiado político y no podía cruzar la frontera. De niño primero con mi hermanito José, luego también con mi hermanita Carmen, volvimos varios veranos, hasta la muerte de mis abuelos. Después transcurrió mucho tiempo hasta que volví en 1.971 con mi compañera de la época con la cual conformábamos el dúo músico-vocal “Rafael y Regina” (músicas de América Latina). Dimos un concierto memorable en el Kiosko de Portugalete el día de la bajada. Fuimos entrevistados en Radio Popular por Félix Linares, en su programa hemos cantado y tocado instrumentos andinos en directo. Luego pasaron bastantes años antes que volviera a Bizkaia. Fue de vuelta con mi aita que residía en Francia. Nacido en Fuengirola (Málaga), llegó con sus padres su hermano y sus hermanas a Navarra con seis meses de edad, luego a Erandio (Bizkaia) donde pasó su infancia. Se hizo amigo de dos chavales que fueron famosos como futbolistas, Zarra y José Luis Bilbao “Mentxaka” conocido como “bala negra”, ambos jugadores del Atlhetic Club de Bilbao.

Foto Julia Iglesias

Durante la primera década del franquismo se trasladó con la familia a vivir en Santurtzi. En el año 49 mi aita decidió exiliarse a Francia por toda la problemática que había en España. Soy hijo de un exiliado de Santurtzi y de madre francesa. He nacido en Saint Ettienne (Francia) en 1.952. Tengo 67 años y un largo recorrido detrás mío. Me radique de manera estable en Euskadi, en Berango (Bizkaia) en el 2006, pero desde 1.996 ya viajaba regularmente desde Francia para mis investigaciones, también para visitar a la familia y a los amigos.

Investigué desde 1983 a 1995 las músicas tradicionales y populares de las zonas andinas de Perú, Bolivia, Ecuador y el noroeste de Argentina.
A partir de 1996 me interesé por el patrimonio musical vasco. En Lapurdi (País Vasco Francés) rescatamos más de un centenar de canciones en vías de desaparición, en el marco del proyecto Kantuketan. Entre 2003 y 2005 trabajé como investigador y asesor científico con el equipo del Museo de las Encartaciones, en el proyecto de exposición “Música tradicional de las Encartaciones: cantos e instrumentos”. Actualmente sigo investigando en Bizkaia. He sido socio de la Sociedad de Etnología francesa (miembro varios años de su junta directiva), de Eusko Ikaskuntza, de la EASA (European Association of Anthropologists, University of Sussex de Inglaterra),de la AFAS (Asociación Francesa de poseedores de documentos Audiovisuales y Sonoros). Sigo siendo socio de varias instituciones profesionales y científicas: Sociedad francesa de Etnomusicología, Société des Explorateurs Francais (Sociedad de los Exploradores Franceses) Raphael es igualmente un reconocido músico. Tanto él como Ingrid han actuado en conciertos en Castilla y León, Cantabria y Bizkaia, así como en Francia y Alemania, Ingrid también con un programa sobre baladas y poesías alemanas.

Soy antropóloga. Nací en 1.962 en Münster, en el norte de Alemania, comencé profesionalmente en los años 80 en el campo de la antropología aplicada, enfocada en proyectos sobre patrimonio material e inmaterial. Soy Doctora en Ciencias Geográficas por la Universidad de Freiburg y Master en antropología por la Universidad de Münster, ambas en Alemania. Me especialicé en estudios mediterráneos en la London School of Economics y soy especialista en estudios vascos (UNED/Eusko Ikaskuntza). Me instalé en España en 1.989 mientras estaba desarrollando mi trabajo de campo para mi tesis doctoral. Durante años encadené contratos como antropóloga en Extremadura, Madrid y Barcelona.

Foto: Juan Bosco Hormaechea.

En 1.999 llegué a vivir en Berango (Bizkaia). Aquí continué con mi labor de antropóloga. Además de mi oficio de investigadora, soy agente artístico y cantante y co-fundadora de las asociaciones culturales internacionales Txoke y Musixpand. Mis actuales proyectos van dirigidos a la gestión y difusión del patrimonio cultural musical, gestión de eventos culturales y de artistas a nivel internacional. Soy Presidente de la Asociación Txoke con la cual se promueven proyectos que tienen que ver con patrimonio cultural, en sus facetas de investigación, gestión y difusión. Además desarrollo en modo free lance mi trabajo como antropóloga. He trabajado en esta faceta con financiación de asociaciones e instituciones para el museo de etnología de Berlín algunas instituciones y asociaciones extremeñas como ADECA ( patrimonio Pedro Ibarra, Diputación Provincial de Cáceres, ADISGATA (Asociación del desarrollo de la Sierra de Gata), APRODERVI (Asociación Desarrollo de la comarca de Villecas, Cáceres), IUEE (Instituto de Estudios Europeos, Universidad Autónoma de Barcelona), Diputación Foral de Bizkaia, Museo de la Minería del País Vasco (Abanto-Ziérbena/Bizkaia). He creado la Casa Museo etnográfica en Cilleros (Cáceres-Extremadura), he editado “Medicina Popular en España” considerado como un best seller, utilizado en España y América Latina en la carrera de medicina y enfermería. Durante año y medio, por haber hecho las oposiciones a la plaza, trabajé como sustituta del titular de etnografía en la Diputación Foral de Bizkaia, ello me permitió ver la gestión administrativa de la cultura, desde el otro lado de la mesa. Canto y toco instrumentos junto a Raphael, actuamos en varios programas y constelaciones musicales (Lilofee, Sweet Winds, Möblus Sounds) y creo lo hacemos bien. Mi nombre artístico es Lilofee, en alusión a la canción popular alemana sobre una sirena.

¿Uno se siente un poco abrumado por tanta CULTURA con mayúsculas, pero realmente se puede vivir de la Cultura, les pregunto a ambos?

Ingrid apunta, realmente es una buena inversión, pero desde luego no para hacerse rico. Diríamos que llega más al alma, a la esencia de la persona, más que a su cartera. Rafael afirma, un pueblo sin cultura o con baja cultura, más que un pueblo, es una sociedad fracasada. Basta mirar a los EEUU ahora mismo para ver a que niveles están cayendo con su nuevo presidente, un hombre que ha penetrado con sus ideas en la sociedad norteamericana. Actualmente están a pique culturalmente, hablo de la cultura de base, de la gente del Pueblo. Tengo muchos amigos que están pensando volver a Europa, ya que la conocen porque estudiaron aquí. En EE.UU lo único que vale es el dinero. Solo hay lucimiento y populismo para dar la sensación de que se ama la cultura, pero esto es un engaño para el pueblo. Ingrid, dice que aquí en el País Vasco hay una cultura fuerte, tanto tradicional que no tradicional pero en parte está altamente comercializada. Por eso participamos en Berango Kantari, porque es una dinámica directamente conectada con el Pueblo.

¿Cómo os conocisteis, personas tan coincidentes en lo profesional?

Fue en el proyecto de rescate de la memoria minera de la margen izquierda de Bizkaia, vinculado con el Museo Minero del País Vasco (Gallarta, Abanto-Zierbena), trabajo que posteriormente se plasmó en el libro “Etnografía de la Zona Minera” publicado por la Diputación Foral de Bizkaia. Nuestra participación activa en este proyecto nos dio luego la idea de fundar nuestra asociación “Txoke” con investigadores europeos interesados en la minería. En el 2010 se celebró el Congreso Internacional de Bilbao sobre Patrimonio Inmaterial organizado por “Txoke”. En este trabajo para el Museo de la Minería del País Vasco, hice primero algunas entrevistas y los entrevistados de pronto comenzaron a entonar unas jotas referentes a la vida minera. Llegué a la conclusión de que necesitaba un musicólogo. Me enteré que había un formador que intervenía en el muso de las Encartaciones y que era etnomusicólogo y tenía previsto grabar entrevistas en el propio Museo. Coincidimos en el propio museo y grabamos estas jotas e incluso filmamos un video. Diríamos que nos llamamos la atención en lo personal. Raphael se preguntaba que hace esta persona alemana aquí trabajando en estas cuestiones. Quedamos en conocernos mejor y también el proyecto de ambos museos. Y aquí seguimos juntos.

¿Desde cuándo vivís en Berango (Bizkaia)?

Ingrid responde que desde hace 21 años y Raphael desde el 2.006 casi catorce años. Ingrid llegó desde Madrid con su anterior pareja, buscando algo a las afueras de Bilbao que tuviera un pequeño jardín. Se mudaron en el 98. Tuvo dos hijos con él. Raphael también tiene dos hijos en Francia, que trabajan a las afueras de París. Son hijos de su expareja argentina de origen indígena.

¿Habláis ambos con frecuencia de patrimonio inmaterial?

La cultura puede hablarnos de objetos, instrumentos, etc., pero siempre está ligada a algo intangible, como es la memoria de la gente, las historias que cuentan las personas, sus vivencias, sus recuerdos. Esto como puedes apreciar no tiene nada que ver con los monumentos. El estudio de tradiciones, de los quehaceres nos llevan de alguna manera a saber más de la gente, de sus costumbres, sus logros, su lengua, su música. Esto es el patrimonio cultural inmaterial. Un vehículo importante de la parte inmaterial de toda cultura. Si tomamos el caso del Euskera, fue y sigue siendo importante para transmitir este patrimonio inmaterial vasco

¿Conque os quedaríais de vuestros logros concretos o premios a vuestra labor, en los diversos campos de la ciencia y de la cultura para que la gente que nos está leyendo tenga una visión más clara de vuestro trabajo, hablarme también de vuestras prioridades?

Ingrid dice que a través de su Asociación Txoke, lograron canalizar las inquietudes que tenían, creando conciencia, no solamente en otros investigadores a nivel internacional sino en la propia sociedad y también en las instituciones sobre todo en el campo del Patrimonio Inmaterial. En lo que se refiere al patrimonio material la gente ya va a los museos, para ver y tocar los objetos. Además TXOKE nos ayudó a consolidar nuestras tareas a nivel de consecución de dineros y subvenciones públicas. Mayormente nos apoyamos en aportaciones de nuestros socios. Raphael afirma que como etnomusicólogo ayudó a asentar esta disciplina y sus metodologías a nivel del País Vasco. A nivel del gran logro común dicen ambos que fue su trabajo sobre la minería en la margen izquierda de Bizkaia porque antes de este, a nadie nunca le interesaba demasiado la llamada “margen izquierda”. Ya hay un libro publicado acerca de los mineros y su cultura y están plasmados resultados muy interesantes, acerca de sus expresiones, modas, cánticos, etc., estamos pensando reeditar este libro, pues tenemos todavía muchos documentos no utilizados. Nos acordamos del minero Eutikio, plasmados en una canción escrita por un ex administrativo de la mina. Escribía canciones a partir de anécdotas de la mina. Tenemos grabaciones de él, impagables. También grabamos un canto de barrenadores del Valle de Karrantza. Nuestro libro sobre la minería lleva incorporado un CD musical de canciones grabadas por Raphael.

¿Qué pasa a nivel institucional en el País Vasco?

En nuestra opinión destacan por su especial sensibilidad hacia el patrimonio material, además de en la restauración y conservación de dicho patrimonio Raphael contesta arrebujándose un tanto en su silla. La situación no está tan mal ahora en relación al tiempo pasado. Cada vez que hemos trabajado en algún programa con Diputación, hemos depositado todo lo recopilado con esmero y organización en sus manos. Grabaciones sonoras, videos, transcripciones de entrevistas o de música, por ejemplo. La investigación más importante que hice sobre la zona minera -afirma Raphael- terminó depositando 45 CDs de entrevistas y canciones a modo de testimonio fiel y trabajo académico bien hecho. Los archivos hay que cuidarlos al máximo para que sirvan de ayuda inestimable a otros investigadores en el futuro. Esto es clave. Inicialmente les extrañaba cuando llegábamos con los archivos en papel y sonoros y de esto no había mucha costumbre. Nuestra actitud les hizo cambiar algunos de sus procedimientos en cuanto a los trabajos de investigación subvencionados acerca del patrimonio inmaterial.

¿MusiKaste?

Contestan ambos – magnífica relación, su fundador y director José Luis Ansorena, lastimosamente fallecido este año era socio de nuestra Asociación TXOKE. Estamos desde hace años en relación con Jon Bagües de Eresbil, (archivo de la música vasca en Errentería -Gipuzkoa) entidad que es miembro de Txoke. Eresbil, fue también fundada por José Luis Ansorena. Es un archivo abierto a todos los músicos profesionales como al público en general y gente aficionada a la música. Algo fundamental para nuestra cultura y nuevas generaciones. Porque no solo hay partituras y papeles, libros, folletos, prensa, sino grabaciones sonoras, películas y videos. En Bizkaia no hay nada similar, no hay sitio preparado adecuadamente para conservar tales archivos. En España este tipo de archivos existe -por ejemplo- en la Biblioteca Nacional y en la Fundación Joaquín Diaz (Valladolid) o en Barcelona.

¿Pero Berango es un Pueblo pequeño y un tanto anónimo?

No lo creemos. Todo depende de la manera en que uno vive y se comporte con los vecinos. Somos gente discreta, pero nos gusta mucho compartir momentos de convivencia con los demás. Los bares son lugares privilegiados de encuentro y conversaciones en el País Vasco, como en otras comunidades de España. Andar de ronda en momentos por los bares permite intercambiar opiniones. Además participamos en el Berango Kantari, donde gente del Pueblo canta en Euskera de bar en bar todos los últimos viernes de cada mes. Raphael vive en el Pueblo junto con Ingrid desde el 2006, es decir hace casi 14 años. Es un sitio agradable para vivir, con comodidades como el metro, los autobuses, cerca de los montes, la playa y con gente simpática, en especial la nacida y criada en Berango, que supieron conservar un espíritu e identidad de Pueblo. Conocemos a Simón Otxandategi Taldea que agrupa un magnífico grupo de danzas y un coro y promueve la cultura vasca tanto a nivel local como internacional. Recientemente cumplieron 75 años de su existencia. Raphael también destaca el Museo del Cinturón de Hierro de Bilbao, ambas realidades promovidas por personas del municipio que están realizando una gran labor.

¿Vuestras preferencias políticas?

Ambos se sienten globalmente más de izquierdas (por el aspecto social sobre todo) sin pertenecer a ningún partido. Tienen amigos de varias opiniones políticas, para ambos cuenta mucho la calidad humana antes que la política. Raphael remarca que en Francia gente de derechas como era André Malraux (en su juventud miembro de las Brigadas internacionales que lucharon en España) fue un gran mentor de la Cultura francesa, fundando la primera red de Casas de Cultura en Francia sistema que luego se copió en el resto de Europa. Le respeto mucho por su inmensa aportación.

¿Raphael, cómo ves la cultura en Francia, como van por allí las cosas?

Hay que reconocer que actualmente mal, hay un cambio neoliberal fuerte que comenzó con Sarkozzy y sigue ahora con Macron. Al nivel de los servicios públicos, que en Francia figuraban entre los mejores del mundo podemos hablar de desastre. Hay rumores que hasta quieren llevar la totalidad de la biblioteca Nacional al sector privado. También en España cada vez más el acceso a la Biblioteca Nacional se va cerrando al público, es más y más difícil obtener una tarjeta de acceso al público en general reservándolo solo a los masters o proyectos concretos, uso muy reservado. En Francia la cultura está cada día más vinculada a lo mercantil y con el dinero de las élites. Esto es preocupante. En realidad lo que interesa es que no todo el mundo tenga acceso a la cultura. Y eso conlleva limitaciones a ciertos documentos. Este contexto de mercantilismo generalizado induce a pensar a ciertos analistas y expertos que el incendio de Notre Dame es algo nada claro, obscuro y siniestro. Las grandes vigas de roble no pueden arder tan fácilmente. Ahora hay muchos problemas con el proyecto de restauración que está vinculado a un proyecto arquitectural de 2.016 de renovación de la zona central de París donde esta situada la catedral, donde arquitectos habían previsto quitar el techo del templo para construir un lugar de paseo. Hay mucho dinero en juego. Mucho nos tememos que Notre Dame dejará de estar culturalmente al servicio del Pueblo Francés.

Despidiéndonos.-

Seguimos hablando de antropología local y sus nuevos proyectos. También de los archivos sonoros de radios locales, alternativas que han tenido un papel muy importante, existe una necesidad de mejorar los archivos musicales y video de las instituciones públicas. Cada vez circulan más falsas noticias, se comunica peor, se utilizan peor los contenidos en las redes sociales. Los fondos científicos cada vez se han vuelto dependientes de ello, con enormes portales de archivos puestos en línea. Es peligroso, porque Internet no es neutro y políticas de hegemonía ponen en peligro contenidos. El día que USA determine el fin de la era Internet, el resultado será un auténtico caos. No habrá un plan B, seguro. Pues casi todo estará en “la nube”. Raphael y Ingrid, irrepetibles.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDel arte como último refugio
Artículo siguiente60 años juntos hasta el final
Félix Lareki Garmendia es donostiarra afincado en Bizkaia. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao. Su carrera profesional fundamentalmente la ha desarrollado en Xerox España S.A.U. Posee una profunda experiencia en recursos humanos, formación y dirección de grupos de trabajo. Ha impartido múltiples seminarios orientados al desarrollo de habilidades relacionadas con la gestión y el conocimiento de personas así como de la comunicación. Ex profesor de la Escuela Superior Universitaria de Marketing en la Cámara de Comercio de Bilbao, del Master de Marketing y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad del País Vasco UPV - EHU. Durante 8 años ha estado en política en el País Vasco. Miembro de federaciones deportivas y activo deportista, presidente de asociaciones cívicas, Vice presidente de la Asociación Internacional Aulamar para personas discapacitadas para el disfrute por las mismas de la navegación a vela, a través de una goleta bergantín adaptada específicamente para ellas. Tiene publicados varios libros con ESIC Editorial. Su lema es “pasión por el arte y las personas”, lector empedernido, escritor y analista social. Desde hace dos años colabora con Diario16 como articulista habitual, sobre temas sociales, políticos y de opinión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + 2 =