Viñeta: Ubaldo.

“No sabemos” predomina como frase de cabecera y cierre en toda intervención de “expertos”. Y con ese no sabemos cómo se comportará el virus, cuánto tiempo dura la inmunidad, etc., en base a puras especulaciones, nos prohíben y sancionan y amenazan, despojándonos de las libertades más dulces, apoyados en decretos de alarma, bajo “circunstancias excepcionales”. Y no hay manera de que una persona adulta, mayor de edad, recupere sus derechos en base a sus propias circunstancias excepcionales, a su propia lógica, entre la cual y el decreto ha de elegir. La pura lógica, y no el decreto, me dicta que a las diez de la noche, del coche a la puerta de casa, calle desierta y 42º C, no ne-ce-si-to usar mascarilla, y no-quie-ro usarla, punto. Porque soy nacido libre, consciente de mis actos, mis limitaciones y mi cuerpo (parece mentira, lo que tiene uno que escribir en 2020), y declaro por mi Decreto Personal que la utilización prolongada de mascarilla constituye una clara amenaza a mi salud (45º C a la sombra, amigas), que existen muchas más razones para no usarla que para sí hacerlo a la manera establecida recientemente por ley. La principal es esta.

Sus Señorías y Señoríos han demostrado no solo ser un puñado de analfabetos vendidos a quién sabe, sino un rebaño de retrasados mentales de primer orden. Todos lo sabéis. Y tenéis que admitir que es el miedo a la multa, y no esa hipócrita y falsa consideración hacia los “más vulnerables”, lo que os mantiene obedientes, acojonados, predispuestos ya al encierro inminente bajo decreto de castidad y alejamiento. Ya sois medio culpables de algo sucio, irresponsable, feo. Lo habéis digerido bien.

No necesito ni quiero manifestarme ni simpatizar con abanderados de ninguna causa. Lo que promulgue o haga o deje de hacer la masa burra o la minoría organizada o la intelectualidad o el artisteo no debe condicionarme a la hora de vestir o no mascarilla. Mi “responsabilidad” como escritor siempre será contestar, disidir, desobedecer individualmente y quitarme el bozal en cuanto pueda, eludiendo la multa. Perdonadme si he sido brusco, pero creo que os va la marcha, ¿me equivoco?

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. NO SE PUEDE
    con herramientas de sinrazón
    seguir a la ética;
    no, no, no se puede (de ninguna forma)
    cumplir la ética
    ni nadie en el Universo en camino de sinrazón
    el atribuirse racionalmente
    tener unos valores éticos
    o el decir que es algo ético.
    Si lo hace alguno, ¡pues se equivoca, miente o manipula! (con sus obvias CONSECUENCIAS DE MALDAD).

    ¿Cuáles son las herramientas de la sinrazón?

    Pues únicamente éstas:

    —Lo que no es racional.
    —Lo que veta a lo racional.
    —Lo que impide ser replicado racionalmente.
    —Lo que se inventa normas a cumplir que no son racionales.
    —Lo que se inventa formas conductuales a seguir que no son racionales.
    —Lo que se sirve de algún poder o de decir o de imposición para pretender llevar la razón.
    —Lo que haciendo pasar una no-razón por una razón triunfa socialmente.
    —Lo que haciéndose pasar por algo bueno va quitando los espacios sociales a la razón (y, por lo tanto, a la ética).

    Y ¿qué es únicamente tener razón?

    Pues no tener «porque síes» ni contradicciones ni negacionismos de la realidad ni confusiones ni mecanismos de vetar réplicas ni imposiciones por respaldarse en algún poder *; además de un HACER o DECIR racionalmente impillable o indesenmascarable en su mostración racional y en su no complicidad con alguna sinrazón.

    *Y aquí solo se habla de poder en cuanto a poder contra el bien; por lo que únicamente poder es la capacidad de instalar una sinrazón-mentira en la sociedad, y así imponerla.
    https://twitter.com/JoseRm52 http://delsentidocritico.blogspot.com/ José Repiso Moyano

  2. Todos son únicamente lo que atienden (con sus likes o con lo que quieran). Si atienden a lo que se relaciona con la razón y con la verdad (a probaciones decentes), pues eso es ético o de buenas personas. Pero si atienden a lo contrario, al mundo de las MENTIRAS (siendo objetivamente MENTIRAS esos decires que siempre consiguen lo que consiguen solo por tener una situación de poder, o solo por utilizar la voz de la mayoría, o solo porque tienen un gran ALTAVOZ SOCIAL usurpado socialmente que los demás no tienen, pero nunca consiguen lo que consiguen por tener la razón, ¡nunca!), pues eso ya, por el contrario, nunca jamás es ético ni decente, sino maldad neta con sus triunfantes disfraces.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre