viernes, 30julio, 2021
23.4 C
Seville

¿Quién deseduca a quién?

- Publicidad -

análisis

Alguien debería decirle a Ortega Smith que no es Rambo y que está haciendo el ridículo

Gibraltar ha dictado orden de busca y captura contra Javier Ortega Smith por robar un bloque de hormigón en aguas británicas del Peñón de...

Martínez-Almeida vende la moto a los madrileños

El alcalde de Madrid, Martínez-Almeida, quiere que los madrileños se suban a la moto eléctrica para reducir la contaminación y luchar contra el cambio...

El Repaso del 29 de julio: Datos de empleo, las lenguas cooficiales, los pagos al personal de la Casa Real

Como cada mañana analizamos las principales noticias de actualidad en El Repaso. No te pierdas la emisión de hoy Ver esta publicación...

España logra el mejor récord mundial: podio entre los tres países con más vacunados contra el covid

Estos días de Olimpíadas, chovinismos nacionales y gestas deportivas, conviene no perder de vista que España ha batido el mejor de los récords mundiales...
- Publicidad-

“Cuando critican que el catalán comience a adquirir predominio en ciertos ámbitos, lo hacen porque eso conlleva la pérdida del predominio absoluto del castellano. No temen que el castellano desaparezca de Cataluña, es una estupidez pensar eso, lo que temen es que el castellano pierda el predominio absoluto en Cataluña. Los catalanes no pretenden que se hable catalán en Málaga o Castilla-La Mancha. No sé de ningún catalanista que defienda eso. En cambio, los castellanistas sí que defienden que el castellano sea dominante en Cataluña, que sea su lengua principal. Aunque lo disfrazan al hablar de lengua de comunicación o de encuentro”. Lo dijo en una entrevista en 2008 Juan Carlos Moreno Cabrera, Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid de la que es catedrático de Lingüística General, tan madrileño como Espe o Ayuso y cuya credibilidad es inversamente proporcional a su protagonismo en los medios con sede en Madrid.

Sus teorías hubieran sido el contrapunto perfecto para el aquelarre españolista en el que se convirtió el programa ‘Quién educa a quién’ de TVE1. Y eso que la cosa prometía con el actor Daniel Grao, profesor en la serie ‘Hit’, que empezó eligiendo el plurilingüismo aunque lo estropeó con una experiencia personal sobre asesores lingüísticos de TV3 que pulían su catalán, como si en cualquier otra cadena no se preocuparan de una dicción impoluta en castellano. Otra pobre víctima de la immersión que tuvo que irse a ganar la vida a la capital…

La cosa se puso fea con los tertulianos: Isabel San Sebastián, que lleva tiempo esparciendo naftalina y clasismo, se obcecó en llamar “vascuence” al euskera pocos días después de que en Twitter Rosa Montero calificara de “artificial” la lengua propia de Euskadi; un profesor con un lazo naranja en la solapa (¿si no son amarillos ya no violan la neutralidad del espacio público, ni adoctrinan, ni son supremacistas o lazis?) recitó los artículos de la Constitución favoritos de los unionistas (olvidó mencionar que en uno de ellos se establece la imposición del castellano) y Anna Grau, que en el rol del converso estilo Tamayo difundió las mismas patrañas de Jiménez Losantos que Vox ha normalizado: la Generalitat es hispanófoba, odia el castellano y controla la lengua de los niños en el recreo… Mentalidad madridista lobotomizada al calor de puntopelotas y chiringuitos (si no se les beneficia lo suficiente, creen que les están robando). “Hablar de marginación del castellano es añadir a los odiosos trucos del genocidio franquista un plus de ignominia”, dijo el escritor Joan Fuster.

Pero faltaba la puntilla del espontáneo que proclamó que en los establecimientos comerciales de Cataluña no te atienden en castellano. Nadie le retó a entrar en un local catalán a comprobar la falsedad de su dogma. Este ‘cayetano’ con look Montesinos milita en las Nuevas Generaciones del PP y se ha fotografiado con Cayetana Álvarez de Toledo junto a otros borjamaris, ansiosos de predicar las pestes de todo nacionalismo distinto al español. Puso el broche de oro con la muletilla de España como “Estado de derecho democrático” en una noche de amnesia generalizada: se le olvidó mencionar que esa misma semana el TC avaló la ley mordaza y las devoluciones en caliente de inmigrantes y el hecho de que quemar la bandera española será un delito de ultraje a la nación. Y que el autor de la matanza de Atocha salía anticipadamente de la prisión donde en cualquier momento puede entrar Pablo Hasel por cantar que Juan Carlos I es un ladrón. El mismo rey emérito que vive refugiado en un resort de lujo en Abu Dhabi a razón de 11.500 euros la noche pagados por todos los contribuyentes. Y podríamos seguir hasta el infinito con atropellos que encajan mejor con un régimen autoritario: Cassandra Vera y sus tuits sobre Carrero Blanco, tirititeros, Alsasu, CDR, Tamara Carrasco o las recientes multas a Teresa Rodríguez, por decir que Utrera Molina participó en la ejecución de Puig Antich, y a la activista del Coño Insumiso por ofender los sentimientos religiosos. Nacionalcatolicismo y nacionaljudicialismo.

- Publicidad-

Al periodista Miquel Ramos apenas le dieron dos turnos de palabra, que aprovechó para decir que en el País Valencià todavía no puede verse TV3. Antes de que un joven políglota le pidiera no ser interrumpido, San Sebastián presumió de los 400 millones de castellanoparlantes (¿cómo puede estar en peligro entonces?) conseguidos, en buena parte, gracias a la colonización violenta de América celebrada cada 12-O, y para invocar el mantra del requisito en los funcionarios. Como si después de aprenderse de memoria miles de artículos fuera tan difícil aprender otra lengua románica, olvidando que lo relevante es garantizar al administrado el derecho a ser atendido en su lengua materna, sea castellano, catalán, euskera o gallego.

Curiosamente nadie recordó que las notas en lengua castellana de los alumnos catalanes en Selectividad acostumbra a situarse por encima de la media española, casualmente nadie hizo alusión a que en octubre el Supremo prohibió el uso exclusivo del catalán en las comunicaciones entre las administraciones catalana, valenciana y balear. Debió ser mala suerte que nadie se acordara que en 2019 el dinero público destinado al Instituto Cervantes se incrementó un 4,3% hasta los 129 millones o que nadie explicara por qué el catalán, el euskera y el gallego están prohibidos en un Senado que es una cámara de representación territorial. Y sería interesante ver cuántos escritores gallegos, catalanes o vascos figuran en los planes de estudio de Castilla León, Extremadura o Cantabria. Si alguien tiene interés en conocer las discriminaciones que sufre la lengua catalana, que entre en la web de Plataforma per la Llengua y conocerá casos reales con nombres y apellidos.

En conclusión, un sesgo ideológico que se pareció demasiado al de la época Urdaci, pero que no es de extrañar viendo quien maneja los hilos de la televisión pública. Es Enric Hernàndez, que al frente de El Periódico publicó como exclusiva una falsa nota de la CIA con tachones, faltas ortográficas y fechas no coincidentes tras los atentados yihadistas en las Ramblas de Barcelona. Hace dos semanas el Consejo de Informativos de TVE catalogó de “más sombras que luces” su primer año al frente del nuevo cargo de Información y Actualidad y recordó que el 65% de la plantilla rechazó en referéndum su nombramiento. Ahora se rumorea que quiere fichar a la pepera Norma Duval para el programa matutino…

En el país donde se llevan 39 ediciones del concurso escolar ‘¿Qué es un rey para ti?’, en el que Celia Villalobos cocinaba en Masterchef poco después de asegurar que “Franco hizo un país socialdemócrata”, en el que el 20-N volvieron a celebrarse misas franquistas y en el que la Asociación de Prensa de Madrid despacha con silencio cobarde y cómplice las actitudes indignas de sus medios de derecha, sigue vigente la frase de Ovidi Montllor: “Hay gente a la que no le gusta que se habla, se escriba o piense en catalán, es la misma gente a la que le molesta que se hable, se escriba o se piense”.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Otro típico texto antiliberal en el que la base argumental se centra en defender los derechos de la lengua, y no de las personas. Y es que ya se sabe que para el fascismo es muy importante defender sus símbolos de poder homogeneizadores sobre los derechos del individuo.

    El texto ya marca perfil totalitario lingüístico desde el principio, con la incrustación de esa frase del lingüista madrileño que el autor quiere convertir en la verdad absoluta de lo que piensan todos los castellanohablantes y catalanes (recordamos que no todos los catalanes tienen el catalán como su lengua preferida, y eso es lo que les jode realmente, pues socava su proyecto nacional-independentista basado en la lengua). Por cierto, dice Carles Batalla que el lingüista es una persona ‘cuya credibilidad es inversamente proporcional a su protagonismo en los medios con sede en Madrid’. Dejando de lado la superioridad moral que atribuye a otros medios, como los que tienen sede en Cataluña, y que solo reciben subvenciones si publican en catalán aparte de por ideología, debería tener en cuenta dónde está la sede de Diario 16, no vaya a ser él quien no tenga credibilidad.

    Respecto a lo de Daniel Grao y la dicción, la cosa cae por su propio peso, pues quien haya visto la serie HIT sabe que hay momentos en los que se habla en catalán, o incluso en árabe, además de que aparecen varios inmigrantes que hablan español no precisamente con dicción y expresiones castellanas. No sé de dónde sale esa afirmación de ‘como si en cualquier otra cadena no se preocuparan de una dicción impoluta en castellano’. El autor debe consumir poca televisión en español, dado su sesgo ideológico, pues de lo contrario sabría que es habitual ver a personas con dicción andaluza, gallega, catalana, vasca, etc. Estaría bien preguntarle qué opina de que el catalán estándar se esté intentando imponer en Baleares o la Comunidad Valenciana, o por las polémicas que originan los catalanistas cada vez que en TV3 (la televisión pública que debería de ser de todos los catalanes que la pagamos, y no solo de los catalanohablantes), aparece alguien hablando en castellano en un programa o serie, como en el caso de ‘Drama’, o incluso en los informativos.

    Está claro que lo que dijo el joven sobre los establecimientos en Cataluña no es cierto, entre otras cosas porque los comerciantes suelen atender en la lengua en la que se expresan los clientes, por la cuenta que les trae. Lo que sí es cierto es que si no atienden en catalán es probable que las SS del catalán les organicen campañas de acoso en las redes sociales, les insulten, les amenacen, les hagan pintadas, etc. Hay numerosos ejemplos al respecto, y todo ello patrocinado con dinero público (ya sabéis: el fascismo y sus símbolos inmutables) a través de organizaciones como Plataforma per la Llengua, que aparece nombrada en algún punto del texto, esos mismos que ahora presumen de que la Ley Celaá les permite controlar la lengua que utilizan los niños en el patio de las escuelas.

    Una de las frases más ridículas del autor es esa que dice: ‘Como si después de aprenderse de memoria miles de artículos fuera tan difícil aprender otra lengua románica, olvidando que lo relevante es garantizar al administrado el derecho a ser atendido en su lengua materna, sea castellano, catalán, euskera o gallego’, pues precisamente eso es lo que se exige y él se empeña en negar en este mismo artículo. ¿Por qué una persona que tenga el catalán, gallego o euskera como lengua materna puede recibir la educación, en las primeras etapas, en su lengua materna y un castellanohablante no? ¿Lo de ser atendido en su lengua materna sirve para todos menos para los castellanohablantes? No es solo una cuestión de derechos individuales de los castellanohablantes, si un catalanohablante de zona predominante del catalán quisiera ser ‘inmersionado’ en castellano, tampoco tendría derecho.
    El remate llega con eso de que los niños catalanes, con dos horas de lengua castellana a la semana, sacan mejores notas en castellano que en otros lugares no bilingües dónde todas las horas son en castellano. Bien, en primer lugar, solo indicar que en las diferentes comunidades no se realizan los mismos exámenes y que, por tanto, los resultados no son comparables. Pero dejando de lado ese pequeño detalle que siempre obvian, si las lenguas románicas son tan fáciles de aprender y con dos horas basta, qué sentido tiene la inmersión. ¿No se puede aprender catalán con 2 horas a la semana? Curioso, ¿verdad? Aunque no tanto si entiendes que su única pretensión es utilizar el catalán como arma ideológica.

    Por cierto, ¿alguien le puede explicar al autor que las conquistas de Mallorca, Valencia, y otras zonas, que se atribuyen en exclusiva los catalanistas, no se realizaron tirando claveles por el camino? ¿Alguien le puede explicar que la propia Generalitat admitió haber recibido avisos sobre posibles atentados?

    Ya, por último, no entro a comentar las partes en las que el autor se centra en defender su indefendible postura antiliberal, algo superada y más propia de los años 30 del s. XX, hablando de Franco y del pasado, un clásico que nunca puede faltar en estos que defienden los derechos de las lenguas, o de los territorios, por encima de los derechos del individuo, porque yo vivo en el 3 de diciembre de 2020 y lo que defiendo son las cosas de hoy. Si alguien quiere hablar del pasado, pues nada, volvamos todos al latín y problema resuelto.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Miquel Iceta intenta salvar la casa del poeta Vicente Aleixandre

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta ha enviado una carta y un informe a la consejera de Cultura y Deporte de la...

Barcelona, elegida Capital Mundial de la Arquitectura 2026

Barcelona, elegida Capital Mundial de la Arquitectura 2026. La elección, que conlleva ser la sede del Congreso Mundial de la Unión Internacional de Arquitectos...

Saracho informó a Europa de que había 4 posibles compradores del Popular cuando ya estaba en marcha la resolución

El 5 de junio de 2017, Emilio Saracho trasladó a Daniele Nouy, presidenta del Mecanismo Único de Resolución, una carta, a la que Diario16...

Sánchez y Casado colocan a España al borde de la intervención de la UE

Pablo Casado está dando un golpe de Estado encubierto con el bloqueo institucional del PP que no terminará porque Pedro Sánchez se lo eche...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Miquel Iceta intenta salvar la casa del poeta Vicente Aleixandre

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta ha enviado una carta y un informe a la consejera de Cultura y Deporte de la...

Barcelona, elegida Capital Mundial de la Arquitectura 2026

Barcelona, elegida Capital Mundial de la Arquitectura 2026. La elección, que conlleva ser la sede del Congreso Mundial de la Unión Internacional de Arquitectos...

Saracho informó a Europa de que había 4 posibles compradores del Popular cuando ya estaba en marcha la resolución

El 5 de junio de 2017, Emilio Saracho trasladó a Daniele Nouy, presidenta del Mecanismo Único de Resolución, una carta, a la que Diario16...

Sánchez y Casado colocan a España al borde de la intervención de la UE

Pablo Casado está dando un golpe de Estado encubierto con el bloqueo institucional del PP que no terminará porque Pedro Sánchez se lo eche...