martes, 27julio, 2021
21.7 C
Seville

¿A quién defienden los altos tribunales de Justicia, a una ideología o a un Estado de Derecho?

Manuel Domínguez Moreno
Periodista, escritor, sociólogo, politólogo y perito en procesos de paz a nivel nacional e internacional
- Publicidad -

análisis

Teatrillo de PP y Vox tras la declaración de Abascal como ‘persona non grata’ en Ceuta

A Abascal lo han declarado persona non grata en Ceuta. Qué se podía esperar de un señor que acudió a la ciudad autónoma, en...

Sánchez apuesta por el «Hollywood español», Yolanda Díaz por controlar la factura de la luz

La prensa de Madrid prevé otro otoño caliente. Con las derechas cargando una nueva moción de censura (abocada nuevamente al fracaso) y con los...

El Repaso del 26 de julio: incendio en Cataluña, encuestas electorales, aborto y lenguas cooficiales

Como cada día, en El Repaso analizamos brevemente las noticias de actualidad, las portadas de los principales medios y aquella info que a...

La UE advierte a España de que su escaso número de jueces puede dañar el Estado de derecho

El informe de la UE Documento de Trabajo de los Servicios de la Comisión Europea concluye que el sistema judicial actual confiere al juez...
- Publicidad-

El caso del máster de Cristina Cifuentes demuestra cómo desde el poder se utiliza una red de favores para lograr objetivos políticos que, de otro modo, no sería posibles. El ejemplo del ex rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Pedro González-Trevijano, es el paradigma de esta situación que contamina nuestra democracia. González-Trevijano fue promovido desde la rectoría a una magistratura del Tribunal Constitucional durante el mandato de Ruiz-Gallardón, un lugar desde donde, utilizando la ideología en vez de la búsqueda del bien común, poder implantar medidas contrarias al sistema democrático como, por ejemplo, tener en las cárceles españolas a presos políticos. Yo te doy, tu me das, ese es el sistema que debilita nuestro régimen de libertades porque se busca el beneficio personal en vez de trabajar para el pueblo.

 

La actual polémica del presunto máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid y la utilización que ha hecho el Partido Popular de una universidad pública ha destapado, además del escándalo en sí, cómo el partido conservador ha utilizado desde un punto de vista ideológico los puntales más importantes de una democracia sana.

España no tiene una democracia con salud plena. Más bien está en cuidados intensivos precisamente por esta razón, por la utilización sistemática de quienes ocupan el poder —ahora azules, antes colorados— de todos y cada uno de los pilares que deben sustentar el sistema político que, teóricamente, entrega el poder al pueblo. No obstante, el pueblo español tiene de todo menos lo que se le reconoce en la propia Constitución que ahora blanden como arma de ruptura en vez de como herramienta para la unidad.

- Publicidad-

Utilizar una universidad pública, financiada con el dinero de todos los españoles, para que los altos cargos de un partido engorden su currículum es más propio de regímenes totalitarios que de un país moderno, libre, ético y democrático. Nadie olvida cómo durante el franquismo si eras «hijo de tal o de cual» el camino estaba más allanado que el resto de los ciudadanos. El máster de Cristina Cifuentes ha demostrado cómo eso sólo ha cambiado por los matices pero no en las esencias.

No obstante, esto no ocurre sólo con la educación sino que también sucede en otros ámbitos como tristemente estamos siendo testigos en los últimos meses. La imposición ideológica de una Justicia manejada desde el poder está provocando que España esté siendo avergonzada desde las más altas instancias internacionales, empezando por Naciones Unidas. Esto es algo que no se puede permitir porque por defender la ideología del partido que gobierne no se puede aplicar la ley o permitir que haya personas en la cárcel por presuntos delitos que en otros países no conllevan la prisión preventiva incondicional.

Esta es la realidad por más que les duela a quienes quieren hacer de la Justicia un elemento ejemplarizante. Sin entrar a defender los postulados secesionistas de los políticos catalanes encarcelados en nombre de una Constitución que reconoce la legitimidad del pueblo para decidir su futuro, la pregunta más evidente es ¿a quién está defendiendo la Justicia, a una ideología o al Estado de Derecho? La respuesta es obvia. Aquellos que están al frente de nuestro sistema judicial defenderán siempre la ideología de quien les ha puesto en el cargo. Esta sumisión al poder de uno de los poderes fundamentales de cualquier democracia sana es el mayor atentado a nuestro sistema de libertados que se puede cometer puesto que, precisamente, la Justicia debe ser independiente y, por desgracia, ahora no es así.

Insisto en lo mismo: defender la independencia judicial, defender la idea de que los políticos catalanes están encarcelados injustamente y sólo para cubrir los deseos ideológicos de quienes ocupan el poder en la actualidad, no es sinónimo de defender al secesionismo. Sin embargo, sí que defiendo el derecho del pueblo a decidir libre y democráticamente su futuro. Si hace unos años se hubiese permitido hablar al pueblo catalán todo este dolor se habría evitado.

Incluso hay algunos que no están en el poder, pero que si lo ostentaron durante varias décadas, que se han posicionado en una interpretación equivocada de la defensa de la Constitución cuando en su programa máximo tienen admitido el derecho de autodeterminación de los pueblos. Me refiero, evidentemente, al Partido Socialista. Felipe González, incluso, fue un fiero defensor de estos términos hasta que el poder lo engulló y lo convirtió en lo que es ahora.

La Justicia y la Educación son dos de los aspectos a través de los que los partidos que ocupan el poder en España intentan hacerse con la voluntad del pueblo. No obstante, hay más como, por ejemplo, la sistémica manipulación informativa a través de los canales públicos que, incluso, llegan a tapar graves casos de corrupción o se someten a los argumentarios del partido en el poder. No se informa sino que se adoctrina al pueblo. Exactamente igual que en los regímenes totalitarios.

El máster de Cristina Cifuentes ha destapado toda una trama curricular en la universidad pública pero, además, ha demostrado cómo los principales organismos democráticos están siendo manipulados y utilizados como ariete ideológico frente a la independencia que se les presume. Hans Frank, en los juicios de Nuremberg, afirmó que sabía que lo que estaba haciendo con los judíos polacos estaba mal pero que cuando tenía esas dudas éticas una voz en su interior le decía «mantén tu cargo». No es una cuestión de hacer analogías, porque no las hay, pero esa frase resonará mucho en quienes saben que si están al servicio de una ideología su cargo siempre estará asegurado, lo cual, desde los valores democráticos, no es otra cosa que actuar de espaldas al interés del pueblo que, al fin y al cabo, es quien realmente debería tener el poder en un Estado de Derecho.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Si la actuación de los Jueces no estuviera respaldada por las Leyes, por esa ilegalidad les lloverían demandas por prevaricación y esto no acontece. Por tanto, en mi modesta opinión, lo que procede es cambiar las Leyes, empezando por la Constitución y avanzar hacia una que identifique a España como un Estado Federal, la República Federal de España y así resolver problemas que vienen de lejos, consecuencia de aquella alteración por la fuerza de aquel Estado de Derecho, conocido como la República de España.
    En momentos clave lo mejor es no dispersarse sino agruparse y actuar en consecuencia, democráticamente y pacíficamente, claro. Gracias

  2. Si se aplicara la legalidad en su conjunto seria suficiente. Solo se aplica aquellos preceptos que me gustan. La constitución esa que tanto se alardea dice»se ilegalizaran organizaciones criminales» en españa se les pone a gobernar. Si asaltas blanquerna de forma violenta eres un patriota en cambio si un CDR corta carreteras es un terrorista. Ya dijo un destacado miembro popular «Rajoy salvó españa llamando a los jueces para indicarles cual era la decisión correcta». Los números no engañan 47 millones le quitas 7 millones de catalanes quedan 40 millones son muchos votos conclusión: arrasemos cataluña como hizo Roma con Cartago. Un saludo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Maialen lo vuelve a hacer: medalla de plata en Tokyo

Maialen Chourraut es leyenda. La deportista vasca ha conseguido esta mañana su tercera medalla olímpica de manera consecutiva, tras el bronce obtenido en Londres...

El Gobierno cobra una tasa por excavar la fosa de una víctima del franquismo y gasta 125.000 euros en mantener la tumba del dictador

El mismo Gobierno que en pleno 2021 está a punto de sacar adelante la Ley de Memoria Democrática para honrar a las víctimas de...

Lo que puede hacer la arquitectura

Imaginad un llano inmenso, más grande que el horizonte, tan grande y tan llano que puedes llegar a tener espejismos circulando por sus carreteras....

Movimiento por la discapacidad (MPD)

El Movimiento por la Discapacidad (MPD), el MPD es un movimiento muy joven formado por un grupo de personas que nos hemos concienciado y...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Maialen lo vuelve a hacer: medalla de plata en Tokyo

Maialen Chourraut es leyenda. La deportista vasca ha conseguido esta mañana su tercera medalla olímpica de manera consecutiva, tras el bronce obtenido en Londres...

El Gobierno cobra una tasa por excavar la fosa de una víctima del franquismo y gasta 125.000 euros en mantener la tumba del dictador

El mismo Gobierno que en pleno 2021 está a punto de sacar adelante la Ley de Memoria Democrática para honrar a las víctimas de...

Lo que puede hacer la arquitectura

Imaginad un llano inmenso, más grande que el horizonte, tan grande y tan llano que puedes llegar a tener espejismos circulando por sus carreteras....

Movimiento por la discapacidad (MPD)

El Movimiento por la Discapacidad (MPD), el MPD es un movimiento muy joven formado por un grupo de personas que nos hemos concienciado y...