Los abuelos son una parte muy importante de nuestra vida, en especial, cuando somos pequeños. En los tiempos que corren, en los que tanto los padres como las madres trabajan fuera de casa, son muchos los abuelos que se encargan de llevar y recoger a los nietos del colegio, de pasar tiempo con ellos por las tardes, ayudarles con las tareas, llevarlos al parque… unas actividades que son muy exigentes cuando ya se tiene una edad y que, sin embargo, los abuelos hacen de mil amores.

En ocasiones, con el paso del tiempo, a medida que los niños van creciendo y van teniendo nuevas inquietudes, nuevas amistades y más independencia, van separándose un poco de la figura de los abuelos, que va perdiendo importancia. Pero lo que es de verdad importante es seguir manteniendo una relación cercana y afectuosa con los abuelos, sobre todo, en estos tiempos de pandemia que nos están obligando a levantar una barrera con nuestros seres queridos por miedo al contagio.

Hacerles un regalo a los abuelos es una buena oportunidad para demostrarles el afecto y el cariño. No obstante, no olvides esto: por encima de cualquier regalo material que puedas hacer, las personas mayores agradecen y aprecian en mayor medida que mantengamos el contacto, que estemos presentes, que hablemos con ellos. Y nosotros, con el paso del tiempo, también valoramos más esas experiencias. Cuando falten tus abuelos, echarás de menos sus historias y batallitas, esas que en un principio no apreciabas como se mereciían y que, llegado el momento, desearías poder conocer más y más.

Por eso mismo, es muy importante que hablar con los abuelos, preguntarles cosas, sobre su vida, su infancia, su juventud, sobre tus padres… También es fundamental hacer cosas con ellos, vivir experiencias que te van a enriquecer y que van a generar recuerdos imborrables que permanecerán durante toda tu vida.

Recuerdos

La nostalgia es una de las emociones más bonitas que podemos sentir. Es una mirada a un pasado feliz, a unos momentos que han quedado grabados en la memoria de manera positiva. Así que acudir a la nostalgia es una buena manera de sorprender a los abuelos. ¿Cómo? Con algo tan sencillo como personalizar objetos como un calendario, elaborar un álbum de fotos o componer una lámina con imágenes felices del pasado. Seguro que brotan las emociones con estos regalos originales para abuelas y abuelos.

Bolsillo multiusos para el sofá o la cama

Llegados a una edad, nuestro cuerpo pierde energía, vitalidad… la vista empeora, aparecen los dolores de huesos y de articulaciones y la movilidad se reduce considerablemente —algo a lo que contribuye en gran medida el estilo de vida de cada persona—. A pesar de que las personas mayores necesitan hacer ejercicio y pasear, también es cierto que pasan muchas horas del día sentados. Por eso es buena idea un bolsillo multiusos, parecido a unas alforjas, para que, ya sea en el sillón, el sofá o la cama, puedan tener a mano las gafas, el mando de la televisión, un libro o cualquier otro objeto que necesiten a menudo.

Una sesión completa de spa

Un regalo que seguro que los abuelos agradecen es una sesión de spa. Pocas cosas tan gratificantes como una buena dosis de aguas termales, masajes para tonificar la musculatura, masajes relajantes… Además, se trata de un lugar que la mayoría de los abuelos no han visitado nunca, por lo que la sorpresa será mucho mayor.

Entrar en un spa es abandonarse al placer, es sentirse como en una burbuja. Cuando tus abuelos salgan del centro, estarán como nuevos, revitalizados y agradecidos. Verás como después de esta primera experiencia piensan en volver otro día.

Un diario

No se trata de que escriban las cosas que les suceden cada día. Es más bien un cuaderno en el que poder plasmar la historia de sus vidas, esos momentos vitales que marcan y los que los nietos siempre queremos conocer de primera mano: cómo eran nuestros padres de pequeños, cómo se conocieron nuestros abuelos, cómo eran sus vidas cuando eran niños, sus viajes, sus amistades… toda la información relevante a la que podremos acudir cuando ya no estén con nosotros. Al fin y al cabo, se trata de un testimonio, del legado de sus vidas.

Escribir este diario les mantendrá entretenidos y nos dará un material valiosísimo para el futuro.

Una experiencia gastronómica

¿A quién no le gusta disfrutar de una buena comida? Seguro que tus abuelos se vuelven locos al vivir una experiencia gastronómica única. Puede ser un restaurante peculiar, con particularidades, un restaurante muy reputado, con estrella Michelin incluida, o un simple restaurante donde se coma bien y donde puedan disfrutar de tu compañía.

Un viaje en familia

Para seguir generando experiencias de vida juntos, puedes regalarles a tus abuelos un viaje, pero no para que ellos mismos conozcan mundo, sino para que podáis hacerlo juntos, para que podáis compartir esos nuevos momentos y vivencias.

No es necesario que se trate de un viaje del IMSERSO, ni largo ni lejano, basta con que sea una excusa para juntarse y ver lugares nuevos, ciudades, paisajes, etcétera.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre