jueves, 9febrero, 2023
10.3 C
Seville

¿Qué es y cómo funciona el aval bancario del alquiler?

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Si eres propietario de una vivienda debes saber que los avales bancarios en los arrendamientos no son una condición obligatoria en todos los contratos de alquiler. Estos tienen una función muy básica que está relacionada con el impago de las cuotas mensuales del arrendamiento.

En caso de que estés interesado en arrendar tu inmueble y no quieras tener este tipo de incidencias y problemas con tu inquilino, alquila tu vivienda con total seguridad gracias al servicio de Housfy Alquileres y a las claves sobre el aval bancario que te explicamos a continuación en este artículo.

¿Qué es un aval bancario del alquiler?

Un aval bancario del alquiler es una garantía que realiza el inquilino para proteger al propietario del inmueble del impago de la renta. Esta garantía la realiza un tercero, en este caso un banco o entidad bancaria, tras el abono de una cantidad correspondiente a una serie de cuotas mensuales del arrendamiento, las cuales puede exigir el propietario de la vivienda y se convienen entre este y el arrendatario mediante un acuerdo firmado por ambos.

Los avales pueden tener una duración indefinida, o bien, una fecha de vencimiento. En el caso de los avales para alquileres su final suele estar previsto en la misma fecha que el contrato de arrendamiento finaliza.

¿Cómo funciona un aval bancario en el arrendamiento?

Conseguir un aval bancario del alquiler es un trámite sencillo, en el cual el inquilino tendrá que solicitar a su banco el aval para su arrendamiento. Una vez solicitado, la entidad bancaria correspondiente le realizará un estudio de solvencia y viabilidad de su perfil económico.

Después de este trámite, es necesario formalizar ante notario una Póliza de Cobertura de Garantía Bancaria, la cual firmarán el inquilino y el banco. En esta se conviene en caso de impagos de las cuotas por parte del inquilino, la entidad bancaria hará frente a esos gastos, los cuales la entidad posteriormente reclamará al arrendatario.

Una vez firmado el documento anterior, el banco también solicita sus garantías. Es por ello que realiza una pignoración del importe prestado para el aval bancario. Así, la entidad bancaria solicita el bloqueo en la cuenta bancaria del arrendatario de la cantidad correspondiente en un depósito, en el saldo de su cuenta o en un fondo de inversión que desde el banco se ha cedido para el aval y el inquilino no podrá disponer de la cantidad mientras dure el contrato de arrendamiento.

De esta manera, el funcionamiento del aval bancario para el alquiler es muy sencillo, si el arrendatario genera problemas de impago de las mensualidades, el banco pagará al propietario el importe correspondiente y la entidad podrá recuperar el dinero cogiéndolo del depósito que realizó el inquilino en su día.

¿Qué hacer si el banco no concede el aval al cliente en alquiler?

Es posible que nuestro banco no conceda el aval bancario para nuestro alquiler tras el estudio de viabilidad y solvencia, pero, existen algunas alternativas al aval bancario del alquiler en caso de no poder conseguirlo. Una alternativa sería elseguro de impago de alquiler o un depósito de garantía en el arrendamiento. Es importante recordar que tanto el aval bancario como el seguro de impago del alquiler son compatibles con la fianza del alquiler y es obligatorio abonarlos ya que así lo obliga la normativa actual.

Así, si actualmente vas a alquilar tu vivienda, en este momento ya sabes como funciona el aval bancario del alquiler. Por lo que no dudes en pedirlo a tu inquilino para estar protegido contra posibles impagos de las mensualidades.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído