El centro de atención telefónica de Majorel, antigua Qualytel en Salamanca, perteneciente al Grupo Bertelsmann, ha amenazado a sus trabajadoras y trabajadores del Call Center con sanciones, para aquellos que no acudan a trabajar a pesar de mostrar síntomas de coronavirus.

El Comité de Empresa de Qualytel Arvato Salamanca reveló el pasado martes, que el Grupo había confirmado el primer positivo por coronavirus de forma oficial. Se lo ha comunicado a los trabajadores de su entorno y a aquellos con los que ha tenido contacto conocido.

Según el Comité de Empresa, la persona afectada se encuentra en buen estado y no había acudido a la plataforma desde la semana pasada. En el espacio de trabajo, aseguran, se está haciendo desinfección por parte del personal de limpieza todos los días entre cada uno de turnos.

Los teleoperadores han denunciado estar atrapados en sus puestos ante el coronavirus: “Exigimos teletrabajo porque estamos a 20 centímetros de nuestro compañero”.

El Comité de Empresa ha informado que actualmente hay 466 trabajadores desempeñando su labor fuera del centro y 107 con medidas de flexibilidad. Es decir, vacaciones, compensatorios y cambios de turno.

También han informado de amenazas a algunos trabajadores que no quieren acudir a su puesto de trabajo, al tener síntomas. La empresa ha señalado que, “si no se presentan en su puesto, no les ofrecerán el teletrabajo”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre