sábado, 27noviembre, 2021
9.1 C
Seville

Puteros, así se explota a mujeres obligadas a prostituirse

Cocaína a todo trapo para poder aguantar un ‘servicio’ de 24 horas disponibles los siete días de la semana

- Publicidad -

análisis

Balcanes (in)estables: llegó la hora de que Occidente se enfrente a su pasado

Los Balcanes siempre han sido vistos como un barril de pólvora, una parte problemática del mundo que produce más historia de la que puede...

Martínez Almeida, el siniestro depredador de las cotorras

El alcalde de Madrid, Martínez-Almeida, ha declarado la guerra sin cuartel a las simpáticas cotorras. El Ayuntamiento cree que estas pequeñas y coloridas aves...

¿Cómo interpretar la decisión del TGUE sobre Puigdemont, Comín y Ponsatí? ¿Pueden volver a España?

Hacemos un análisis de urgencia para explicarte qué es lo que ha determinado el Vicepresidente del Tribunal General de la UE en su escrito...

Una olla en silenciosa ebullición

Érase una vez la historia de una rana cuyo amo la había puesto en una piscina, o lo que ella creía una piscinita, y...
- Publicidad -
- Publicidad-

Veinticuatro horas al día los siete días de la semana. Y la que no pudiera aguantar el ritmo de ‘trabajo’, cocaína a todo trapo. El putero no puede esperar y hay que contentarlo cuando paga pronto y bien. Eran las condiciones de ‘trabajo’ impuestas por una presunta red criminal dedicada a la trata de mujeres que obligaba a un grupo de mujeres a ejercer la prostitución en un piso del acomodado barrio sevillano de El Porvenir con las ventanas enrejadas, que imposibilitaban la salida de estas mujeres en caso de urgencia. Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas como presuntas integrantes de esta banda criminal que obligaba a estas mujeres a ejercer la prostitución.

El proxeneta jefe dejaba sin aire acondicionado a las mujeres explotadas, hacinadas en una habitación con techo de chapa

El control que ejercía la banda desarticulada sobre las mujeres explotadas sexualmente era tan férreo que una de las tres mujeres liberadas se encontraba encerrada en una habitación bajo llave, que sólo podía ser abierta por el líder de la organización, algo que sólo hacía cuando llegaba algún putero a reclamar sus ‘servicios’, informa la Policía Nacional.

En el negocio de la explotación sexual de mujeres parece que está todo inventado, y esta banda desarticulada en Sevilla no era un caso excepcional. Ejercía su actividad ilegal con absoluta discreción en un céntrico barrio sevillano y tenía un modus operandi perfectamente jerarquizado y con reparto de tareas totalmente distribuido entre sus miembros.

Al frente de este grupo criminal se encontraba un individuo de nacionalidad española que controlaba en todo momento la actividad de la casa, que se publicitaba por internet con servicio de 24 horas diarios, a la vez que era el encargado de trasladar a las chicas fuera de la vivienda para que realizaran los ‘servicios’ sexuales, si eran requeridas para ello. El jefe de la banda también portaba sustancias estupefacientes si se daba el caso de que así lo requiriera el putero de turno. Para que las jóvenes explotadas no tuviesen la tentación de huir, el jefe de la banda las esperaba hasta la finalización del ‘servicio’ sexual, que normalmente se llevaba a cabo en hoteles o domicilios particulares repartidos por toda la capital andaluza.

La policía detiene a cuatro personas que explotaban a tres mujeres para ejercer la prostitución en un piso de Sevilla

- Publicidad-

Un escalón por debajo del cabecilla se encontraban dos mujeres que ejercían la labor de vigilantes y controladoras directas del ritmo de explotación sexual al que sometían a estas mujeres. Una de ellas es la pareja del proxeneta jefe, que además tenía la orden de mantenerlo informado de todo lo que sucedía en la casa, controlando el número de servicios sexuales que realizaban las mujeres, además de cobrar a los puteros y descontar a las mujeres explotadas la cantidad de dinero que tenían que entregar a la organización. La organización criminal requisaba el 75% del dinero que ganaban las mujeres explotadas.

Fotos: Policía Nacional.

En último lugar de la organización desarticulada por la policía se encontraba la captadora y colaboradora, que regentaba una agencia dedicada eufemísticamente al servicio de “mujeres de compañía”. Esta integrante de la banda surtía a la casa investigada de mujeres a petición del cabecilla, operación que le reportaba grandes cantidades de dinero, según informa la policía. Esta mujer también era la encargada de incitar a las mujeres explotadas sexualmente a consumir drogas para poder aguantar físicamente un servicio que no podía parar las 24 horas del día. Para ello, organizaban las llamadas “fiestas blancas”, en las que la cocaína era consumida tanto por las víctimas como por los puteros para mantener las relaciones sexuales durante más tiempo.

Los proxenetas se quedaban con el 75% del dinero cobrado por las mujeres explotadas

La operación policial, que comenzó el pasado marzo con la localización del piso utilizado para la explotación sexual, culminó el pasado lunes 2 de julio con estas cuatro detenciones y la liberación de las tres mujeres explotadas. Durante el registro policial, los agentes comprobaron cómo las víctimas se encontraban en condiciones infrahumanas, durmiendo en una habitación ruinosa que se encontraba en la parte superior de la vivienda, con el techo de chapa y sin aire acondicionado, ya que el jefe de la banda criminal desconectaba el cuadro eléctrico de los aires cuando salía de la vivienda, evitando que en su ausencia las mujeres pudieran usarlo según sus necesidades, mientras tenían que soportar en esta época del año unas temperaturas elevadas, que hacía insoportable el descanso de estas mujeres hacinadas en dicha habitación.

La policía también entró y registró la vivienda particular del líder de la banda y su pareja, en la cercana localidad de San Juan de Aznalfarache. Esta operación del Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual se ha llevado a cabo por agentes de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
https://diario16.com/wp-content/uploads/2021/11/326x326_BFRIDAY.gif
- Publicidad -

últimos artículos

Casado y Ayuso se esquivan en la manifestación de policías y mantienen su guerra en el PP

Organizaciones de policías nacionales, guardias civiles y policías locales han llevado a cabo esta mañana su anunciada manifestación en Madrid contra la reforma de...

Polarizados

De un tiempo a esta parte, estamos polarizados. Ya saben, en los polos magnéticos. O te arrastra el polo Norte o te arrastra el...

La ARMH pide colocar un monolito frente al Hostal de San Marcos en León

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) tiene intención de colocar un monolito frente al Hostal de San Marcos. La ARMH...

Ley de seguridad ciudadana: ¿el relato del poder?

Señala Herbert Marcuse en Eros y Civilización que hay una represión necesaria y una represión excedente. La primera actuaría frente al delito común, la...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Casado y Ayuso se esquivan en la manifestación de policías y mantienen su guerra en el PP

Organizaciones de policías nacionales, guardias civiles y policías locales han llevado a cabo esta mañana su anunciada manifestación en Madrid contra la reforma de...

Polarizados

De un tiempo a esta parte, estamos polarizados. Ya saben, en los polos magnéticos. O te arrastra el polo Norte o te arrastra el...

La ARMH pide colocar un monolito frente al Hostal de San Marcos en León

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) tiene intención de colocar un monolito frente al Hostal de San Marcos. La ARMH...

Ley de seguridad ciudadana: ¿el relato del poder?

Señala Herbert Marcuse en Eros y Civilización que hay una represión necesaria y una represión excedente. La primera actuaría frente al delito común, la...