El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha concluido que la supuesta organización criminal estafó 15 millones de euros a los profesores que se habían organizado en cooperativas con el objetivo de construir 7 centros escolares durante 2002 y 2014.

Según el informe del juez, Francisco Granados (ex consejero y ex secretario general del PP de Madrid) se sirvió de su influencia para que los ayuntamientos afines a él facilitaran el suelo a un precio supuestamente menor del “normal”, para llevar a cabo la edificación de los colegios.

Alfedel era la empresa que gestionaba la creación y el funcionamiento de las cooperativas. Ahora se señala a que, lo que en realidad hacía esta empresa era inflar los costes de edificación, cobrar por servicios inexistentes y dar una “mordida” a los políticos a través de pago a empresas instrumentales de David Marjaliza.

Marjaliza y Granados

Francisco Granados y su amigo desde la infancia, David Marjaliza se repartían los beneficios que les reportaban las adjudicaciones de suelo público y la construcción de colegios concertados. Ya en 2016 se calculaba que se llevaron por las comisiones entre 900.000 y 1,2 millones de euros.

Según la información que publicó hace ya tres años El Plural, entre las cooperativas que se investigaban entonces estaba la que gestiona el colegio concertado Hélicon, en VAldemoro, que pagó 1.591.342,67 euros a Marjaliza “para que gestionase la adquisición de un suelo en la Comunidad de Madrid con el fin de construir un centro escolar”. Según informaba el diario ABC, el documento donde aparecía este acuerdo fue suscrito el 20 de septiembre de 2002, cuando Francisco Granados era Alcalde de Valdemoro. Y precisamente, la cooperativa había elegido ya el suelo que necesitaba, una parcela pública en el municipio donde Granados era alcalde.

En ese contrato aparecían las cantidades: de los 1,6 millones de euros, se restaría el precio de la parcela, que suponía 484.000 euros. Según indica el diario que publicaba la pieza entonces, estaríamos hablando de que los profesores terminaron pagando más del triple del precio del suelo público. “Una anotación manusrcrita al margen del contrato revela la magnitud de la presunta mordida: el beneficio para la sociedad pantalla de Marjaliza era de 1,1 millones de euros”, indica el ABC.

Según las investigaciones, Marjaliza y Granados repartirían beneficios. 

Un año después de esta operación, Granados dejó la alcaldía de su pueblo al ser nombrado consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, cargo que ocupó para después ser nombrado secretario general del partido.

Cabe recordar que también está siendo investigado por los supuestos negocios con el Metro de Madrid, donde se suponen pagos de comisiones millonarias y podría suponer la imputación de constructoras importantes como Azvi, Begar o San José.

Al final, aparecía Alfonso Ferrón

Una vez terminado el colegio, Alfonso Ferrón cerraba todo el entramado. Su empresa Alfedel promovió la creación de 18 colegios concertados en la Comunidad de Madrid y podría confirmarse en breve que los pagos a las sociedades pantalla de Marjaliza se produjeron en una docena de ocasiones, suponiendo en cada una de ellas un millón de euros de comisión.

Datos de las mordidas

Según las declaraciones de Marjaliza ante el juez*, las comisiones ilícitas (mordidas) ascenderían a 2.200.000 euros, aunque se intuye que habrá más, según ha informado La Ser y El Mundo.

Granados habría cobrado 660.000 euros por su influencia en Valdemoro y en Majadahonda

El que fuera alcalde de Aranjuez**, 400.000 euros

El alcalde de Torrejón de Velasco, 200.000

Están por determinar aún las mordidas que pudiera percibir el excalcalde de Valdemoro, José Miguel Moreno, el alcalde de Sevilla La Nueva, Mario Utrilla; así como otros representantes de municipios murcianos, en Cartagena; y en Valdeluz, Yebes (Guadalajara).

Precisamente en octubre de 2018 fue llamado a declarar el presidente de la Cooperativa Luz de Yebes a petición de la Fiscalía por el propio juez Manuel García-Castellón. Y lo hizo al respecto de la adjudicación del colegio Luz de Yebes ubicado en la urbanización Valdeluz, en la localidad de Yebes, en Guadalajara. Este colegio estaba gestionado por la sociedad Alfedel. Precisamente en aquel momento los fiscales de Púbica afirmaban ya que los datos que estaban recabando evidenciaban el concierto entre Marjaliza y el administrador de Alfedel con los concejales de los diferentes ayuntamientos, que eran los que adjudicaban las concesiones de varios colegios concertados.

El colegio Luz de Yebes, construido por Obrum (empresa de Alfedel) tuvo que cerrar en el año 2013 al entrar en concurso de acreedores la cooperativa de profesores encargada de la gestión.

 

*En la primera versión de esta pieza, podía leerse “según el juez”, siendo en realidad “según las declaraciones que Marjaliza hizo ante el juez”.

** Jesús Dionisio, aunque aparece nombrado por Marjaliza, no se encuentra imputado ni investigado por este asunto, tal y como ha confirmado de manera directa su equipo jurídico a este diario.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre