El abogado defensor de Carles Puigdemont y de Toni Comín, Gonzalo Boye, ha presentado hoy el recurso de apelación ante el Tribunal Supremo.

El recurso se presenta contra la orden de detención que interpuso el pasado día 10 de enero el juez de instrucción, Pablo Llarena. En este auto del día 10, Pablo Llarena inadmitió los recursos presentados contra el auto de prisión que él mismo había dictado.

En el escrito del recurso se solicita que, de no admitirse lo que en él se pide, se planteen las pertinentes cuestiones prejudiciales ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Concretamente se trataría de cinco.

Se pide en el escrito que se plantee ante el TJUE si ha de ser el Tribunal Supremo el tribunal que deba de conocer de los asuntos que afecten a parlamentarios europeos (ya que no están aforados). Además, también solicita que pregunte si el Supremo puede presentar órdenes de detención nacional o europeas contra un eurodiputado sin la previa autorización (suplicatorio) del Parlamento Europeo, y si puede mantener la orden de detención mientras se está tramitando el suplicatorio ante la eurocámara.

Y es que, precisamente el auto de Llarena del día 10 de enero reconoce la inmunidad de Puigdemont y Comín como europarlamentarios y la necesidad de presentar un suplicatorio. Sin embargo, afirma en el mismo escrito que mantiene la orden de detención porque en España sí serían detenidos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here