El eurodiputado Carles Puigdemont ha presentado a través de sus abogados, la solicitud de recusación al magistrado del Tribunal Cándido Conde-Pumpido, alegando las descalificaciones públicas realizadas por él sobre los presos y los exiliados catalanes.

Se trata del magistrado que se encarga de responder a los recursos presentados por la vía de amparo ante el TC por parte de los presos políticos y exiliados independentistas catalanes en referencia a la sentencia dictada por la Sala Segunda del Tribunal Supremo, así como a las órdenes de detención emitidas.

El magistrado ha rechazado hasta ahora varios de los recursos presentados, como ha sido el caso del de Meritxell Borrás o el de Carles Mundó.

La solicitud de recusación se fundamenta en unas declaraciones que el magistrado realizó en el mes de noviembre de 2017, inmediatamente después de producirse el referéndum en Cataluña. El contexto donde se produjeron sus palabras fue un acto en el Congreso de los Diputados, donde se conmemoraba la entrada de España en el Consejo de Europa.

En el momento en que el Tribunal Constitucional ha decidido mantener activa la orden de detención sobre Carles Puigdemont y Toni Comín, a pesar de ser eurodiputados, la defensa ha contestado recusando al magistrado al considerar que no es imparcial en esta cuestión.

En su momento, ya se recusó al magistrado Antonio Narváez, precisamente por haber afirmado que el referéndum de Cataluña era «peor que el golpe del 23-F».

Las declaraciones que hizo Conde-Pumpido calificaban, en su opinión, los hechos que estaban siendo sentenciados. Dijo que los catalanes independentistas «se habían alzado contra la soberanía nacional que reside en el pueblo español generando una fracción del pueblo catalán». También afirmó que los líderes independentistas habían dispuesto de «la preeminencia de los medios y los instrumentos que les proporciona el marco constitucional mismo para garantizar autogobierno de su comunidad, incluida la disposición de cantidades relevantes de dinero público», lo que se entiende como una afirmación de comisión de delito de malversación, antes de que estos hechos fueran analizados.

Estas son las razones por las que la defensa de Carles Puigdemont considera que la postura mantenida públicamente por Cándido Conde-Pumpido no ha sido neutral, siendo un magistrado que debe conocer sobre el asunto.

La intervención del magistrado en el seminario del 40 aniversario del ingreso de España en el Consejo de Europa puede verse completa en este enlace.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre