El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha denunciado ante la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona al internauta que le «insultó, vejó y humilló gravemente» en las redes sociales, donde difundió un vídeo en el que deseó que le violaran en la cárcel y deseaba a los líderes independentistas una «feliz estancia» en las cárceles españolas.

Jaume Alonso-Cuevillas, el abogado de Puigdemont, subraya en la denuncia que este caso reviste un gran parecido con el acoso del que fue víctima en las redes sociales la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a la que una internauta, que fue condenada por un delito contra la integridad moral, le deseó que fuera víctima de una violación en grupo.

En el caso de Puigdemont, el denunciado colgó en las redes sociales el pasado 30 de marzo un vídeo en el que, montado a caballo, arremetía contra los independentistas, insultaba a Puigdemont y deseaba que ingresara en prisión para que le violaran.

El internauta afirmaba: «Estoy desando que la Guardia Civil lo meta en la jaula y lo transporten en una furgoneta durante 17 horas hasta el centro de Madrid. Y allí ojalá que los presos que hay le empiecen a dar por el culo y no paren, lo violen, y a ver si lo dejan embarazado, algún moro hijo de puta de esos que usted defiende. Buenos días españoles. Viva España y viva Franco”

«Esperemos que estéis los mismos años que estuvo nuestro Teniente Coronel, Señor Tejero, que en ningún momento abandonó a sus guardias civiles en el Parlamento. No como usted, señor Puigdemont, que es una rata, maricona, hija de puta, de cloaca, que se ha fugado, ha dejado a sus hombres aquí abandonados. Usted es un mierda», reiteraba.

Según el escrito del letrado de Puigdemont, dirigido a la Fiscalía de Delitos de Odio, el caso de Inés Arrimadas es un «precedente prácticamente idéntico» al que ahora denuncia Puigdemont. La denuncia señala que los hechos podrían ser constitutivos de delitos contra la integridad moral, amenazas, injurias y contra los derechos fundamentales y libertades públicas cometidos por motivos ideológicos.

Puigdemont pide a la Fiscalía de Delitos de Odio que admita a trámite la denuncia y que identifique al hombre que le humilló y vejó montado a caballo e insta a que el juzgado de instrucción proceda a la apertura de un procedimiento judicial.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre