Carles Puigdemont ha sido contundente en sus declaraciones desde el palacio de la Generalitat: “Cataluña vive un estado de excepción de facto”, y ha subrayado que “en ningún estado de la Unión Europea se vive lo que sucede en Cataluña”. Son momentos duros para el pueblo catalán que ha amanecido con16 detenciones a miembros del equipo de Puigdemont porque respaldan el referéndum, 42 registros a sedes de la Generalitat en la mayor operación desplegada por la Guardia Civil para impedir el 1-O, dentro de la operación Anubis que se ha saldado con la detención por la UCO de la directora general de Desarrollo Informático de la Generalitat, Rosa María Rodríguez, que ha sido detenida esta mañana en Madrid.

Aún así, Puigdemont ha salido a tranquilizar al pueblo catalán, al igual que lo hiciera el diputado Joan Tardá en estas horas. El presidente de Cataluña, desde el palacio de la Generalitat junto a su equipo de gobierno, ha invitado a “salir a las calles el 1-O con una papeleta para ir a votar”.

“Se ha vulnerado el Estado de derecho y vulnerado la carta de derechos de la Unión Europea, se ha aplicado de facto un estado de excepción, se han suspendido las competencias, alcaldes que son detenidos, son medidas de intimidación que el mismo Fiscal General del Estado ha reconocido, es una barra libre para hacer detenciones, se ha intimidado a medios de comunicación, bloqueo de las cuentas de la Generalitat,   violación de comunicaciones postales, bloqueo de páginas Web”, ha manifestado Puigdemont.

“Abolición de las libertades, el Gobierno de Cataluña condenamos y rechazamos la actitud del Estado español, pero damos el amparo a los miembros y a los servidores públicos de Cataluña. El Gobierno español no respeta la democracia, utiliza amenazas antidemocráticas que vulneran la democracia. Han cruzado la línea roja y han convetido un sistema antidemocrático, pero los ciudadanos seguimos convocados al 1-O”, ha concluido el presidente de la Generalitat, apelando a la legitimidad que le dieron las urnas el 27 de septiembre de 2015.

Mientras los Mossos d´Esquadra mantienen la calma en las calles, se agolpan protestas a las puertas de las consejerías de Exteriores y Economía por las detenciones que se están realizando en la intervención de la Guardia Civil. Presuntos delitos de sedición, prevaricación, revelación de secretos son los cargos que se investigan en relación a detenidos del equipo del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqeras.

El sindicato CCOO se ha movilizado en las calles de Barcelona de manera pacífica, CCOO ha parado las calles con concentraciones por protestas contra las intervenciones de la Guardia Civil, a las puertas de Asuntos Exteriores. También hay movilizaciones en la Rambla de Cataluña. Según informa nuestro corresponsal Agustín Millán, “el sindicato no ha llamado al voto ni lo ha impedido, porque entiende que es un derecho de cada trabajador que debe decidir por sí mismo”.

UGT ha subrayado que “se trata de un problema político que ha de resolverse con negociación político, no es un problema de Cataluña con España, ni de los españoles con los catalanes”, dijo Pepe Álvarez, secretario general, que fue durante más de una década secretario general de UGT de Cataluña, nos informó Millán desde la redacción de Diario 16.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre