Cartel de la exposición De Puig Antich a Puigdemont .

Los símbolos, a veces, de tanto usarlos acaban convertidos en una imagen cuyo único valor es el estético; y, vaciados de toda ideología, pululan por nuestra sociedad dibujados en camisetas o convertidos en artículos kitsch fabricados en serie. Pero también se les suele acabar convirtiendo en representantes de alguna causa que no tiene demasiado que ver con ellos. Así ha sucedido con la figura de Salvador Puig Antich a la que se compara en una exposición con la de Carles Puigdemont.

Ninguna conexión

En un afán de comparaciones forzadas la exposición con el nombre De Puig Antich a Puigdemont utiliza como promoción un cartel en el que aparece un solo rostro conformado por la mitad de la cara del militante del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL) y la otra mitad del expresidente de la Generalitat. Puig Antich era anarquista y anticapitalista; y Puigdemont un representante de un partido con fundamentos socioliberales propios del centro derecha. Motivo suficiente para que las asociaciones que defienden la memoria del último asesinado por la dictadura franquista hayan puesto el grito en el cielo. “Queremos destacar, para comenzar, que nunca ha habido ningún punto de conexión ni de ideología ni de proyecto entre Salvador Puig Antich y los actuales partidos políticos catalanes, pero todavía menos aún la ha habido con Carles Puigdemont y los partidos que representa”, han expresado en un comunicado firmado por  la Comissió Puig Antich, CGT Barcelona, CNT Barcelona, Famílies de Presos a Catalunya y el Historiador i exmiembro del MIL, Ricard de Vargas i Golarons; entre otras asociaciones y particulares.

Enemigo del estado

El de Salvador Puig Antich es un caso paradigmático. Al joven libertario asesinado en 1974 a menudo se le puede haber asociado al catalanismo quizá por tener con estos un enemigo en común. Pero hasta en esto hay una diferencia evidente: el nacionalismo catalán tiene como enemigo el Estado español, mientras que Antich era enemigo de cualquier tipo de estado. “Estamos hartas de las manipulaciones y de la apropiación de la figura revolucionaria y libertaria de nuestro compañero Salvador Puig Antich por parte de otras ideologías e intencionalidades políticas totalmente ajenas a su figura y a su postura antiestatista y de transformación radical de la sociedad”, expresan en el comunicado publicado las asociaciones y particulares que defienden la memoria de Puig Antich.

Cambiar todo para que nada cambie

La exposición De Puig Antich a Puigdemont se celebra en la sala Zanzíbar de la Floresta (Barcelona) y está firmada por Dionisio Gimenez. Los firmantes del comunicado solicitan la retirada inmediata del cartel y de todo el contenido de la muestra que compare a Puig Antich con Puigdemont. Quizá este ejercicio de salud histórica sirva para imaginarse al joven revolucionario señalando que lo que está pasando en Cataluña es, citando al escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa, “cambiar todo para que nada cambie”.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Puig Antich era un revolucionario comunista-libertario, anarquista. ¿Qué tiene en común con Puigdemont?, NADA. El primero combatía no solo el terrorismo clerical-fascista del franquismo apoyado por la burguesía española, entre ella la catalana; sino también el sistema capitalista que defiende Puigdemont y su partido. Puigdemont, por supuesto, no mataría a Puig Antich; pero lo llevaría a presidio, por la defensa de éste último del proletariado en contra de la burguesía que defiende Puigdemont y su partido. No olvidemos la historia, la burguesía catalana creo los somatenes para asesinar a los dirigentes sindicales y populares, siempre pidió la asistencia y ayuda del ejercito para eliminar el movimiento obrero.

  2. Cierto, Moine. pero mira que he encontrado. Detenidos un subinspector y un agente de Policía en Jaén por su implicación en una paliza a un hombre y su hija en plena calle. En Jaén: No te recuerda un poco los jóvenes vascos, encerrados con falsas pruebas? Si, los de Altsasua. Oihan, Julen, Aratz, Adur, Jonan, Iñaki, Jokin, Ainara. La condiciones de la agresión de los policías es la misma. : Ofenden, se rebelan y se les da una paliza y luego, un juez/a los mete en la cárcel. Estos se libran por no ser ni vascos ni catalanes. Y, todo junto no te recuerda aquellos de «apor ellos oeoeoe»? ¿Si, verdad, Moine?

    https://www.publico.es/politica/detenidos-subinspector-y-agente-policia.html

  3. Que quieres que te comente Remigio. Según el pensamiento político correcto, el reino boubónico de las españas es una democracia; identificando lo electoral con lo democrático, que es como identificar las ruedas con el coche. Cierto es que sin las ruedas el coche no se desplaza, pero las ruedas no son el coche; asimismo sin elecciones no hay democracia, pero las elecciones no son la democracia. La democracia real-concreta no puede existir en un sistema capitalista porque conlleva la decisión colectiva en lo substancial de toda organización económico-política, que es la riqueza. Todo lo demás son letanías para engatusar a imbéc….

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre