Sin más dilaciones, la respuesta a la pregunta es sí. ¿Pero, cómo? A menudo sucede que necesitamos una inyección de capital extra para solventar algún contratiempo económico que ha llegado de imprevisto. Dependiendo de nuestro sueldo y nuestros ahorros, podemos llegar a revertir la situación y solucionar el problema sin más dilaciones. Pero ¿qué pasa si no disponemos de un colchón económico ni de un sueldo mensual que nos proporcione la posibilidad de ahorrar para poder afrontar situaciones de este calibre?

A la hora de pedir un crédito, la banca tradicional siempre se ha mostrado muy exigente con los requisitos que deben cumplir sus solicitantes. Tanto es así que esto ha perjudicado a lo largo del tiempo a un montón de usuarios que, por no disponer de nómina, no han podido hacer frente a algunos pagos o inversiones imprevista. Pero la revolución tecnológica ha transformado totalmente este escenario y ha dibujado un nuevo paradigma en el que la flexibilidad y la adaptabilidad al cliente brillan por su presencia. De este modo, contratar préstamos sin nómina ya es posible gracias a algunas entidades online que gestionan estas peticiones.

Las cantidades que se solicitan con los créditos online no suelen superar los 4.000 euros y pueden devolverse en plazos de tiempo reducidos para evitar el endeudamiento de los usuarios

Normalmente se suele tratar de créditos de cantidades reducidas, que pueden ir desde los 50 a los 4.000 euros, y que se devuelven en un plazo no muy largo de tiempo. Evidentemente, siempre va a depender de la cantidad al mes que se acuerda y del total de dinero que se ha pedido. El rasgo que ha popularizado el financiamiento de estas entidades crediticias es que estas ofrecen productos de acuerdo a los diferentes públicos, sin necesidad de requisitos exigentes y con la garantía de llegar a un target mucho más amplio.

No obstante, estar exento de tener una nómina fija no significa que no se requiera de algunas características para aceptar la solicitud del préstamo. De este modo, aunque solicitar un crédito ahora puede hacerse teniendo ingresos como alquileres, pensiones o subsidios públicos de algún tipo que muestran que no será necesario disponer de un salario para la devolución del pago, los solicitantes deberán cumplir con algunos requisitos, además de cumplimentar debidamente los pagos. Un rasgo distintivo que da popularidad y confianza a este tipo de créditos es que si el deudor no puede cumplir con las cuotas preestablecidas, la entidad crediticia puede renegociar las condiciones para dar un poco tregua al usuario. 

Pedir créditos con ASNEF también es posible

Otra de las opciones que se ha popularizado gracias a la existencia de estas entidades financieras online es que ofrecen la posibilidad de solicitar mini créditos al instante con ASNEF. Pero ante todo: ¿qué es ASNEF?

Las siglas ASNEF hacen referencia a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito y su razón de ser, básicamente, es valorar la solvencia de una persona o entidad. Dicho con otras palabras, se trata de un fichero de morosos. Tanto es así que si cualquier persona va a solicitar un préstamo a una entidad financiera y dicha persona está incluida en este tipo de fichero, el banco puede dudar sobre su capacidad económica debido a que tiene una deuda contraída que no ha solventado. De este modo, estar en la lista de ASNEF puede hacer que el banco en cuestión nos niegue la concesión de un préstamo o de cualquier otro servicio bancario, hecho que nos va a repercutir negativamente en el caso que necesitemos liquidez de una forma rápida.

Tradicionalmente, aparecer en este fichero de morosos imposibilitaba que una entidad financiera aceptara la solicitud de préstamos por riesgo a la solvencia económica de los usuarios

El desarrollo de algunas entidades financieras ha posibilitado que ahora estar en la lista ASNEF no sea excluyente de solicitar un crédito de pequeña cantidad que pueda resolver cualquier desequilibrio económico del mes. Estos minicréditos están específicamente pensados para que una persona pueda cubrir una necesidad financiera en un momento dado, sin endeudarse enormemente y cumpliendo unos requisitos básicos que otorgan flexibilidad y se adaptan a las necesidades de las personas.

Todos estos créditos han ganado popularidad por concederse de manera rápida y sin necesidad de perder el tiempo con gestiones burocráticas. Aunque siempre va a depender de cada banco, normalmente la inyección de capital va a estar disponible en un máximo de 48 horas. Precisamente esta es la gran ventaja de los préstamos online, y es que pueden solicitarse de manera muy sencilla desde casa gracias a las diferentes empresas crediticias que operan desde sus plataformas tecnológicas online.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Las financieras lo ponen difícil a los que no tenemos nómina, ya que lo que les interesa es un contrato laboral y si es posible indefinido. En el caso de ser autónomo, al no tener un contrato aunque dispongas de ingresos es necesario justificar mayor cantidad de sueldo mensual para que aprueben el préstamo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre