El Palacio Municipal de Congresos de Madrid, en el Campo de las Naciones, acoge hoy la primera jornada del 39 Congreso Federal del PSOE con el mayor reto de su historia desde Suresnes. Pedro Sánchez, si quiere aspirar a gobernar, tendrá que lograr una Ejecutiva fuerte y plural que le apoye sin cortapisas.

Pero el líder socialista, tras su rotundo éxito en las Primarias, tendrá este fin de semana también que afrontar el reto de conseguir un consenso para afrontar el PSOE la situación que se vive en Cataluña con la convocatoria del referendum.

Los actos del domingo -salvo la votación de los órganos federales- tendrá lugar en el cercano Pabellón 3 de IFEMA. Y de allí saldrá reforzado, Pedro Sánchez como líder absoluto de su partido. De no ser así, el partido volvería a vivir una crisis que daría ventaja a Podemos frente al electorado. Algo que ni los varones socialistas ni Pedro Sánchez se pueden permitir.

Militantes, simpatizantes y ciudadanos estarán pendiente, a través de los medios de comunicación acreditados, como es el caso de Diario16, del desarrollo de este congreso en el que con toda probabilidad la líder andaluza dejará de ser clave para el PSOE de los próximos años . Sustituirá en la ejecutiva a Susana Díaz, como ya adelantó Diario16, Fernández Vara. El presidente extremeño formará así parte del equipo de Sánchez, pero desde una visión más crítica. Además, Patxi López también estará en esa ejecutiva que salga del 39 congreso Federal.

Ábalos será el hombre fuerte, tras Sánchez, del PSOE en esta nueva etapa. Hombre de partido, prudente y con experiencia. El resto de miembros de la ejecutiva que ya se han dado a conocer serán hombres y mujeres del nuevo líder socialista, como Odón Elorza u Óscar Puente. La nueva presidenta del partido será también alguien muy cercana a Sánchez: Cristina Narbona.

Es poco probable que Pedro Sánchez haya olvidado que su salida de la secretaría general se llevó a cabo a través de la dimisión conjunta de la mitad de anterior ejecutiva. Por lo que en su ejecutiva habrá una mayoría de miembros leales a su liderazgo.

Las enmiendas relativas a la configuración territorial del Estado dejarán abierto el debate, más que cerrarlo. La idea de abrir una subcomisión en el Congreso que explore las posibles soluciones al conflicto catalán indica más bien una voluntad de hablar que un proyecto ya pensado.

Cualquier reforma constitucional relativa a la estructura territorial exige, hoy por hoy, el acuerdo del Partido Popular y de los millones de votantes que este representa. No quiere decirse que el PP no acepte en un momento dado una reforma defendida por los socialistas, pero si que es muy difícil que eso ocurra con Rajoy como presidente, puesto que prácticamente toda su estrategia política ha pasado y pasa por un rechazo total y obstinado de la reforma constitucional.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre