El portavoz socialista de Fomento, César Ramos, ha reclamado al Gobierno, tras la dimisión de José Manuel Vargas como presidente de AENA, que “nombre a un presidente que piense más en el interés de los ciudadanos y en el interés público que en el interés de los accionistas, como ha sido lo habitual en la gestión del presidente dimitido de AENA”. “El gobierno tiene ahora la oportunidad de rectificar todos los errores cometidos desde la presidencia de AENA en los últimos años y que han sido denunciados reiteradamente por el grupo socialista”, ha añadido.

El portavoz socialista no ha entrado a valorar la decisión del ex presidente de AENA, “al ser una decisión personal”, pero ha señalado que “creíamos que había motivos sobrados para el cambio en la presidencia de AENA”, tal como había pedido el grupo socialista en el mes de agosto.

Ramos ha advertido de que el nuevo presidente de AENA “tendrá sobre la mesa mucho trabajo y muchos errores cometidos por la anterior dirección que rectificar”. En este sentido, ha reclamado que, a partir de ahora, en los contratos y concesiones que se saquen por parte de la compañía, “piense en garantizar salarios dignos y las condiciones laborales de trabajadores, para evitar lo ocurrido en los últimos años donde las condiciones de licitación de los contratos de la compañía garantizaban más beneficios a los accionistas y peor condiciones laborales a los trabajadores”.

Además, ha reclamado que se “retire el lote 22 de AENA del aeropuerto de Barcelona, que ha provocado un conflicto laboral por empeorar las condiciones laborales, y negocie con los representantes de los trabajadores nuevas condiciones de licitación”. También “que se siente con los representantes de los trabajadores de los servicios de seguridad para llegar a un acuerdo que permita que no volvamos a vivir la situación que de este verano en el aeropuerto del Prat, que ha perjudicado a la imagen de España en un sector tan importante como es el turismo y ha originado muchas molestias a miles de pasajero, por falta de capacidad de negociación del gobierno y el presidente de AENA”.

Además –ha continuado- el nuevo presidente de AENA “tiene sobre la mesa la amenaza de huelga de los trabajadores de la compañía por el deterioro que han sufrido sus condiciones laborales durante los últimos años, algo incomprensible en una compañía que –según presumía el Gobierno-, daba grandes beneficios a sus accionistas”. “Pedimos al nuevo presidente que se siente a negociar con los sindicatos desde el día siguiente de su nombramiento”, ha exigido.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre