Pedro Sánchez, hoy en los desayunos de Europa Press / Foto Agustín Millán.

El secretario general, Pedro Sánchez, anunció ayer que el PSOE presentará el próximo jueves en el Congreso “la propuesta de crear una Comisión parlamentaria para el diálogo sobre la evaluación y la modernización de nuestro modelo territorial”, porque los socialistas -dijo-“estamos convencidos de que la única fuerza que resolverá la situación en Cataluña es la fuerza del diálogo y porque creemos que el Congreso es el lugar adecuado para practicar ese diálogo

Con la visión puesta en las leyes que se van a aprobar de manera inminente en el parlamento de Cataluña, y el conflicto generado por el referéndum, el PSOE ha celebrado plenario de su ejecutiva . En la reunión se ha anunciado la propuesta en el Congreso así como afianzar su Declaración de Barcelona.

El PSOE, según Sánchez,” tenemos el mismo planteamiento: durante estos últimos seis años han sobrado muchos reproches y ha faltado mucho diálogo. Decirles a quienes van a plantear la imposición unilateral de sus leyes, que van a poner en riesgo la legalidad vigente, la quiebra del Estatuto de Cataluña a través de un proceso de dudosa democracia. Les decimos que el salto al vacío no es una salida. Querer arrastrar a una sociedad a ese salto al vacío no es más que una irresponsabilidad”, afirma.

Para Pedro Sánchez, en el conflicto catalán “han sobrado muchos reproches y ha faltado mucho diálogo”

En democracia, a juicio del líder socialista, “es lo que hemos compartido en la ejecutiva, las vías unilaterales no existen”. A su juicio, la solución a los problemas de la convivencia que hoy se viven en Cataluña “se llama diálogo y el principio de la solución es la palabra”.

En los últimos seis años, según el PSOE, se ha querido gobernar España con Cataluña dentro sin escucharla; se ha gobernado como si Cataluña se hubiera marchado ya. Y así muchos catalanes se han ido desconectando viendo a España de manera lejana. A juicio de Pedro Sánchez, “cuando la realidad es precisamente la contraria: la Generalitat, como el resto de administraciones territoriales del conjunto del país, es Estado. Todas las instituciones catalanas son Estado”, declara.

Para el PSOE, Sin la ley no hay salida, pero sin diálogo tampoco. En este sentido, Sánchez insiste en que “ no se puede pasar por encima de la Constitución. Pero los políticos responsables no podemos pasar por alto los deseos de la mayoría de la sociedad catalana que quiere renovar su compromiso con España. La solución de la crisis Cataluña saldrá del diálogo, no con amenazas. En democracia las vías unilaterales no existen”.

El PSOE propone trabajar juntos por superar la actual apatía, “por conquistar el afecto de muchos catalanes que han sentido al Estado lejos y que han perdido parte del sentimiento de pertenencia al país que es España”, confirma Sánchez.

Los socialistas entienden que se han buscado muchas barreras, muchos enfrentamientos en estos últimos seis años. Por ello, Sánchez insiste en que “no deberíamos abundar más en estas cuestiones. Si no hacemos nada, nuestros hijos y nietos nos recriminarán nuestra apatía. No queremos llegar a ese punto”. El líder el PSOE confirma que “creemos que tenemos una oportunidad para demostrar inequívocamente que el Estado tiene la voluntad política necesaria para iniciar un diálogo constructivo antes y después del 1 de octubre. Sin exclusiones”.

Reconciliar a los pueblos de España es el objetivo político más importante que tiene la sociedad española durante los próximos meses, según Sánchez. Por ello, propone que todas las fuerzas políticas caminen juntos a partir del diálogo en esta crisis en Cataluña.

En esa Declaración de Barcelona se fijaron para los socialistas las propuestas que sirven para reconstruir los puentes y abrir un nuevo tiempo que supere los desencuentros que vivimos en Cataluña. Según Sánchez, “Consideramos que esta declaración es un plan integral para Cataluña y también para España”.

La hoja de ruta marcada en la Declaración de Barcelona, para el PSOE, en el impulso de las lenguas, la voluntad de renovar el modelo de financiación autonómica, la cultura, algunas cuestiones simbólicas como la anulación de los juicios sumarísimos al presidente Compans.

Pedro Sánchez explica que “hacemos un llamamiento a todas las fuerzas políticas para comenzar ese diálogo constructivo. Abramos la vía a la comunicación porque hay mucho espacio al diálogo”. A su juicio, La única fuerza que puede resolver la crisis de Cataluña es el diálogo.

Para ello, el PSOE propone la creación de una Comisión parlamentaria para conversar y evaluar sobre la modernización del actual estado autonómico. De esta manera, según los socialistas, se podrá plantear el debate sobre la crisis territorial. Esta comisión tendrá un carácter abierto a la sociedad. Nuestro marco de convivencia necesita una revisión, según el líder socialista.

Pedro Sánchez, según ha confirmado, hablará con el Presidente de Gobierno para presentarle la propuesta de apertura de la comisión en el Congreso de los Diputados y a continuación informará también al resto de fuerzas parlamentarias. Para el secretario general, “si entre todos creamos este espacio de diálogo, estoy convencido de que el mensaje que trasladaríamos sería el más poderoso: nuestra determinación de reconstruir la unión entre los pueblos de España. Si lo hacemos, todos los ciudadanos estarán orgullosos de sus representantes”.

Con el inicio de ese diálogo constructivo, el PSOE espera que gane España y ganará Cataluña: ganará el conjunto del Estado, según su criterio.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre