Mario Marín quedó en libertad con cargos. Foto: FACUA.

La jueza instructora del caso Magrudis ha decidido enviar a prisión sin fianza a Sandro Marín Rodríguez, administrador único de la empresa cárnica causante del mayor brote de listeriosis registrado en España, y a su padre, José Antonio Marín Ponce, supuesto gerente de Magrudis, después de tomarle declaración durante poco más de una de hora en los juzgados de Sevilla.

Sandro Marín respondió sólo a las preguntas de la jueza. Se acogió a su derecho a no declarar a las preguntas del fiscal y la acusación particular ejercida por la asociación FACUA. Poco después le tocó el turno de declaración a su padre y presunto dueño de la empresa.

Poco antes, la jueza decretó la puesta en libertad con cargos de su hermano Mario. El último en pasar a disposición judicial ha sido José Antonio Marín Ponce a última hora de esta mañana.

Poco menos de una hora ha durado la declaración de Mario Marín, hijo menor del supuesto gerente de Magrudis, ante la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, Pilar Ordóñez, que ha decidido ponerlo en libertad con cargos y la obligación de acudir cada 15 días a los juzgados.

Los agentes de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente de la Guardia Civil han interceptado conversaciones telefónicas entre los responsables de Magrudis que pueden ser relevantes para la investigación, según ha informado la asociación de Consumidores FACUA.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre