La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, ha decretado prisión sin fianza, y ha aprobado la entrega a Italia de Norbert Feher, exmilitar de origen serbio conocido como ‘Igor el Ruso’ o ‘Igor Vaclavic’, autor del triple asesinato de Teruel en el que fallecieron dos guardias civiles y un ganadero, pero ha condicionado el traslado a que el acusado cumpla antes sus obligaciones penales en España, ha informado la Audiencia Nacional.

Lamela le ha tomado declaración por delitos de robo y asesinato por los que Italia pide la entrega del detenido, han informado fuentes de órgano judicial.

En cumplimiento de esa euroorden, la juez le ha informado de la causa que tiene pendiente con las autoridades judiciales italianas y le ha preguntado si acepta ser entregado a ese país.

Norbert Feher ha solicitado intérprete de italiano y en ese idioma ha manifestado que acepta ser entregado a Italia, detallando que se encontraba en España desde el mes de septiembre y que no tenía ningún trabajo.

Las fuentes han precisado que esta entrega no se ejecutará hasta que cumpla con las responsabilidades penales que tiene en España, y que además Italia podría solicitar una entrega temporal para ser juzgado allí por los hechos por los que se le reclama en aquel país.

Norbert Feher está acusado del asesinato el pasado jueves de dos guardias civiles, Víctor Romero y ctor Jesús Caballero, y del ganadero José Luis Iranzo, que murieron tiroteados en una zona ubicada entre los municipios turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra.

Asimismo, el ciudadano serbio es el presunto autor de los disparos que hirieron el pasado 5 de diciembre a dos vecinos de Albalate del Arzobispo.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLos maquinistas del Metro de Madrid anuncian huelga
Artículo siguienteCadenas
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre