La Guardia Civil está investigando la denuncia de una joven por un presunto caso de abuso sexual sufrido durante su estancia en una fiesta ilegal celebrada el pasado 13 de febrero en un chalet destinado a alquiler turístico en la localidad madrileña de Colmenarejo.

Medio centenar de personas, entre las que se encontraban varios concursantes del programa televisivo de Telecinco ‘La isla de las tentaciones’, participaron en la fiesta ilegal sin respetar las medidas de seguridad y distanciamiento debido a la pandemia.

Fuentes de la investigación han apuntado a la agencia Efe que la joven, una estudiante de intercambio, conoció a los organizadores de la fiesta en un local de la calle Arce de Madrid el sábado 13 de febrero.

Medio centenar de personas incumplieron las normas de seguridad por la pandemia en un chalet de uso turístico

Desde allí se trasladaron al lugar donde presuntamente se cometió el abuso sexual sobre la joven, situado en una urbanización privada de 400 metros cuadrados y 2.500 metros cuadrados de jardín. El chalet es una villa y tiene siete camas y cuatro baños, y se oferta en una plataforma de pisos turísticos por un precio de 848,30 dólares por noche, poco más de 700 euros. Los organizadores del encuentro ilegal alquilaron la vivienda para los días 12 y 13 de febrero pasados, según ha informado el propietario de la vivienda.

El alquiler de este chalet se realiza para un grupo de un máximo de 10 personas. Fue el mismo propietario de la vivienda el que alertó a las fuerzas de seguridad tras constatar la llegada de numerosos vehículos al lugar de los hechos.
La denuncia del presunto abuso sexual se interpuso dos días después de la concentración ilegal y la joven aseguró que fue drogada para mantener relaciones sexuales con varios hombres.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre