Dependiendo de la necesidad económica que tengas en un determinado momento, hay más de una opción para solicitar un préstamo. Y cuando hablamos de más de una opción no es más de un banco, ahora existen otras instituciones que facilitan aún más una solicitud.

Y es que la presencia de Internet en nuestras vidas ha contribuido a facilitarnos muchos procesos cotidianos o no tanto, pero que contribuyen. Ahora no tienes que ir hasta el teatro para comprar las entradas del próximo estreno, ahora lo puedes hacer por Internet.

Actualmente, si tienes una molestia estomacal, o un principio de gripe, por Internet puedes pedir un calmante y te lo llevan a donde lo necesites y también puedes solucionar una emergencia económica solicitando un préstamo en línea, como puedes ver en este enlace https://www.prestamosrojos.com/, donde Préstamos Rojos te orienta en ese sentido.

Tipos de préstamos

Las instituciones bancarias han sido por el excelencia el lugar donde se suele ir a solicitar préstamos, siempre a sabiendas de lo engorroso que resulta todo el papeleo y el tiempo final de respuesta, y en muchas ocasiones la urgencia es inmediata.

La tecnología ha permitido la fusión de ella con el tema financiero y se han creado las FinTech (Financial Technology), empresas que combinan la tecnología con lo financiero en un sin fin de ramas, y que una de ellas es el otorgamiento de préstamos y créditos en tiempos realmente increíbles y con mucha agilidad en su aprobación.

Claro que, aún existen algunos tipos de préstamo en los que la mejor vía de obtención son las entidades bancarias, pero cuando se trata de emergencias y de la rapidez para la resolución de una situación puntual, las FinTech se han convertido en la mejor solución.

Por el contrario, si hablamos de préstamos de mayor envergadura como, por ejemplo, un préstamo hipotecario, las entidades bancarias son la solución más efectiva para ello. En este enlace de Préstamos Rojos https://www.prestamosrojos.com/prestamos-hipotecarios/ podrás leer con todo detalle sobre ello.

Sin embargo, te podemos adelantar que normalmente en lo que ha préstamos hipotecarios se refiere existen tres tipos. Los hay de cuota variable, de cuota fija, y los que combinan ambas modalidades. Obviamente los de cuota fija se refieren a aquellos cuyo interés y cuota mensual, durante el lapso acordado para su pago, no varían.

Los hipotecarios variables son aquellos cuyo tipo de interés varía en función de un índice de referencia, normalmente el euríbor. Razón por la cual también variará la cuota mensual a pagar sobre el préstamo.

Y los mixtos son aquellos que, en el momento del otorgamiento, se establece que durante los primeros años (previamente acordado) se pagará en función a un interés y cuota fija, para después pasar a una tasa y cuota variable en función al comportamiento del euribor.

Básicamente, para que una institución bancaria te otorgue un préstamo hipotecario debes ser una persona con solvencia económica. Esto implica contar con ingresos fijos. Con toda seguridad, el banco te solicitará nóminas y una comprobación de tu vida laboral con la finalidad de estar al tanto de tu flujo de ingresos.

De la misma forma, debes demostrar que puedes aportar el pago inicial del 20 % del valor de la vivienda, la conocida “entrada”. Este es un requisito que solicitan los bancos, dado que el Real Decreto 716/2009, sobre regulación del mercado hipotecario, establece un límite máximo de financiación, por lo que las entidades financieras nunca prestan más del 80 % del valor de la vivienda.

Pero si lo que estamos buscando es resolver un problema inmediato, una reparación del coche, un problema de salud, o las ganas de ir solo o con la familia de vacaciones, los préstamos o créditos que otorgan las nuevas FinTech son la vía expedita para ello.

Las FinTech que se dedican a otorgar préstamos y créditos rápidos son instituciones que funcionan en su totalidad en línea, aunque algunas pueden contar además con atención telefónica.

Para solicitar un préstamo de estos, solo necesitas un dispositivo con acceso a Internet, un ordenador, una tablet, o un móvil. Con solo eso, ya tienes casi todo el camino recorrido.

En este tipo de préstamos el papeleo no es un problema, porque casi no existe, o simplemente no existe, y el tiempo de respuesta se considera inmediato, como la que se explica en este enlace https://www.prestamosrojos.com/creditstar/.

La entrega de la cantidad solicitada en un préstamo rápido de una Fintech va de 48 horas a 15 minutos, dependiendo de la cantidad y la institución. Y hasta te pueden otorgar un préstamo de hasta 500 euros sin intereses, si es la primera vez que solicitas un préstamo rápido.

Estas fintech tienen otra ventaja importante ante un banco, y es que están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año. Es una opción ideal si estás de vacaciones y se produce algún accidente, por ejemplo.

Con solo tu DNI, tu número de teléfono, dirección de correo electrónico y los datos de tu cuenta bancaria estarás a unos minutos de la solución a tu problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =